1998/12/31

1914 Mi cara transparente

Y al quedar desértico mi corazón
Me miré en el espejo
De mi interior
Y mi cara transparente
Me mostró lo urgente
De mi ruina interior,
Yo sabía que un día
Cuando tuviera baldío
El corazón,
Sufriría como si fuese
Un mártir de la inquisición,
Pero cuando mi cara transparente
Se reflejó en el espejo
De mi interior,
Yo sentí que la amargura
Florecía como florece
Perennemente
La vara de Aarón,
Como la señal creciente
De mi extrema desesperación.

1913 Al otro lado de la luz

Cuando me tomaste bajo tus alas
Cual querubín poseído
Del poder de la ilusión,
Y me llevaste a lo interno
De la casa impoluta
De tu corazón,
No pensé que resucitaría
A la locura de amor
Con que me obsequiaste
Tus caricias y tu pasión.
Pero luego de saber
Que tu tierna habitación
Estaba colocada
Al otro extremo del dolor,
Del lado contrario de la razón,
Justo al otro extremo de la luz
Con que cegaste mi corazón,
Yo rendí las murallas internas
Que acorralaban mi interior,
Y dejé que mis aguas corrieran
Y fluyesen como si fueran
El río de luz cristalino
Que mana de tu corazón.

1912 Deriva postrera

Cuando tú no estás
En esta pequeña isla
Que tengo en el lugar de mi corazón,
Me siento en ese instante
Como un dios decadente,
Como un barco a la deriva,
Como un ciego en parapente,
Como una tortuga que no arriba
Hasta la mar omnipotente,
Cuando tú no estás
En esta pequeña isla
Que tengo en el lugar de mi corazón,
Me transformo en el momento
En que se vuelven mis sentimientos
Ocaso de estrella refulgente,
Inmenso mar de lamentos,
Luna que naufraga en la corriente
De la ansiedad y el sufrimiento.
Cuando tú no estás
En esta pequeña isla
Que tengo en el lugar de mi corazón,
Se apagan las luces eternas
Que tengo en mi interior
Y salen de sus cavernas
Dioses del ocaso aniquilador
Empujándome sin que lo quiera
A la deriva postrera
Donde morirá mi corazón.

1911 Aferrado a mi tabla

Este tu amor que no he de alcanzar
Se convierte en mi mente
En una tabla
A la que me he de aferrar,
Para no dejarme sucumbir
En este vasto y fiero mar
Que significa para mi
El hecho de que tus ojos
No los vuelva a mirar.
Si la soledad supiera
El inmenso y vasto mal
Que hace a mi planeta
Sumergirme en este andar,
Buscando siempre en mi locura
Alguien que me pueda amar,
Como me amaste en los tiempos
En que mi ser navegaba
Por los siete mares
De la felicidad.
Si pudiera mantenerme
Flotando hasta que un día
Me rescate cual Simbad,
Un barco tripulado de caricias
De ternuras absolutas
Y de mimos sin mezquindad,
Yo podría soltar la tabla
Que me ata
Al tiempo pasado en que te tuve
Navegando por mi océano,
Bogando por mi inmensidad.

1910 Pájaro pelágico de alas rotas

Un pájaro pelágico de alas rotas
Llegó a asentarse un día
Al borde de mi corazón
Trayendo en su pico melodía
Y una flor poseída de pasión,
Y entre sus plumas ese día
Me acogió el humano corazón
Que tenía,
Desde el tiempo en que te fuiste,
Sin calor.
Un pájaro oceánico de alas cortas
Cuyo nombre era amor
Susurró a mi oído un día
Que en mi vida el dolor
Ya nunca jamás volvería
A desalborotar mi temor
Y que esa jornada sería
El momento en que su nido
Hiciera en la tierra
De mi corazón.

1909 Diluvio oceánico de desesperación

Cuando como un náufrago te vi
Alejarte de mi isla solitaria,
Como si fueses maratonista olímpico
Que se desplaza
Hacia una meta desconocida,
En mi sediento y yermo ser,
Desértico y árido por dolor
Se desencadenó como por conjuro
Un diluvio oceánico de desesperación.
Yo quería que mis manos
Fuesen ramas de baobab
Para tocar tus nubes,
Yo quería que de querube
Mis pies tuvieran alas
Y alcanzarte,
Para besar tu pecho
Con la ternura
Más insana que mi capacidad
Me hubiese permitido ultrapasar.
Pero como un náufrago te vi
Alejarte de mi isla solitaria,
Como si fueses lo mismo
Que maratonista olímpico
Que fugaz se aleja
De la escena
En donde habría podido salvar
Un náufrago de cordura,
Iluso huérfano de tu amor,
Un extraviado hijo de la ternura,
Abandonado despojo del dolor.

1908 Vagante

Vagante,
Como una estrella rutilante
Por los prados de Belén
O vacío satélite errante
En los campos del Edén,
Se ha vuelto mi corazón
En este crepúsculo interno
Que me crece cada instante
En la medida
En que tu vida y mi vida
Se separan sin razón,
Mi ser se ha vuelto un ser
Melancólico, triste y añorante
Como si fuese planeta gimiente,
Como un quásar ambulante,
Como cometa indigente,
Marchita luna agonizante,
Lúgubre astro decadente,
Como némesis sollozante,
Taciturno universo muriente.

1907 Sombras

Creí que solo una ventisca
Sería necesaria
Para disipar estas sombras
Que me nublan hoy el sol,
Pensé que un leve ventarrón
De esos del otoño
Podría arrebatar
Esa colección de nubes
Grises y tormentosas,
Que se han instalado
En mi garganta y corazón,
Imaginé que un vendaval
De sonrisas a simular
Me podrían liberar
De la oleada de penumbras
Que me macera el corazón,
Yo pensé que una ráfaga
De auto balsámicas caricias
Me podrían rescatar
De esta vórtice de tinieblas
Que me apretuja el interior.
Es que no sabía que la nostalgia
Se había enroscado
En la carne de mi corazón,
Como si fuese un caracol,
Como si fuese un tornillo,
Que se ha ensortijado
En lo hondo de mi razón,
Como si fuese un rizo,
Como un bucle, una voluta,
Espiral viciosa de dolor,
Y que no habría jamás
Tromba que se repute de serlo
Ni vorágine, ni torbellino,
Ni huracán, tornado o tifón,
Que pudiese desterrar
De mi corazón de hombre
Las desmesuradas sombras
Que dejaste en mi interior.

1906 Hoguera

Acerca tus ojos escrutadores
A este mi corazón,
Y descubre el desperdicio
Galáctico,
Este desorden cósmico
Que tengo en mi interior,
Me he vuelto una ruina virgen,
Un deshabitado iglú
Sin calor,
Como un pabilo apagado
Por los vientos de la desilusión.
Mi alma otrora eufórica
Se encuentra mutilada
De dolor.
Permanentemente giro y giro
En torno a ti sin control
Como si fuese un tiovivo
Yo solamente vivo
Para encontrar el calor
De tus manos desnudas
Que sirvan
De hoguera para mis alas
Heridas por la soledad,
Mutiladas por la ilusión.

1905 Sol

El sol que como noria celeste
Saca y seca las aguas
De mi oceánica apasionada ilusión,
Al pasar mi corazón
Por el solsticio de tristeza
Al que has tirado mi razón,
No me permite más que rendirme
A tu insinuante pretensión.
Qué daría porque estas manos
Olvidasen la forma de tu cuerpo,
Para extinguir este fuego
Que me tortura por dentro,
Que daría porque mis ojos
No mirasen por tus sentimientos
Para desterrarte por siempre
De mis envanecidos pensamientos,
Que daría porque el sol
Como cósmica noria celeste
Sacara y secara
Por completo las aguas
De mi ilusionada pasión,
De mi apasionada ilusión,
Para que al pasar mi corazón
Por el solsticio de tristeza
Al que has tirado mi razón,
Yo pueda resistirme
A tu insinuante pretensión,
De querer ser en mi vida
Mi arcángel,
Mi estrella, mi cosmos,
Mi aurora, mi alba,
Mi vida, mi muerte,
Mi sueño, mi ilusión,
Mi utopía,
Mi luna y mi sol.

1904 Punto

En el mismo punto
Donde en lo interno
De mi corazón
Incrustaste la agonía
De verte desvanecer,
Como un arcángel errante,
Ante mis ojos,
Ahí ha crecido a su antojo
Un árbol de desilusión
Que no me deja espacio
Ni para que florezca mi canción.
Al paso del tiempo
De que no estas aquí,
En el punto en donde plantaste
Esta, mi desesperación,
Ha crecido una arboleda
Gigantesca y sin parangón.
Si fuera tan simple
Como destornillar el sentimiento
Que tengo enroscado
En mi corazón
Ya hace tiempo que al querer
Llamarte desesperado
Las ramas habría talado
De tu árbol de frustración
Y habría reforestado
Mi pecho desesperado
Con árboles de ilusión,
Pero he llegado al estado
En donde no se si sabré
Hacer otra cosa que no sea
Comer como bisonte que rumia
Tus hojas de desilusión.

1903 Ocaso

Una naranja triste
Que cuelga suspendida,
Como la lastimosa espera
Que tengo balanceándose
En mi corazón.
En esta hora, mi sol
Incansablemente espera
Que vengas con tus alas
De omnipotente dios
Y me raptes de esta tierra
Hasta tu mundo de amor,
Pero es tan inútil la espera
Que se fatiga mi interior,
Y pienso que mi quimera
Se marchitó como flor
Que al pasar la primavera
Pierde su mágico rubor.
Así este amor por la espera
Ha perdido su candor.

¿acaso ha llegado el ocaso
Al parnaso de nuestro amor?

¿quién desató esos lazos
Que te ataban a mi corazón?

¿quién ha pintado el crepúsculo
Con este anaranjado color?

Ha sido la larga espera
A la que enfrenté mi pasión.

1902 Luna

En su apogeo la pálida luna
Me robó el corazón
Dejando mi suspirante pecho
Vacío de pasión.
Como si fuese la mirada
De un cíclope hechizado
Permanece a mi lado
La estela que me dejaste
Y que no he podido justificar
Ante nadie.
Escruta en lo hondo de mi cuerpo
Como si fueses buzo abisal
Para ver si puedes hallar
Esos cofres envejecidos,
Perdidos,
Arruinados,
Malheridos.
Que dijiste
Que dejaste
Pero que no dedujiste
Que gastaste
Al momento en que te fuiste
Y de mi espíritu te llevaste
Toda luz que emergía
De mi iluso interior.
Tu eres luna que robaste
Mi pobrecito corazón
Dejando mi suspirante pecho
Baldío de ilusión.

1901 Impregnada en los bastones de mis insomnes pupilas

Aunque caminé más allá de ti
Mi ojo se quedó en tu compañía,
Y bañé mi pupila desesperada
En el mar de calma
Que significó tu rostro
A mi existir.
Bebí en un breve instante
Del oasis de tus labios,
Y enjugué las lagrimas de mi garganta
En la armoniosa forma
De tu rostro,
Aunque seguí caminando
Más allá de ti
Mi ojo se quedó escrutando
La armonía absoluta
De tu cuerpo.
Deslicé mi pupila insomne
Por tu pecho,
Y quise que mi lengua adormecida
Hubiese podido musitar
Alguna cosa,
Pero seguí caminando mas allá de ti,
Y aunque mi ojos permanecieron
Como guirnaldas decorativas
Pendientes de tus ojos,
No me fue posible
Permanecer en tu compañía,
Pero aun así mis ojos
Te fotografiaron mil veces
Y aun permaneces aquí
Imantada a mis retinas
Como hiedra fresca,
Impregnada en los bastones
De mis insomnes pupilas.

1900 Tu mirada es el salvoconducto

Tu mirada
Es el salvoconducto
Que en solsticios de tristeza
Me lleva a la nube de delirios
Que se encuentra en tu alma.
Yo quiero
Como si fuese un ícaro moderno
Remontarme por encima
De tus cirros y tus cúmulos,
Recostar mi cuerpo
Entre tus nimbos
Y que tus mimos
Sin piedad enquisten la congoja
Que ensombrece mi existir.
Porque tu mirada
Es el salvoconducto
Que en solsticios de tristeza
Me lleva a la nube de delirios
Que se encuentra en tu alma.
Yo quiero
Como si fuese un carro de fuego
Elevarme por encima
De tu ozono y de tu éter,
Bañar mi cuerpo
Entre tu helio
Y que el misterio
De tus labios deshilvanen la locura
Que posee mi existir.
Porque tu mirada
Es el salvoconducto
Que en solsticios de tristeza
Me lleva a la nube de delirios
Que se encuentra en tu alma.

1899 Suspiros

Agobiante,
Como la presión que siente
Un esclavo revolucionario
Ante su amo omnipotente.
Así son los suspiros delirantes
Que salen de mi espíritu errante.
¿Cuántas veces he musitado
Tu nombre
Como si fuese un mantra
A orillas del río Ganges?.
¿Cuántas veces las falanges
De mis dedos
Han tocado la puerta
De tu amor?.
¿Cuán grande este dolor
Va a autoreverdecerse
Como la vara de Aarón?.
Porque sin ti,
Me siento así de perdido
Como el ojo del pájaro herido
Que transmigra
En medio de un temporal,
Y los suspiros
Que me salen del alma
Aumentan los eslabones
Que me anudan
A esta vida agobiante
Y sin calma.

1898 El árbol de la risa

Lanzaré como un bumerán
Mis besos
A tu árbol de la risa
Porque quiero que tu boca
De mágica profetisa
Pertenezca al conjunto desordenado
De mi delirar.
Tu risa se quiebra por dentro
De mi cuerpo enternecido
Y me recorre el interior
Como si fuese aerolito
Que viaja por los pasillos
De la aurora.
Qué he de hacer ahora,
Si mi ser es una noria
Que fantasioso gira
En torno a tus ojos y tus cejas
Cual ejes.
Como druida poseído
Por espíritu de adivinación
He vislumbrado la dicha
Que se cierne sobre nosotros
Como si fuese un pájaro de fuego
Que quema nuestras pupilas.
No quiero salir del estado
Que provocas en mi espíritu
Y que me hace sentirme
Catapultado,
Como proyectil de arma perniciosa
Por encima de los estratos,
Los cúmulos y los nimbos.
Cuando tu risa me posee
Yo puedo, si quisiera,
Caminar sobre las aguas
Y cuando tu beso me besa
Siento que salgo disparado
Fuera de la rueda de mi karma.

1897 Linterna

Yo quiero una linterna,
Pero no mágica ni prodigiosa,
Quiero una linterna luminosa
Que me pueda ayudar a salir
De este túnel estrecho
En que se encuentra mi vivir.
Tus ojos pueden servir
Para dar con mi camino,
Y encontrar un beso cálido,
Un beso que sea tierno
Yo no quiero un beso pálido,
Ni un beso hecho de invierno,
Yo quiero un beso no árido
Que me saque de este infierno,
En donde se me cayó el espíritu
En el medio del camino
Cuando andaba en la búsqueda
Del sortilegio de tus mimos.

1896 Vértigo

Una expansiva onda en forma de espiral
Absorbió mi cuerpo una mañana de percal
Y me catapultó al abismo de tu risa inmaterial,
Cuando la noche aún era clara
Y mi amor en tus piernas florecía
Yo naufragué como una hoja
Que desfoliada se despoja
De su rama perenne y moja
Su cuerpo en tus labios de metal.

Una expansiva onda en forma de espiral
Absorbió mi cuerpo una mañana de percal
Y me catapultó al abismo de tu risa inmaterial,
Cuando la noche aún era clara
Y mi amor en tus piernas florecía,
Yo acuaticé como una noria
Que fuera de su eje y sin victoria
Se deja arrastrar por la gloria
De tu cuerpo de querube angelical.

1895 Memoria

Esta memoria envejeciente
No solo le a dado con recordar
Los momentos relucientes
Que viví contigo en mi nidal
Sino que quiere desenterrar
Los crepúsculos ardientes
Que olvidados en mi mente
Había olvidado borrar.
Si yo hubiese sido quien soy
Tanto tiempo atrás
No estaría viviendo estos años
De perenne y no caduca soledad,
En mi memoria puedo encontrar
La devoción crepuscular
Con que atabas mi cuerpo a tu nidal
Como si fuese un capullo celeste
Tejido por los dioses
De la felicidad.

1894 Tuve una voz que gritaba en desesperación su agonía

Para oír esta, mi voz,
Resquebrajada, agónica y desesperada,
Rasgada, desarmónica y angustiada,
No se precisa
Tener un oído educado
En materias de eufonía,
Sólo basta que mires mis ojos
Cómo naufragan en agonía.
Mi voz es una campana
Que repica sin melodía,
Es una luna ahogada
En los mares de la fantasía.
Es preciso decir:
Que tuve una voz que gritaba
En desesperación su agonía,
Y que las alas de querube
Que antaño poseía
Las perdí en el naufragio
En donde perdí tu compañía.
¿Qué he de hacer con la voz que tuve,
Y que no puedo rescatar?
¿Qué haré con las alas de querube,
Que no pude desplegar?
¿Qué he de hacer con la negra nube,
Que autoritaria se hubo de instalar
Provocando las sombras que cubren
Cada espacio donde mirar?
Para oír esta, mi voz,
Resquebrajada, agónica y desesperada,
Rasgada, desarmónica y angustiada,
No se precisa
Tener un oído educado
En materias de eufonía,
Solo basta que mires mis ojos
Cómo naufragan en agonía.

1893 Nuestros cuerpos en flor

Yo despetalizo,
Tu despetalizas...
Mi cuerpo es una flor,
Mírame como transmutante
Puedo ser rosa, clavel o alhelí.
Tus labios son instrumento despetalizante,
Mis manos son de amor
Un cántaro rebosante.
Dame de tu boca revitalizante
Restaurante,
Despusilanimizante,
Refrescante,
Alucinante.
Para que cesen
Mis suspiros de gimiente
Y pueda mi espíritu humano
Convertirse
En una mariposa errante,
En cohete ultrapasante
Que llegue a las estrellas.
Y al transcurso de mil años
Si sólo apenas mi lengua enardecida
Mora en otros palacios,
Yo te pediré de nuevo
Despetalizar cada una
De las margaritas en flor
Que crecen autónomas en mi interior.

1892 Sette e mezzo della sera all’università

Sette e mezzo della sera
All’università.
La pioggia ha smesso di cadere
Ed il mio spirito è cominciato
A levitare
Per l’effetto del tuo bacio
Sul mio ventre.
Non posso dire
Che non posso fare
Nulla senza te,
Ma devo dire che senza te
La mia anima scadde
Come se fosse lo stesso
Che il tramonto impercettibile
Del sole
Al tempo di baciare
Il ventre della terra
Sopra il mare.

1891 Marchita marchita

Nuevamente
El pelotón de delirios
Que poseo en mi corazón
Comenzó invariablemente
Su marchita marchita habitual
Marchando con su mustia mirada
Hasta cada calabozo
En donde tengo presa
La necesidad perentoria
De tu amar.
La pequeña marcha mustia
De este pelotón de delirios
Que vaga por mi interior
Invariablemente
Tomará cuerpo en mi corazón.
Y se irá incrementando
Proporcionalmente
A mi necesidad de tener
Tus labios cual noria
Sacando agua impoluta
De los profundos pozos de mi ser.

1890 Mi lágrima perenne y tu beso solidario

Soy lágrima perenne.

¿Y qué quieres?

Habitar tu mirada,
Poseer la niña de tus ojos.
Quiero instalarme en el manto
Que cubre tus pupilas
Y de vez en cuando saltar
Por tu mejilla.

Soy beso solidario.

¿Qué deseas?

Avanzar contigo de la mano
Como si fueses mi hermano
En esta ardua pelea,
Que te deshilvana el interior,
Que te humedece los infiernos,
Que hace que tu cuerpo
Tirite como poseído de dolor.

1889 Náufrago

Estas lagrimas en mis ojos
No me harán confundir
Mi tristeza con mi soledad.
La tristeza es un árbol
Frondoso y con muchos frutos
Que me inducen a recordar.
Pero la soledad,
La soledad es desierto agónico que crece
Mientras más a lo interno se va,
Ella aumenta geométricamente
Su pusilanimizante necesidad.
Fue tu culpa por besarme
Cuando de tu carencia yo padecía,
Porque este pequeño corazoncito mío
Era como una madeja de hilo,
Pero el viento huracanado de tu beso
Disturbó para siempre mi destino,
Y ahora que soy náufrago
En este estanque de lagrimas,
Estas lagrimas en mis ojos
No me pueden hacer confundir
Mi tristeza con mi soledad.
La tristeza es un árbol
Frondoso y con muchos frutos
Que me inducen a recordar.
Pero la soledad,
La soledad es desierto agónico que crece
Mientras más a lo interno se va,
Ella aumenta geométricamente
Su pusilanimizante necesidad.

1888 Víspera

En la víspera de tu retorno
Padezco de un ataque
De incontinencia de amor,
Acceso frenético de ilusión.
¡El cielo ha cambiado
Tantas veces su color!
Tu belleza hirió mi pupila insomne
Hasta verla de amor sangrar,
Tu beso hirió mi corazón de hombre
Hasta verlo de pena desmayar.
Yo quiero llenarte por dentro
Con mi carne que madura
Y que el perfume de mi cuerpo
Llene y sane tu quemadura
Cuando el fuego de mi sexo
Sientas que quema y dura
Y retoña en tu interior
Como si fuese lo mismo
Que la vara de Aarón.
Cómo prescindir de la dulzura de tu piel
Si tu cuerpo
Me ha hecho experto catador
De tu miel.
En la víspera de tu retorno
Padezco de un ataque
De incontinencia de amor,
Acceso frenético de ilusión.
¡El cielo ha cambiado
Tantas veces su color!
Y mi alma delirante
Como mariposa errante
Quiere comer la ambrosía de tu polen
Como manjar de dioses que padecen
De incontinencia de amor,
Acceso frenético de ilusión.

1887 Pasto de tus llamas

Si pudiera replantearme
La transformación de mis neuronas
Y volver a ser el mismo
Que fui en tiempos de otrora
Antes de besarte
Al inicio de la aurora,
Yo podría imaginarte
Sin este grande tormento
Pero siento
Que en mi pecho el alma late
Como orquesta que no tiene concierto.
Tu cambiaste mi vida.
Mis montañas mal heridas
Sangran lava por su piel.
Porque yo
Fui pasto de tus llamas
Cuando tu lengua de fuego
Cayó sobre la estepa
De mi alma.

1998/11/30

1886 Parnaso

En este parnaso colorido
En el que instalaste cada paso
De mi espíritu contigo
También guardaré el abrazo
Que me diste como abrigo
Cuando mis desatados lazos
Me llevaban al peligro,
De la soledad espantosa
De donde sacaste mi espíritu,
Como si fuese de entre las olas
Que agitaban mi destino.
Como al borde de una blanca rosa
Permanece suspendida la gota
De rocío
Así permanece en suspenso
En mis adentros
El espíritu mío,
Esperando a que tu boca
Quite de mi este frío
Que como una corriente loca
De un desbordado río
Me arrastra y me provoca
Me llena el corazón de hastío,
Para entonces en el parnaso
En donde forzaste el destino,
Unir mi espíritu contigo
Y reeditar allí el abrazo
Que me diste como abrigo
Cuando mis desatados lazos
Me llevaban al peligro
De la soledad espantosa
De donde sacaste mi espíritu
Como si fuese de entre las olas
Que agitaban mi destino.

1885 Luz

Si en la más remota penumbra
De mi sórdido universo
Permanece aquel, tu beso
Palpitando perennemente
Como una gota de luz
Que palpita en la oscuridad,
Desvaneciendo los mantos
De la desdicha y desfelicidad.
Si tu beso es una supernova
Que se creó en mi inmensidad
Al momento de tu boca
Mi pecho besar.
¿Qué va a pasar cuando tus labios
Besen cada resquicio de mi humanidad?
Será el momento de extinguir
Estos tristes gigantescos dinosaurios
Que vagan con su mirada marchita
Por los campos de mi interior,
Rumiando una soledad
Que reverdece a cada palmo
De mi corazón.
Y entonces comenzará
Al dictado de tus labios
El apogeo
De mi nuevo cielo y mi nueva tierra.
Esta Jerusalén antigua
Que tengo en lugar de cuerpo
Será el habitáculo de tu ser
Para que mores
Por los siglos de los siglos,
Amen.

1884 Delirante párpado insomne

Yo se muy bien
Que en algunas ocasiones he sido
Tan agudo y penetrante
Como la mirada hipnótica
De un mercader medio oriental,
Que levita en su alfombra
Por encima de lo terrenal.
Yo se que en algunos momentos
He estado tan despierto
Como un Buda,
Instantes después
De su séptima iluminación.
Se que en otros momentos
He sido como una paloma,
Que bate sus alas
En busca de inefable luz.
Yo se que he tenido momentos
En que inevitablemente he sido
Como un ciego pez abisal,
Como arácnido cavernícola,
O como cíclope miope
Que ha extraviado su nidal.
Pero cuando llega el ahora
En esta hora crepuscular
Cuando las oleadas de noche
Me inundan como mar,
Mi alma es:
Un delirante párpado insomne,
Una distante pupila perdida.
Como ojo inerme de maniquí
Como niña del ojo malherida
Como inmóvil órbita de camaleón,
Como visión panorámica destruida
Solo esperando, sin razón,
Esperando a que tus ojos
Iluminen mi corazón
Para mirarte con mis propios ojos
Y salir a flote
En la nave de tu ilusión.

1883 Rastro

Renuncio a ser mártir
De la carne de tu flor,
Renuncio a ser gendarme
De la cárcel de tu amor,
Me niego a ser cañón
Para tus balas,
No quiero ser pesado lastre
De apremiante dolor.
He decidido dejarte
Y que florezca mi amor
Porque las ramas que me podaste
Eran ramas florecientes
Sin temor,
Crecían como solo crece
En el campo la bella flor.

1882 Bandada inaugurante de palomas

Cuando apareciste en mi universo
Como recién formada supernova
En mi cofre se desataron los versos
Como bandada inaugurante de palomas
Desde entonces mi almohada
Te ha narrado en mis sueños
Sin espacios
Puntos y aparte
Ni comas.
Cuando te materializaste de la nada
Como fantástica aurora
Mi boca diventó en copa
Que espera con ansias locas
Ser llenada por el elixir
Cósmico de tus labios
De arcángel errante y desparaisado.
Cuando revelaste tu presencia
Ante mi espíritu de estopa
En mi interior crecieron los besos
Como multitud enfurecida de olas
Y se colmó mi cuerpo
De tu sonrisa,
Me llevó tu sexo
Más allá
Del imperio de la luz
En donde tus manos
Deshicieron
Lo ridículo
Que flotaba
Sobre la faz
De mi interior.
Cuando apareciste en mi universo
Como recién formada supernova
En mis cofres se desataron los versos
Como bandada inaugurante de palomas
Desde entonces mi almohada
Te ha narrado en mis sueños
Sin espacios,
Puntos y aparte
Ni comas.

1881 Premisa

Yo tengo un pedazo de gloria
Que lleva el número de tu sonrisa,
Yo puedo saltar de la cornisa,
Mi espíritu gira como una noria.

Yo se que hasta la historia
De mi vida ha cambiado
Desde el día que a mi lado
Besaste mi pecho con euforia.

En el registro de mi memoria
Nadie con alas transparentes
Había destruido mis puentes
Había eliminado mi escoria.

Hasta que tu con tu sonrisa
Llegaste al borde de mi vida
Y transformaste mi mortal herida
Mi lamento en baile como premisa.

1880 Por ti yo puedo apostar en la ruleta rusa

Por ti yo puedo apostar
En la ruleta rusa,
Resolver nuevos problemas,
Calcular mi nueva hipotenusa,
Por eso fue que besé
Con mis labios vuelto llamas
De placer
El inflamable pozo petrolero
De tu ser.
Yo puedo perder
Mi lágrima postrera
Mi holocausto, mi primavera
Pero no puedo perder
Ni un instante
De estar contigo y para ti
Porque provocas en mi
La gama más exagerada
De placer,
Por ti yo puedo apostar
En la ruleta rusa,
Inventar nuevos teoremas
Dejar mi obra inconclusa,
Por eso fue que amarré
Con mis brazos vuelto lazos
De querer
El volátil y etéreo centro
De tu ser
Yo puedo perder
Mi decisión suprema
Mi palabra, mil fonemas
Pero no puedo perder
Ni un instante
De estar contigo y para ti
Porque provocas en mi
La gama más exagerada
De placer.

1879 A ras de alma

Vuelas en mi interior
A ras de alma
Y no acuerpizas
En los aeropuertos de mi cama.
Si tuviera mil margaritas
Para despetalizar
Te esperaría en mi altar
Con calma
Hasta verte despuntar
Como solo de medio día
En mi lúgubre vida gris
Si tu armonía,
Pero solo tengo en mis manos
Esta sórdida melancolía
Que no se puede despetalizar
Ni me sirve para esperar
Que en sueños
Beses con tu sinfonía
En mi boca el alma mía.
A mi espíritu vagabundo
Le falta tu melodía
Y en lo profundo
Con resonante remota agonía
Vuelas en mi interior
A ras de alma
Y no acuerpizas
En los aeropuertos de mi cama.

1878 Serafín desprotegido

Guardo bajo siete secretas llaves
En el esmalte insondable
De mis desesperadas pupilas
Encendidas
El color inigualable
Y la armónica forma
De tu cuerpo
Divinamente esculpido,
Retengo aun bajo mil claves
Escrito entre los viejos
Y olvidados álbumes
De mis indescifrables papilas
Olores y sabores
De tu exquisito
Seductor cuerpo
De arcángel desmedido,
No he perdido
Ni voy a perder ninguno
De los dulces y cálidos
Besos con que sellaste mi destino
Impregnando mi cuerpo frágil
Con tu embriagante boca
De querubín
Distraído.
Medito profundamente
En ti y tu universo
Por cada instante
Que suspiro
Obsesionado
Con tus labios
De esbelto serafín
Desprotegido.

1877 Colonia de estrellas

Yo no se que sortilegio
Tienen tus manos enternecidas
Que cuando acaricias mi cuerpo
Se encienden en mí
Los faroles y las lámparas
Cuyo combustible es la delicia.
Después de abrazarte
Mi rostro refulge cual supernova
Y cuando tus labios
Besan mi rostro
Mi cuerpo invariable se transmuta.
Por ejemplo ahora,
Momentos después de amarte
Ahora que estoy más allá
Del umbral de las nirvanas,
Ahora estoy
Tan lleno de tu esencia
Que puedo curar enfermos
Con un toque de mis manos
Y se que cuando estemos
Juntos la próxima vez,
Cuando instalemos nuestros cuerpos
En los jardines del séptimo cielo
Y mordamos solo por morder
La mítica manzana prohibida,
Tanto de ti me llenaré
Que al dictado de mis dedos
Te juro que materializaré
Una nueva colonia de estrellas,
Para ponerla a tus plantas
Y que andes por todas ellas.

1876 Arcángel peregrino

Qué daría por tener un lazo
Con el cual atarte a mi camino,
Qué daría porque mi brazo
Pudiese amarrarte a mi destino
Quién pudiera conocer tus pasos
De fugaz arcángel peregrino,
Quién besará por acaso
Tus labios de ángel divino,
Pero siempre se da el caso
De que tu andar de paso fino
Hace incrementar el espacio
Entre ti y mis cuerdas de felino
Que quiere atar con sus brazos
Tu cuerpo de arcángel peregrino.

1875 Cavernario dolor

Yo he venido
De palabra en palabra
Enlabiando tu nombre
Como si fuese vino de Borgoña
Probado por un catador,
Dando cuerpo a las pasiones
Que avivan mi fuego
Cual temblor.
Yo he venido de rumor en rumor
Como indetenible bola de nieve
O multitud batallante de olas
Acrecentando las sombras
Que solo puede disipar
Tu mágico fulgurante sol.
Yo he venido de farol en farol
Buscando la luz de tus ojos
Cual pionero fundador
Tratando de encontrarte
Para que ilumines lo hondo
De mi cavernario dolor.

1874 La hendidura

Cuando tu beso bese mi boca
Mi ser que te ama y que sufre
Se volverá el arcángel que toca
Desde el suelo con sus alas la nube.

Detrás del parapeto azul,
Detrás del biombo de nubes
Esconderé mis alas de tul,
Esconderé mis alas de querube.

Cuando tus brazos abracen
Mi cuerpo que tiembla sin fin,
Y cuando mis labios alcancen
Tus labios de terrenal serafín.

Detrás del parapeto azul,
Detrás del biombo de nubes
Esconderé mis alas de tul,
Esconderé mis alas de querube.

Y cuando entonces el cielo se hienda,
Cuando las estrellas se dispersen,
Cuando se desate definitiva la rienda
De mi ser y mis labios te besen.

Detrás del parapeto azul,
Detrás del biombo de nubes
Esconderé mis alas de tul,
Esconderé mis alas de querube.

Cuando los mares sean desbordados
Y las sepulturas sean vueltas al revés
Cuando eternamente esté a tu lado
Y mis alas estallen por última vez.

Detrás del parapeto azul,
Detrás del biombo de nubes
Esconderé mis alas de tul,
Esconderé mis alas de querube.

Entonces será justo el momento
De que juntos nos atrincheremos
Lejos de la soledad y el lamento
En donde eternamente nos amemos.

Entonces detrás del parapeto azul,
Detrás del biombo de nubes
Esconderemos nuestras alas de tul,
Esconderemos nuestras alas de querube.

1873 Yo puedo vivir sin el nácar de las perlas

Yo puedo vivir
Sin el nácar de las perlas
Pero sin el collar de sonrisas
Que me muestras al venir
Con tus ojos encendidos
En amor, no puedo.
Yo puedo vivir
Sin un jarrón de porcelana
De la dinastía Ming
Que adorne mi casa,
Pero sin la suave ternura
De tu piel, no puedo.
Yo puedo vivir
Sin un rosado elefante volador
Pero no puedo vivir
Sin tus caricias catapultadas
Hacia mi pecho florecido en amor.
Yo puedo vivir
Sin los fantásticos filmes
De Hollywood
Pero sin la fantasía que trasmites
A mi alma ya gastada, no puedo.
Porque con tu sonrisa,
Tu ternura, tus caricias
Y tu fantasía
Puede hacer la vida mía
Su propio cielo y su dios.

1872 Melancolía

Yo no se si es el color
Del viento
O el rumor de las nubes
Al pasar
Yo no se si es que mi ser
Incierto
Le ha dado estos días
Con delirar
Yo no se si es la luz
Del crepúsculo
O la gigantesca oleada
De sombras
Que me abate inclemente
Y sin escrúpulo
El interior
Yo no se si es que superior
A mi inteligencia y mis instintos
Está el sentimiento
Que palpita en mi corazón.
Pero cuando recuerdo en el día
Tu rostro de arcángel errante
Me entra una melancolía
Como nunca había sentido antes,
Y cuando recuerdo en la noche
Tu cuerpo de arcángel errante
Me posee la fantasía
Como nunca antes en derroche.
Solo se que con tu risa
Podía yo restaurar
Los castillos arruinados
En mis pueblos y mi ciudad
Florecía como florece
Mi inamovible orfandad.

1871 Luciérnagas

Si las luciérnagas me arrebataran
Al borde del anochecer
Y me llevaran contigo
Hasta el filo del amanecer
Yo sería hoy el ser
Más feliz de toda la tierra,
Pero ya ves
Estoy aquí sin ti,
Con mi mirada insomne
Y el espíritu abatido
Con la sonrisa marchita
Y el corazón oprimido
Con la ilusión vencida
Y el cuerpo sin sentido
Pensando en el momento
En que las luciérnagas
Me arrebataron
Al borde del anochecer
Y me llevaron contigo
Hasta el filo del amanecer
Y yo me sentí el ser
Más feliz de toda la tierra.

1870 Flama

Mi cuerpo tiene un pabilo
Que sólo se puede encender
Cuando tus labios desáridos
Se acercan a mi piel
Rozando la superficie
De mi aura y de mi ser.
Toca las rosas rosas
Y las rosas rojas de mi cuerpo
Para que tu fuego eterno
Me pueda desvanecer y despetalizar.
Cuando tu flama encendida
Alborota la luz de mi interior
Yo broto de entre la tierra
Como retoño antes del otoño,
Mi cuerpo reverdece
Cual vara de Aarón
O como palmera enhiesta
Por encima de las nubes.
He aquí que he de revolotear
Alrededor de tu flama
Hasta que quemes como estopa
Humedecida en brea
La escoria pusilanimizante
Que atosiga mi interior.

1869 Encarnación

Has visto como florece
Mi risa
Cuando pasas con la prisa
De tu huella.
En la tarde y en la mañana
Has notado como la brisa
De tu pisada
Provoca una vorágine
En mi empequeñecida alma.
Mi desdocumentada alma
No tiene un salvoconducto
Para escapar de tu mirada.
Es porque este amor por ti
Se encarnó en mi cuerpo
Como si fuese un espíritu
De los infiernos,
Instalándose como en los ojos
Se me instaló tu figura,
Como la encarnación arcangélica
De un satélite errante.

1868 Caer

Cuando caigas como ventisca
Que se esparce en el desierto
Cuando caigas como arenisca
Que se esparce por el viento,

Cuando tus ojos preciosos
Nadie se permita mirar
Cuando en los días ociosos
Nadie te quiera acompañar,

Mírame palpitando en el centro
De tu vida y de tus sueños,
Escucha mi voz en el viento,
Imagíname como tu dueño,

Porque toda mi vida he soñado
Con servirte de refugio al caer,
Para estar contigo y a tu lado
Hasta verte de nuevo reverdecer.

1867 Nidal

Son mis brazos las literas
De mullido confortable percal
En donde tus alas de cera
Puedes hacer descansar,
Si algún día lo quisieras
Solo tienes que llegar
Con tus labios ardiendo en flor
Y mis labios resucitar
Con el beso de tu boca
Y con tus alas de rosas
Mi pecho tiernamente tocar
Porque en el acto mis puertas,
No abiertas,
Se han de desatar
Y mis puentes levadizos
Como por mandato de rey
Se han de levantar,
Y cuando te instales por siempre
En mi pecho y su palpitar
Cual gorrioncillo perdido
En medio del temporal
Yo voy a cuidarte tanto
Como nunca nada igual
Ha sido cuidado en mi vida
De pájaro herido y sin nidal.

1998/10/31

1866 Escalada de cima empinada

Escalada de cima empinada
Es tu espalda
En tiempos de amar,
Escalada de cima empinada
Es tu alma
En tiempos de soñar.
Y yo como infante que lleno de vida
Bate sus alas en flor
En la corola exquisita
De tu pecho, de tu amor,
No puedo dejar de escalar
La ascendiente cima empinada
De tu cuerpo, de tu amar,
De tu alma, de tu soñar
Porque a comer de tus pétalos
Me empuja tu cuerpo
Poseído de candor
Y cuando mueves tus manos
Como si fueses lo mismo
Que un colibrí poseído
Por los nobles sentimientos
De tu espíritu humano,
No puedo dejar de pensar
En escalar
La empinada cima estelar
De tu alma y tu soñar.

1865 Grillos

Al caer la noche con su manto
Elevan hacia el cielo su canto
Todas las aves que al cielo
Se elevan desde mi suelo.

Y los grillos empiezan a entonar
Su armónica función nocturnal
Para que nuestra tranquilidad
Pueda permanecer en su nidal.

Mi espíritu sin ti se atolondra
Cuando veo alejarse tus alondras
Y mi alma vuelve y se apacigua
Si tornas a mis manos como cigua.

Pero cuando los grillos empiezan
A entonar su función nocturnal
Es cuando mi espíritu comienza
Delirante contigo a soñar.

1864 Predestinación

Yo no creo de ningún modo
En la predestinación,
Pero cuando mi corazón
Vio tus ojos color tus ojos
Frente a mis desorbitados ojos
Empezaron a accionarse
Como por mecanismos de resorte
Las fuerzas más extraordinarias,
Los ejércitos más vigorosos
Que tenía en mi corte
Y sin saber por que lo hice
Besé tus labios juveniles,
Graciosos, carnosos y gentiles
Como si fuese una costumbre
De mi pecho de hombre
Instalarme bajo la lumbre
De tus labios.
La hecatombe
De mi espíritu en el momento
De besar tus labios ciertos
Fue tan grande y desproporcionada
Que mi ser quedó quedo y desierto
Deshabitado y sin nada.

1863 Lección de soledad

Si algún ser cósmico quisiera
Tener alguna lección
De magna soledad,
Tristeza, pena o melancolía,
Añoranza, nostalgia u orfandad
Debería leer mi vida
De poeta solitario
Que vaga con su sagrario
Como satélite errante,
Como planeta sin claridad,
Como estrella rutilante,
Como nebulosa ambulante
Henchida de soledad.

1862 Viaje

Cada mañana
Me planteo la perentoriedad
De que tus manos restauren
Los ikebanas de mi cuerpo
Desolados
Por el crepúsculo y la soledad
Y me embarco en el viaje
Que me lleva invariable
Hasta tu cuerpo de percal.
Imagino que tu risa ríe
Cual cascada que se precipita
Al abismo de mi orfandad,
¿Por qué no podas las rosas
Que emergen de mi pecho
Cual gorrión en su nidal?
¿Por qué no me enjardinas
Entre la nube más alta
Que tiene tu mirar?
Cada mañana
Me planteo la perentoriedad
De que tus manos restauren
Los ikebanas de mi cuerpo
Desolados
Por el crepúsculo y la soledad
Y me embarco en el viaje
Que me lleva invariable
Hasta tu cuerpo de percal.

1861 La cola de tu cometa

Como fantasmagórica aurora
Que a mi alma se precipita
Llegó el reflejo a mi vista
De tu cometa la cola.
Y hubo una tarde larga
Y lluviosa
En que el silencio no hizo pausa
Y se movían las olas
Al ritmo sincronizado
De las horas,
Una tarde en que tu pelo
Humedecido de aurora
Ultrapasó cada capa
De mi atmósfera,
Despetalizó en mi cuerpo
Cada rosa
E hizo hendiduras
En mis columnas de roca.
Como fantasmagórica aurora
Que a mi alma se precipita
Llegó el reflejo a mi vista
De tu cometa la cola.
Subí a la cúspide misma
De tu corola
Y allí dancé poseído
Por el olor de tu flora
Que colmó cada palmo
De mi espíritu y ahora
Que me siento complacido
Con la luz de tu aurora
Que cual fantasmagórica lumbre
Llenó mi ser sin demora.

1860 Con la carne envuelta en el temblor

Y de repente me deja así
Con la carne envuelta en el temblor
Y mis ojos cristalizados y sedientos
Poseídos por la bruma del dolor
Y mi voz en migajas diluida
Inundada como estanque de tu amor
Abandonas cada fin
Que mis manos bordaron en flor
Dejando mi pobre espíritu
Atrapado en la cárcel del temor
Si me fuera concedido
Un solo deseo
En mi interior
Desearía
Que te materialices en mi
Y que como Cid Campeador
Blandiendo tu espada al aire
Sacaras de mi el dolor
Besándome con tus besos
Acariciando mi cuerpo
Con tus dedos poseídos de pétalos,
Con tu voz poseída de amor,
Y que no me dejes así
Con la carne envuelta en el temblor.

1859 Sin aliento

Después de amarte
La otrora noche aquella
No hubo más remedio
Que abandonarme y dejar
Que mi espíritu siguiera
La huella
Del maná que me prometiste
Como manjar.
Cuando comí del impoluto
Fruto de tu cuerpo madurado
Hasta saciarme de tu fruto
Como un borracho embriagado,
Quedé vencido
Y sin aliento
Por la magnitud
De tu querer
Dejándome arrastrar
Por tu viento
Hasta el torbellino de tu miel.

1858 Alfonsina

A Alfonsina Storni en el 60 aniversario de su partida al mar en busca de estrellas
(25 de octubre 1998).

Una flor con su corola
Se quitó sus pétalos vencidos,
Un día como hoy entre la ola
Con el mar como vestido.

Hoy no me puse frente al mar
Pero a sesenta años de tu luz
Me ha llegado el susurrar
De dos palabras en tu cruz.

Que tus dedos se extiendan
Hasta que puedas cortar estrellas
Y que sigas por la senda
De los pecesitos y su huella.

Tengo el gran presentimiento
De que has de ser eterna
Porque veo tu sentimiento
Renacer como flor tierna.

1857 Barreras y puentes

Soy un ser ambulante
Que se atribuye la osadía
De una vida nómada y errátil
De un corazón con fantasía,
Cuando en este mundo inestable
No existe la armonía
Para vivir con la llave
Que nos da la alegría
Y que los cofres perdidos abre
Y que se llama fantasía.
Quien pudiera encontrar
Puentes y no barreras
Que me llevaran al rastro
De tu astro,
Que me indicaran la señal
De tu nidal,
Que me encendiera la traza
De la braza de mi hogar,
Que me pusiera a la vista
La pista de tu cariño,
Que me mostrara la huella
Que me lleva a tu estrella,
Que desatara los lazos
Que me atan a tus pasos,
Que me indicara la marca
Que identifica tu barca,
Que me permitiera el juicio
Que me confirme el indicio
De que soy un tanto digno
De portar el mítico signo
De tu amor.
Quien pudiera sobrepasar
Las barreras y puentes
Que me impiden llegar
Hasta tu corazón infecundo
Que no me quiere amar.

1856 Dúctil

Este espíritu que ves aquí
No se dejará doblegar
Como la tarde vencida
Que se retira a soñar,
Yo he de combatir
Como si fuese metal
Que no se deja derretir
Ni sus moléculas transformar
No voy a ser el dúctil ser
Que tiempos pasados fui
Me declararé ante ti
Como coloso que lucha
Ante tu virginal belleza
De indefensa niña con capucha,
Porque se muy bien que ocultas
Bajo tu piel de terciopelo
Las pelusas de tu cuerpo
Erguidas en flor,
Por tanto mi amor
No voy a dejar que mi espíritu
Se doblegue ante tu olor
De fresa silvestre que habita
La habitación del color.
Este espíritu que ves aquí
No se dejará doblegar
Como la tarde vencida
Que se retira a soñar,
Yo he de combatir
Como si fuese metal
Que no se deja derretir
Ni sus moléculas transformar,
No voy a ser el ser
Dúctil que antes fui
Me declararé ante ti
Inmune a tus caricias,
Invulnerable a tu mirar.

1855 Deleite

Es un deleite trascendental
Que sobrepasa los límites
De mis diques, de mis presas,
Sobrepasa las fronteras
De mi pasión y mi pena,
Es un deleite trascendental
Que me transforma las venas
Y me hace palpitar
Como fuente de fluido eterno
Que posee en su interior
Cristalina agua de vida
Que atraviesa mi rompeolas,
Derribando cada muro, cada barrera,
Paredón, valla o trinchera,
Que haya habido en mi interior.
Es un deleite trascendental
Que sobrepasa la capacidad
De mis estanques y embalses,
Sobrepasa la extremidad
De mi ilusión y mi tristeza,
Ultrapasando cada barricada,
Farallón, tapia o muralla.
Cuando me besas experimento
Un deleite trascendental
Que sobrepasa las paredes,
Y desborda cada aljibe
Que contiene a mi aura.

1854 Crepúsculo

Que ardan las cumbres empinadas
De mi espíritu y mi alma,
Que ardan los abismos oscuros
De mi corazón y mi karma
Que arda el imperio de mi cuerpo
Y que mis besos
Inflamados por tu pasión ardan
Como Roma en tiempos de Nerón,
Que arda la fotosfera
De mi bienqueriente amor,
Que mi llama olímpica se mantenga
Encima de las atalayas
Y que para siempre ardan,
La colección inédita de espíritus
Que poseo en mi interior,
Y que al llegar el ocaso
En la hora del crepúsculo
De mi humano corazón,
Que arda también la soledad
Que acompaña por siempre
Mi confinada entorpecida razón,
Mi apocada entristecida ilusión,
Mi aturdida condenada pasión,
Mi oprimido menesteroso corazón
Pero que ardan las cumbres empinadas
De mi espíritu y mi alma,
Que ardan los abismos oscuros
De mi corazón y mi karma
Que arda el imperio de mi cuerpo
Y que mis besos
Inflamados por tu pasión ardan
Como Roma en tiempos de Nerón,
Que arda la fotosfera
De mi bienqueriente amor,
Que mi llama olímpica se mantenga
Encima de las atalayas
Y que para siempre ardan,
La colección inédita de espíritus
Que poseo en mi alma.

1853 Constelación

Cuando la marea de soledad llegue
Hasta el más recóndito rincón de mi ser
Bañando como playa impetuosa
Cada resquicio de mi ayer,
Haré con mis conjuros aparecer
Tu refulgente constelación
De sonrisas y caricias
Transformantes de mi proceder.
Junto contigo hube de nombrar
Nacientes supernovas
Satélites y planetas
Poseídos de ilusión.
Cuando la marea de soledad llegue
Hasta el más recóndito rincón de mi ser
Como pululante colonia de hormigas
Enfurecidas contra mi soñar
Blandiré como espada medieval
Tu refulgente constelación
De besos y abrazos de arcángel real,
Cuando nos amábamos sin pensar
En los días o en las noches,
En las auroras
O en la hora crepuscular.

1852 Conmoción

Mi carne tiembla
Como masa poseída
Por espíritu maligno,
A partir de aquel momento
En que decidiste irte
De mi vida y mi destino.
Tu eras mi refugio,
Mi amparo y mi socorro,
Porque con mi vasta ternura
Te conferí la entronación
En el centro de mi vida
Como mi flama,
Mi constelación,
Mi brújula,
Mi nidal,
Mi corazón.
Tu partida
Ha venido a ser en mi
Más devastadora que un huracán
Por las islas del Caribe,
Porque sin ti
El centro de mi vida
Ha perdido su flama,
Su constelación,
Su brújula,
Su nidal,
Su corazón.

1851 Congoja

Como bandada de aves mitológicas
Que hacen nido en mi ramal
De la misma forma instaló su nidal
La congoja estrambótica
En lo hondo de mi ser,
Incrustando el desconsuelo
Que me desterró de los cielos
La realidad del querer.

La desesperación en su gama
Más versátil e inesperada
Floreció como si nada
En mi balcón y en mi cama,
Y yo no se qué hacer
Para podar de mi vida
La desestimulante herida
Que me adjudicó tu querer.

1850 Cometa

Un cometa vaga por mis pupilas
Junto al recuerdo de tu voz
Refrescante y tranquila
Esta tarde en que el sol
Ha decidido quedarse en vigilia
Sobreviviendo a mi corazón.
Yo no se por qué lo hondo
De mi ser vibra
Como resorte descalabrado,
Al momento de mirar
El fulgor de tus ojos
En lo hondo de mi volátil
Memoria de enamorado,
Tu amor impregna
Las áreas más remotas
De mi existencia:
Mi región abisal
Está llena de tu risa,
Mi estratosfera
Está repleta de tu sonrisa.
Mientras que un cometa
Vaga por mis pupilas
Junto al recuerdo de tu voz
Refrescante y tranquila
Esta tarde en que el sol
Ha decidido quedarse en vigilia
Sobreviviendo a mi corazón.

1849 Deseo encontrar

Deseo encontrar unas manos
Que acaricien de una forma tal
Mi espalda
Que los frutos de mi árbol
Se estremezcan maduros
Y caigan
Hasta el pozo de tu alma,
Deseo encontrar unos labios
Que besen de una forma tal
Mi alma
Que las corolas de mi flor
Tiemblen enternecidas
Y se abran
Impregnando de olor tu alma,
Deseo encontrar una voz
Que susurre de una forma tal
Que me ama
Que las luces de bengala de mi cuerpo
Se enciendan en los cielos
Y se esparzan
A los cuatro vientos de tu alma.

1848 Catarsis

Tus labios me hacen liberar
La magia que tengo presa
En lo hondo de mis adentros,
Porque tu sublimizante presencia
Hace generar y reverdecer
Las obras maestras
Que tenía dormidas desde ayer.
Te has convertido en mi vida
En túnel expreso con luz de atardecer,
Apoteósico atajo
Hacia la cumbre de mi utopía,
Tus manos son como barco
En donde navegar tranquilo
Hasta las regiones infinitas del placer,
En donde tus ojos como espejo
De aguas cristalinas y profundas
Sacian la agobiante sed
De mi alma solitaria.
Tus brazos han venido a ser
Como literas en donde recuesto
Mi pecho cuando estoy
En la cima de la fatiga.
Tus labios me hacen soltar
La ilusión que tengo encerrada
En lo hondo de mis adentros
Como si fuese bandada
De gorriones que vuelan
Liberando mi propio ser.

1847 Canción

Estentórea y estrepitosa
Será mi voz
Al momento de entonar la canción
De protesta,
La canción
Que cantó el primer adán
Ante Dios:

Preciso unos labios carnosos
Que en los días de mi vida
Enlabien sin ser presurosos
Mi encarnación y mi enigma.

Preciso unos ojos hermosos
Que en noches de desconsuelo
Besen siendo primorosos
Mis infiernos, también mis cielos.

Preciso un amor rabioso
Que al crepúsculo de mi día
Arda en su llama cauteloso
Sin quemar la vida mía.

1846 Astro

El único astro que rige mi vida
Es tu boca de querubín descarriado,

La única arma que me provoca
Y que mis sentidos trastoca
Es el misil de tu roja boca
Es la fontana restaurante de tu ombligo,

El único sol que alumbra en mi vida
Es tu rostro de escultura griega
En torno al cual gira como rueca
Mi utópica ilusión que arriesga
Hasta mi propia vida por tus ojos.

Los únicos ojos que rigen mi vida
Son los astros que contienes
En tu rostro de escultura griega
En torno al cual rota como aspas
Mi ilusa utopía que aventura
Con mi propia muerte por tus ojos.

1845 Araña

Al borde de la aurora
La araña empezó a tejer
Su interminable prolongada red
Y al borde de la aurora
Comenzó tu boca también
A caminar por los espacios
Atribuidos a mi ser,
Al borde de la aurora
Comenzaron tus dedos a arder
Sobre mi espalda desnuda
Y sobre mi frente también,
Y cuando la araña cansada
Terminó de tejer su red
Acabó tu rito de éxtasis
Con mi cuerpo y su parabién,
Porque tu boca sedosa
Enmarañó por entero mi piel
Postrándome así vencido
Ante tu infinita expansible red.

1844 Anochecer

Anochece nuevamente y yo estoy
Tan solo como lo estuve ayer
Pensando que el día de hoy
Me traería tus ojos al anochecer.

Pero ya lo ven mis ojos entristecidos
Que tu ser no está al lado mío
Y me dejo llevar por lo sufrido
A sucumbir ante el inmenso hastío.

Dónde está tu voz en esta hora
En que susurro sin cesar tu nombre
Dónde está tu cuerpo que mi alma adora
Dónde irá mi corazón de hombre.

Qué va a pasar con la tristeza
Que me crece en la misma medida
En que el anochecer con su fuerza
Se introduce por mi interminable herida.

1843 Amalgama

La morrocotuda mezcla
De sensaciones multicolor
Que hacen vibrar las células internas
De mi universo de soñador
Son como una amalgama
De inescrutable color.
Estos ríos de memorias
Que desembocan
En la expansión de mi mar,
Estas montañas de recuerdos
Que se yerguen
Como colosos imponentes
Al borde de mi ciudad,
Esta llanura inmensa de soledad,
De nostalgia, de añoranza,
De melancolía y remembranzas
Me hacen que sueñe con el ayer,
Cuando tenía tus ojos
Al borde del crepúsculo
De mi ser.

1842 Alegría

Es la tarde la que me provoca
Esta sensación de alegría loca
Que me llena el corazón y por mi boca
Sale como ríos de fantasía.

No es un cobarde reproche
A los rayos de luz de esta noche
Lo que me hace en derroche
Fluir como manantial de fantasía.

Es que mi humano corazón
Percibe con incesante ilusión
La tarde que me llena la razón
Como un océano de alegría.

1841 Aerolito

Con intensa ansiedad
Espero el aerolito
Que ha de llegar
Hasta la puerta misma
De mi ciudad
Cuando caiga la noche
Para poder cantar
La canción antigua
De mi perenne soledad.
El aerolito llega
Envuelto en un velo de brumas,
Que no puedo divisar
Ni verlo completamente
Y esto me perturba
Hasta el punto de querer
Reverdecer en mi piel
Cada una de mis plumas
Para alcanzarle y llegar
Juntos hasta la vida
De mi vida que reposa
Con inquietud vencida
Esperando cantar
La canción antigua
De mi sempiterna soledad.

1840 Calvario y utopía

Yo soy un ser solitario
Que viviendo de poesía
Materializó su calvario
Pero también su utopía,

En el interno mundo mío
Los abiertos surcos y los valles
Tendiéndose al borde del río
Entremezclan risas y ayes,

Al ritmo del calor y del frío
Y con ausencia de prisa
Crece al compás del estío
El dolor junto a la risa.

Yo soy un ser ermitaño
Que muriendo por poesía
Hizo verdad su santuario
Y también su agonía.

Y así el corazón ambivalente
Rebosando de fantasía
Seguirá siempre valiente
Con su calvario y su utopía.

1839 Palabras de afecto

Cuando dejaste de decirme
Tus favoritas palabras de afecto
Comenzó mi pequeña alma
A secarse
Desde el fondo de mi corazón
Hasta la corona de mi pensar.
Cuando dejaste de decirme
Tus favoritas palabras de afecto
Comenzó el inicio
Del desvanecimiento de mi alma
Y yo estaba todo el día todos los días
Llorando un océano en mi interior.
Cuando dejaste de decirme
Tus favoritas palabras de afecto
Comenzó a crecer en mi cuerpo
Esta grande ruina que está
Reverdeciendo todo el tiempo.
Cuando dejaste de decirme
Tus favoritas palabras de afecto
Comencé a perder tu amor
Como un crío
Que pierde su soldado de juguete.
Por éstas razones
Cuando dejaste de decirme
Tus favoritas palabras de afecto
Inicié el progresivo principio
De mi muerte
A causa de la soledad
Que dejó la debilidad
De mi espíritu
Que solo estaba viviendo
Mientras tú estabas diciéndome
Tus favoritas palabras de afecto.

1838 Words of affection

When you stopped to tell me
Your favorite words of affection
My small soul began
To dry off
From the bottom of my heart
Until the crown of my head.
When you stopped to tell me
Your favorite words of affection
The beginning began
Of the dissipation of my soul
And I was the whole day every day
Crying an ocean in my interior.
When you stopped to tell me
Your favorite words of affection
It began to grow in my body
This big ruin that is
Greening up the whole time.
When you stopped to tell me
Your favorite words of affection
I began to lose your love
As a child
That loses his toy soldier.
For these reasons
When you stopped to tell me
Your favorite words of affection
I began the progressive principle
Of my death
Because of the solitude
That left the weakness
Of my spirit
That was just living
While you were telling to me
Your favorite words of affection.

1837 Sans ta douce et belle sourire

Sans ta douce et belle sourire
Que peux-je faire ?
Mon but est
Que tu soit mon amie
Parce que il feu de ton yeux
Sont plus belles qu’il soleil
Quand il s’élève au bord du ciel.
La belle et bleu couleur de ton yeux
Et ta enfantine voix
Ont fait que mon esprit
Seulement penses en douceur
Que comment soleil en jour d’été
Tu rayonnes où que ton pieds
T’emmenons au marcher.
Sans ta douce et belle sourire
Que peux-je faire?
Parfois mon cœur panse a vous
Et mon esprit tremble
Parce que je panse
En la mort que je vivrai
Sans ta douce et belle sourire.

1836 Testigo ocular

Yo he sido testigo ocular
De la apoteósica magnificencia
De tu caminar
Cuando pasaste por mis plazas
Al sonar de las trompetas
Y de los salterios de júbilo
Que adormecieron mi corazón.
Yo he sido testigo ocular
De la culminante presencia
De tu olor
Cuando como pétalo erguido
Esparciste tu aroma
A los cuatro costados
De mi ilusión.
Yo he sido testigo ocular
De la magia encantadora
Con la que tu hechizante boca
Sonrió ante mis ojos
Desorbitados por la conmoción
Que produjiste en mi vida
Espíritu, alma y corazón.

1835 Mirando tu espejismo

Cuando mis pupilas cansadas
No pueden verte
Me desvanezco entre la bruma
De la nada,
Y mi suerte
Empieza a declinar,
Porque yo alimento
El espíritu que me late en el interior
Con la luz benéfica de tus ojos,
Si fuese capaz de dibujarte
En la superficie de mi retina
Yo te dibujaría con tinta indeleble
Para que permanezca la figura
De tu cuerpo de escultura griega
Imantada a los bastones
De mis pupilas.
Están tristes las niñas de mis ojos
Porque desde los días de otrora
Tu ser no se materializa
Ante mis ojos
Al borde de la aurora
Y yo muero en esta agonía
Como un ciego
Que vaga errando por el desierto,
Sin lazarillo alguno que me guíe
Hacia un rumbo cierto.

1834 Hasta el mítico palacio del temblor

La pantagruélica obsesión
Con la que tomas mi cuerpo
De cerezo poseído por su flor
Es tan feroz y alucinante
Que debo florecer al instante
En cada árbol
Que tengo en mi corazón.
La omnipotente devoción
Con la que unges mi cuerpo
Con tu boca de caracol
Es tan titánica y agobiante
Que debo encender en el acto
En mis plazas
Cada linterna, lampara y farol.
La desarmante emoción
Con la que besan mi pecho
Tus labios encendidos en candor
Es tan indómita e impresionante
Que dejo llevarme en trance
Por tus manos
Hasta el mítico palacio del temblor.

1833 Música de cascabeles

Ese juego trascendental
En el que tu cuerpo
Impacta como meteoro
Las fronteras de mi aura,
Hace que en mi espíritu
Eche a andar
La música de los cascabeles
Que al imperio de mi cuerpo
Hacen de placer titubear.
Ese pasatiempo cósmico
Mediante el cual nuestros cuerpos
Perdidos en el mundo de la pasión
Danzan la danza secreta
De los cuerpos poseídos
Por una inescrutable devoción
Es lo que hace que en mi espíritu
Eche a andar
La música de los cascabeles
Que al imperio de mi cuerpo
Hacen de placer titubear.

1832 En lo insondable de mi corazón

Yo te esperaré como si fuese
Hongo que en tiempos
De exagerada sequía
Espera sin aliento la lluvia
Temprana y tardía
Porque yo se que tu puedes hacer
Reverdecer
Mi cuerpo y mis ojos.
Mi cuerpo para que sirva
De aljibe colector de caricias
Y atesorar cada caricia
Que destilen tus manos.
Y mis ojos para que consuman
Los frutos
Que crecen en tu espíritu.
Yo he de comer los frutos
De tu árbol babilónico
Como si fuese un Adán,
Que toma la determinación
De comer con gula
Como las vacas holandesas
Que rumian con paciencia
Con serenidad y tesón
Hasta satisfacer el vacío remoto
Que cargo desde hace tiempos
En lo insondable de mi corazón.

1831 Una estrella renacer

Cuando hayas desatado los lazos
Que atan mi cuerpo y mis ojos
Con tu presencia
De querubín celeste que materializa
Mis antojos
Comenzará a oírse la música
Que sale de mis escombros
Y entonces iniciaré a restaurarme
Como si fuese una célula
Que se autotransmuta y regenera
A causa de tu amor.
Tan atrayente como la muerte
Es tu amor.
Ya no gobierno mis sesos
Cuando contigo estoy,
Porque cuando te encontré
Pensé que me encontraba perdido,
Y comenzaron en mi espíritu
A regenerarse
Las etéreas células de mis sentidos.
Yo me lancé hacia tu mano
Como gorrión herido
Que se lanza a su nidal.
Y al encontrarme de nuevo contigo
Pude ser un fiel testigo
De que en lo vasto de mi pecho
Se había advertido
Una estrella renacer.

1830 Vorágine

Una vorágine…
Es lo que justamente eres,
Y como ante mi te presentaste
Encantando con tu encantamiento
Mi ensombrecido espíritu
De ermitaño enclaustrado
En su propio caracol,
No quedó en mi corazón
Ni una penumbra de dudas
Ni un reflejo de dolor
Ni una gota de amargura
Ni vacío que no ocupase tu amor.
Cada vez que te encuentro
Eres en mi
Torbellino que azota las plazas
De mi habitada ciudad.
Tromba que agita las masas
De mi cadáver animal.
Remolino que alborota las casas
Donde habita mi alma de cristal.
Porque cuando tu boca me toma
Como por magia catapultas mi entidad
Hacia las regiones celestes
En donde mora el placer
Haciéndome caminar
Una espiral viciosa de locura
Con la parsimoniosa ternura
De un molusco que marcha en espiral.

1829 En la cresta de la ola

Cada vez que te encuentro
En el mar de las nirvanas,
Tu haces diventar
Mi solitario espíritu
En Simbad el Marino
Y es entonces cuando voy
Por la cresta de la ola
Como un surfeador
En las playas de Hawai.
Me siento pleno
Como si fuese teleférico o funicular
Que se dirige a la cima
De la más alta montaña.
Soy el dueño absoluto
De la voluntad de mi cuerpo,
Me siento ser el dios
De mi deseo,
Por eso ofrendo mi cuerpo
Al altar de tus labios,
Ofrendo las caricias de mis manos
Para tu cuello y tu pecho,
Ofrendo mi espíritu a tu mar
Y saltar
Como si fuese un clavadista
En playa de Acapulco
Hacia este mar de nirvanas
En donde diventas mi espíritu
En Simbad el Marino que va
Bogando por la delicia exagerada
De tu cuerpo y tu alma.

1828 Cuando te miro

Cuando te miro
Por las ventanas de mis pupilas
Entran con sus alas enardecidas
Las alondras.
Cuando te miro
Tranquilamente respiro
Todos los pétalos encendidos
De tu cuerpo de rosa.
Cuando te miro
Como por reacción atómica
Se encienden en mi pecho
Las antorchas.
Cuando te miro
Siento que mi cuerpo
Es inevitablemente invadido
Por una horda de mariposas.
Cuando te miro
Siento que soy catapultado
Por los aires
Sobre infinidad de palomas.
Cuando te miro
Centenares de burbujas me arrebatan
Y hacia el azul infinito
Me transportan.
Cuando te miro
Se inflama un fuego extraño
Sobre mi alma vulnerable
De estopa.
Es que a causa de tu cuerpo
Y tu rostro
Mi habitualmente tranquilo
Espíritu
Se aloca.
No te sorprendas
Si en cualquier momento
Cuando te mire
Mi cuerpo empieza a danzar
Y comienzo sin control
A hablar en nuevas lenguas
Angelicales e insondables
Porque cuando te miro
Por las ventanas de mis pupilas
Entran con sus alas enardecidas
Las alondras,
Yo tranquilamente respiro
Todos los pétalos encendidos
De tu cuerpo de rosa,
Y como por reacción atómica
Se encienden en mi pecho
Las antorchas,
Siento que mi cuerpo
Es inevitablemente invadido
Por una horda de mariposas
Y que soy catapultado
Por los aires
Sobre infinidad de palomas.
Centenares de burbujas me arrebatan
Y hacia el azul infinito
Me transportan,
Y se inflama un fuego extraño
Sobre mi alma vulnerable
De estopa.

1827 Me gusta apostar a la fortuna

Te ofrezco la estabilidad inconmovible
De mis turbulencias,
Te ofrezco mi demencia
Provocada por la risa
De tus labios querubinezcos
Y si enloquezco aun más
Por la armonía perfecta
De tu rostro de escultura griega,
Por favor ata los lazos
De mis brazos a tu cuerpo
Para que así por entero
Yo te haya de pertenecer.
Me gusta apostar a la fortuna,
Por tal motivo te sonreí
La noche en que el diluvio
Se apoderaba del fin.
Me gusta apostar a la fortuna
Por eso tu nombre aprendí
Y recitarlo como un mantra
Hasta el ocaso del fin.
Me gusta apostar a la fortuna
Por eso fue que descubrí
Que al besar tiernamente tu ombligo
Disponías para mi
Tu cuerno de la abundancia
Hasta que se extinguiera el fin.

1826 Mi corazón no es

Mi corazón no es
Barquita que se quiebra
En el recodo del río.
Es titánico barco que atraviesa
Océanos de melodía,
Es nave intrépida que viaja
Por mares de fantasía,
Es poderoso buque que boga
Por los reinos de la utopía.

Mi corazón no es
Aerolito que se pierde
Entre la bruma y el frío.
Es colosal bólido que viaja
Por los pasillos de la alegría,
Es gigantesca supernova que nada
En la órbita de la armonía,
Es enorme quásar que se impulsa
Con tu amor por energía.

Mi corazón no es
Deshecho manantial
De gotas de rocío.
Es cumulo imponente
Que de ternura se vacía,
Es bendita lluvia monzónica
Que cae de noche y día,
Es inmensidad diluviosa que moja
Por entero el alma mía.

Mi corazón no es
Barquita que se quiebra
En el recodo del río,
Ni aerolito que se pierde
Entre la bruma y el frío,
Ni deshecho manantial
De gotas de rocío.

1825 Como fruta de árbol babilónico

Yo quiero plantar en ti
De mi sonrisa la simiente
Y ver crecer imponente,
Como árbol babilónico
Que no se ha de destruir,
Mi vida en tu vientre.
Tomaré todos mis despojos
Y los pondré en aguardiente
Por varios días en remojo
Para tornarme el vidente
Que debo ser ante ti
Y así
Descifrarte en lo insondable
Escrutarte en lo inconcebible
Y enlabiar tu santo cuerpo
Con mis besos impacientes
Hasta verte madurar
Como fruta de árbol babilónico
Que invita a libar.
Lo que quiero que entiendas
Es que quiero que quieras
Que te quiera.

1824 Come l’acqua calda

Come l’acqua calda per il tuo corpo
Posseduto di bellezza
E per la tua testa
I miei baci
Pieni fino il fine
Di tenerezza.
Io vorrebbe abbracciarti
Come se abbraccia un bambino.
Il mio desidero è spendere
Migliaia di baci per la tua bocca
Che io ti darò senza risparmiare
Niente per domani
Perché oggi io ti avrò accanto a me
E con le mie carezze
Bagnerò il tuo corpo
Posseduto di bellezza
E per la tua testa
La mia bocca
Sarà presta
Per baciarti
Fino il fine della terra.

1823 Me pierdo en el mosto de tus labios

Me pierdo en el mosto de tus labios
Y no pueden orientarme
Ni brújulas, ni estrellas, ni astrolabios
Y no existen brujas de aquelarre
Ni sicarios
Que puedan salvarme
Del néctar de tus labios,
Que puedan rescatarme
Del laberinto de tus manos.
Me condena tu risa al calvario
De tener que sucumbir
Ante el licor de tus labios
Ahogado como si fuese
Muerto por inundación.
No hay titanes, ni colosos,
Ni gigantescos cíclopes,
Ni imponentes sansones
Que puedan rescatarme
No hay brújulas, ni estrellas, ni astrolabios
Y no existen brujas de aquelarre
Ni sicarios
Que puedan salvarme
De arder en el mosto de tus labios.

1822 Ya que estás en eso de olvidar

Ya que estás en eso de olvidar
Por qué no olvidas
Esa estrella que juntos
Solíamos mirar,
Por qué no omites
Y decides enterrar
La lluvia de labios y caricias
Que de mi pecho trastornado
Siempre te dejé en cada palpitar.
Ya que estás en eso de olvidar
Porque no silencias
Los continuos latidos
Del corazón dibujado en el árbol
Por mis manos enardecidas de placer.
Ya que estás en eso de olvidar
Por qué no destierras y confinas
Cada una de las miradas
Que me diste al caminar
Con tu cuerpo de escultura griega
Que me hacía delirar.
Ya que estás en eso de olvidar
Por qué no proscribes y acallas
Los centenares de versos
Que en mi atolondrado delirio
Te solía recitar,
Destierra con un golpe certero
Cada una de las palabras
Que como mago extraviado
En mi delirio de hombre enamorado
Te decía para permanecer
En tu memoria
Como elefante que no puede olvidar.

1821 Son las nubes que giran

Esta cabeza
No siempre ha estado
Encima de mis hombros
A veces la he dejado volar,
Y volar y volar y volar,
Pero no como las aves
Oceánico migratorias
Que se precipitan vencidas
A la mar
Estoy hablando de volar
Por encima de la estrellas,
Más allá de las fronteras
Puestas en el cosmos
Y en el más allá del más allá.
Son las nubes que giran
En la tarde ya vencida
Las que hacen que mi cabeza
Arda en esta flama prohibida
Que me lleva al desvarío
A la locura sin par,
Que me hace perderme en el extravío
De mi frenesí sin igual.

1820 Enlábiame

Enlábiame como la tarde aquella,
La tarde endémica en que te amaba,
Como si yo fuese la piel,
Segunda,
De tu alma.
Yo deseo que hurgues,
Que escarbes, que remuevas,
Que busques, que profundices,
Que sondees, que rebusques,
Que examines y escrutes en lo hondo
De mi alma devastada
Para que descubras
Los continentes perdidos
De la Atlántida
Y que tus labios como batiscafo
Desciendan a lo profundo
De mi ser que te ama.
Cómo es que voy a decirte
Que quiero que te instales en mi ser
Como si fueses rémora
Al borde de un pez.
Enlábiame como la tarde aquella,
La tarde endémica en que te amaba,
Como si yo fuese la piel,
Segunda,
De tu alma.

1819 Pronuncias el vacío en mi corazón

Pronuncias el vacío en mi corazón
Y los huesos de mi espíritu
Se estremecen.
Si al menos las migajas
De tu plato cayesen
A los bordes de mi aura,
Yo podría reponerme
De este cansancio del alma.
Soy un chiquillo indefenso,
Desvalido, extraviado,
Desprotegido, desamparado,
Afligido, debilitado,
Desposeído y desarmado,
Y aunque no digas palabras,
Aunque tus labios no se inmuten,
Aunque la expresión hierática
De tu dulce rostro
No diga nada,
Pronuncias el vacío en mi corazón
Y los huesos de mi espíritu
Se estremecen en lo hondo
De mi alma ya gastada.
Soy un espíritu abatido, atormentado,
Entristecido, desesperado,
Afligido, desolado,
Dolorido, desconsolado,
Entristecido y acongojado.

1818 Tríptico

El primer tríptico de tu rostro
Peleaba fieramente
En el campo de batalla.

El segundo tríptico de tu rostro
Se movía sobre la faz
De las turbias aguas.

El tercer triptico de tu rostro
Dictaba al arcángel
Las palabras encarnadas.

Y así a través de las eras
Te moviste por el Valhalla
Instalaste tu trono en el Olimpo
Materializaste y espiritualizaste
Todas las cosas de la nada.
Por eso te cedo mi parnaso
Para que lo tomes como morada,
Llenando de ti mi templo
Como si fuese la espada
Que llena la herida abierta
De mi humanidad desesperada.

1998/09/30

1817 Levitar

La noche en que tus piernas
Se abrieron como mariposas
En primavera
Fue la noche en que mi agonía
Aumentó hasta desbordar
Mi marea.
La noche en que tus gemidos
Hacían mi cuerpo de cera
Fue la noche en que mi espíritu
Culminó su larga espera.
Tu ultrapasaste
Como si fueses Cid campeador
Las fronteras de mi aura,
Los bordes de mi temor,
Tú sedujiste mi alma,
Tú ataste mi espíritu y amor
A las gotas de rocío de tu cuerpo,
Al néctar divino de tu sexo,
Al perfume inmaculado de tu voz
Y cuando tu beso repasó
Mi boca sedienta de ilusión
Yo empecé a levitar como si fuese
Gurú hindú poseído
Por el dios de la emoción.

1816 Perfume de alabastro

Tus manos son perfume de alabastro
Cuando se posan tiernamente
Sobre mi cabeza,
Tus labios son la pieza
Que completan con idoneidad
El círculo de mi existencia
Y la espiral de mi verdad.
No me condenes a vagar por siempre
En busca de tu sonrisa
No me hagas saltar de la cornisa
A este mar
De delirante fiebre.
Fiebre de mirarte,
Fiebre de acariciarte,
Fiebre de besarte,
Fiebre de galoparte
Como si fuese gacela.
Tu boca es caracol que deja rastro
Cuando camina lentamente
Sobre mi espalda,
Tus manos son perfume de alabastro
Cuando acarician tiernamente
Los rincones de mi alma.

1815 Mein Herz tut weh

Mein Herz tut weh
Für die Schwermut
Dass deine Augen zu mir geben.
Was habe ich gemacht
Dass ich mit dir
Nicht zu leben kann.
Ich Weiß nicht warum
Dieser große Raum
Zwischen uns
Wenn ich nur dir gehört
Zum Kopf bis fußen.
Sieh meine Lippen
Wenn ich dir sehe.
Mein Herz tut weh
Für die Schwermut
Dass deine Hände zu mir senden
Wer habe ich geliebt
Dass dein Herz
Kann ich nicht zu haben
Ich weiß nicht warum
Diese große Schwierigkeiten
Zwischen uns
Wenn ich nur dir gehört
Zum fußen bis Kopf.

1814 Encendida la flama sempiterna

Llueven en mí todas las tinieblas
Y yo muero de amor
Por no tenerte aquí.
Yo no soy estatua de frío mármol
Ni figurilla tallada en marfil.
Tengo en mi corazón
Encendida la flama sempiterna
De la ilusión
Yo no soy cadáver de piedra
Ni muñeco de pedernal
En mi interior corre la fuente
De agua de vida
Y sinceridad
Por tal razón cuando te fuiste
Empezó a crecer en mí
Esta nostalgia de muerte
Que no he podido extirpar
Ni de mi cuerpo, de mi alma o mi mente
Ni la he podido desligar
De mi fantasía de verte
Algún día cuando hayas de llegar
Yo no soy estatua de frío mármol
Ni figurilla tallada en marfil,
Yo no soy cadáver de piedra,
Ni muñeco de pedernal
Yo no soy androide de acero
No poseo el secreto de lo eternal,
Tengo en mi corazón
Encendida la flama sempiterna
De mi ilusión de verte llegar.

1813 Pálido

Pálido mi pusilánime espíritu árido
Necesita de la lluvia de tus besos
Encarnados, bermellones y cálidos.
Para reverdecer como euglena
Poseído de vida serena,
Y poder cantarte
La canción tierna
Que cantan en alta mar las sirenas,
Pálido mi pusilánime espíritu árido
Necesita de la lluvia de tus besos
Encarnados, bermellones y cálidos.
Para utilizar como estratagema
Tu amor como una gema,
Y poder liberarte
De la Gehena
En donde el fuego arde y quema.
Pálido mi pusilánime espíritu árido
Necesita de la lluvia de tus besos
Encarnados, bermellones y cálidos.

1812 Des actua mobile

Mientras el alma del lama clama por calma
En cada eje de la tierra
Y a los ojos de las hojas
Tropicales y templadas,
Las ojivas desparraman
Su dulce veneno inmortal
Por cada tronco y cada rama,
Como la fama.
Mientras la fome, la fame, la faim
Esparce su brazo al harén
Donde las niñas
De los ojos de los niños y las niñas
Gravitan orbitando en las órbitas
De sus ojos deshidratados,
Nosotros perdemos el tiempo
Aquí sentados
Mirando el mundo pasar,
Sin actuar.

1811 Mi pecho de hombre jardín

Es verdad que tu boca enlabió
Mi pecho de hombre atardecido
Una sola tarde
Al borde del desequilibrio,
Es verdad que el delirio
De tus labios impacientes
Besaron una sola tarde
Mi pecho ardiente,
Pero yo me quedé con la simiente
De tu amor en mi abierto pecho
Y comenzaron los helechos
A repoblar mis habitaciones,
Luego llegaron los nubarrones
Y se desprendió la lluvia
De tu recuerdo
Impregnando así mi suelo
De ti,
Hasta que en un momento dado
No me había percatado
De que te habías vuelto en mi
Una selva tropical y húmeda
Como tus labios sin carmín
Aquella tarde en que besaste
Mi pecho de hombre jardín.

1810 La estepa de mi alma

Mi hilera de sueños
Y de ilusiones de tenerte
Es semejante
A caravana perpetua
De mercaderes mediorientales
Que van errando, vagando
Por el desierto.
Cuando la noche cae
De forma estrepitosa
Sobre mi espalda
Yo siento la soledad arañar
La estepa de mi alma.
La estepa de mi alma
No es cualquier estepa
Es una estepa solitaria
Y abandonada
Una estepa desierta, sin viento,
Alejada de las regiones pobladas
Del universo.
Medio oculto en la penumbra
De mi vasta soledad
Veo tu luz de estrella fugaz
Acercarse a mi vida
Dejando impregnados mis ojos
De belleza y grandeza sin igual,
Pero mi mal
Va de aumento en aumento
Porque yo se que tu aliento
Jamás me ha de besar.
Si vieras mi hilera de sueños
Que van errando, vagando
Por el desierto
Quizás podrías entender
Que la estepa de mi alma
Está sola esperándote a ti,
Para que repuebles cual árbol pionero
Cada palmo
Cada metro
Cada espacio habitable
De la vasta planicie de mi alma.

1809 Otro errado ser

Yo quiero volverme perenne
Bajo tu cielo
Eternamente azul,
Yo quiero vivir en medio del vino
Apartado del imperio del temor
Y que mis penas floten
Impulsadas por las corrientes
Del dolor
Para que mi alma pueda purificarse
Y liberarse de esta necesidad
Que no me permite
Ni vivir, ni morir
Y encontrar ese elemento
Que colmaría mi humanidad
Purifícame,
Transmútame,
Haz que mi cuerpo divente
Estrella fulgurante que gravita
Por encima de la maldad
Elévame,
Reálzame,
Sácame del laberinto en el que vivo
Mostrándome la salida
Del laberinto de mi propio ser,
Líbrame de mí mismo
Y no me dejes renacer
Volviendo a ser un humano,
Que no puede detener
Sus ansias de ser amado
Por otro errado ser.

1808 Sobreviviente de tu amor

Cuando lleguemos al umbral del cielo
Y nuestras pupilas dilatadas
Nos conviertan
En pareja delatada
De haber comido
La manzana del Edén,
Cuando tu cuerpo no me haga rehén
De tu figura,
Y tus ojos
No me hagan caer de hinojos
Implorándote de tus frutas
Entonces me declararé
Sobreviviente de tu amor.
Pero entretanto mi alma vague
Como las olas de la mar
Buscando de las migajas
Que caen de tu manjar
No puedo decir que mi mal
Curado está.
Mientras mi inspiración no abandone
Los poemas inconclusos
Que nunca terminaré
No me declararé
Sobreviviente de tu amor,
Hasta que no llegue invencible
Al umbral de los cielos
No puedo decir que tus celos
Me van a dejar vivir.

1807 A favor del viento y la marea

A favor del viento y la marea
Va mi ilusión encaminada
Para precipitarse en la nada
De tu frialdad tan extrema.
Hay algunos cofres
Que no puedo abrir
A pesar de que su llave
Sólo pertenece a mi,
Hay en mi interior
Algunos vientos
Que no logro encarcelar,
Existen en mi algunas nubes
Que no puedo disipar,
Hay cataratas enormes
Que no puedo hacer parar,
Hay estrellas rutilantes
Que no puedo sujetar,
Hay en mi un corazón gigante
Que no puedo ignorar,
Y existes tu
Mi otrora amante
A quien no puedo olvidar.
Qué he de hacer con mis ojos
Si no son para mirar
Tu belleza de lucero
Al momento del alba despuntar.
Qué he de hacer con estos cofres
Que no puedo rebuscar
Qué va a pasar con estos vientos
Que no logro encarcelar,
Y qué con esas nubes
Que no puedo disipar,
Qué hago con las enormes cataratas
Que no puedo hacer parar,
Y las estrellas rutilantes
Que no puedo sujetar,
Qué he de hacer
Con mi corazón amante
Que no te deja de amar.

1806 El monstruo de la rosa

El monstruo de la rosa despertó
Como si fuese un niño recién nacido
Y ante mis ojos sedientos de amor
Danzó su cuerpo poseído
Inspirado por el dios Cupido,
Y cuando caí implorando
Que me dejara vivir sin oír
Tu melodiosa voz,
El monstruo de la rosa
De un zarpazo mi piel arañó,
Y con sus espinas ocultas tatuó
Todo mi entero ser
Como si hubiese sido mi piel
Papiro del antiguo Egipto.
Una buena señal
De la desgracia que apabulla
Mis instintos de vivir
Sin oír tu melodiosa voz
De gorrión poseído de belleza,
Es que no me has hablado
Este torturante día que fenece,
Y es por eso que en mi crece
Este inmenso dolor
Que he querido disfrazar
Con un altar
De rosas,
Sin saber que entre las cosas
Ocultas por mi penar
Estaba el monstruo de la rosa
Que no me deja otra cosa
Que no sea el pensar
En tu gorreonicomelodiosa
Voz de arcángel sin par.

1805 Los arcángeles que viven en las estrellas allá en el cielo

A la noche vamos a descubrir,
Sin que nadie nos espíe,
El arcano del amor.
Los arcángeles que viven
En las estrellas allá en el cielo
Caerán como si fuesen
La lluvia cósmica que produce
El universo
Cuando dos personas en la tierra
Se aman con nuestra pasión
Si quisieras mirar las estrellas
Al momento de su descenso
Recuesta tu cabeza en mi hombro
Y deja que tu corazón
Palpite al mismo tiempo
Que mi corazón.
Estando contigo
No es posible escapar de la pasión
Porque uno tiene que dejarse
Llevar de la mano de los arcángeles
Que en las noches miran
Cuando dos personas en la tierra
Se aman con la fuerza
De nuestra perenne pasión.

1804 Os arcanjos que moram nas estrelas lá no céu

À noite vamos desvendar,
Sem ninguém para nos olhar,
O mistério do amor.
Os arcanjos que moram
Nas estrelas lá no céu
Vão cair como se fossem
A chuva cósmica que produz
O universo
Quando duas pessoas na terra
Amam-se com a nossa paixão
Se você quiser olhar as estrelas
Ao momento de sua queda
Ponha sua cabeça no meu ombro
E deixe que o seu coração
Bata ao mesmo tempo
Do que o meu coração.
Quando estou com você
Não dá para fugir da paixão
Porque a gente tem que se deitar
Levar das mãos dos arcanjos
Que nas noites olham
Quando duas pessoas na terra
Amam-se com a força
Da nossa perdurável paixão.

1803 Limitaciones

Las cosas que hacen que tu
Seas dios pero sin serlo
Son las cosas que hacen de mi
Un vidente que no ve.
Yo no tengo alas
Como las alas de las mariposas
Por eso no puedo volar
Ni saber
Cómo es que se olvida el dolor
Cuando el corazón está lleno
De tristeza
Y cuando la magna soledad
Oprime brutalmente tu cabeza
Si tuvieras la certeza
De las cosas que no tiene mi ser
No por eso dejaría de ser
El vidente que no mira
Ni tu el dios que no puede ser.

1802 Impedimentos

As coisas que fazem que você
Seja deus mais não é
São as coisas que fazem de mim
Um vidente que não vê.
Eu não tenho assas
Como as assas das borboletas
Por isso não posso voar
Nem saber
Como é que se esquece a dor
Quando o coração é cheio
De tristeza
E quando a grande solidão
Oprime brutalmente sua cabeça.
Se você tivesse certeza
Das coisas que o meu ser não tem
Não por isso eu deixaria de ser
O vidente que não olha
Nem você o deus que não é.

1801 The day

My indefinable big love
Deeper than the ocean
Will only disappear
The day that I don’t cry
Of tenderness
Because your touch.
My inconceivable special love
Bigger than every emotion
Will only disappear
The day that I ask why
This whole madness
Because your touch.
My uninterrupted sweet love
Stronger than devotion
Will only disappear
The day that in my mind
Your embellishment
Fill up all emptiness of my heart.

1800 My new blessed life

Finally start the light
To shine
On my blues-possessed soul.
I began to see the star
Of the morning that belongs
To you and me
I used to talk about emptiness
Until the day
That I found you again.
When I saw your face
At the same time
Began to begin the creation
Of my new life.
You brought to me
Peace and revolution
Interweaved
With reality and illusion.
All my dreams
Were following the clouds
That were pushed by the wind
When you left me
With this empty heart
Full of solitude,
But now that the light began to shine
I began to live
My new blessed life.

1799 Cual elefante bailador de flamenco sobre mi pecho de cristal

¿Quién va a calmar la honda
Expansiva onda
De desaliento, incertidumbre y soledad
Que zapatea, taconea
Cual elefante bailador de flamenco
Sobre mi pecho de cristal?
¿Quién va a apagar la llama
De la expansiva flama
De tristeza, amargura y soledad
Que se enquista y se activa
Cual insecto destruyente
De amorosas ilusiones y verdad?
Cuánta vida pierdo buscándote
Y parece que nunca
Te he de encontrar.
Aún estando en la atalaya
Viendo quien baja quien sube,
Quien camina despierto,
Quien sueña en una nube,
Quien con amor del cierto
Desnuda de plumas un querube.
Cuánta muerte gano buscándote
Y parece que siempre
Te he de buscar,
Sin lograr encontrar
Quien calme la honda
Expansiva onda
De desaliento, incertidumbre y soledad
Que zapatea, taconea
Cual elefante bailador de flamenco
Sobre mi pecho de cristal.

1798 Como a inicios del big bang

Yo siento
El universo de mis neuronas expandirse
Como a inicios del big bang,
Yo siento que el torrente alborotado
De mi sangre púrpura
Hierve y casi se evapora
A causa de las olas
Con las que me arrastras,
Yo siento que las células de mi médula
Se encrespan, se contraen,
Se encorvan, se expanden,
Brincan, saltan y se retuercen
Como a inicios del big bang.
La escultura de tu cuerpo me venció
Como si fuese cabrito
Atacado por hambriento león
Y la dulzura avasallante de tus ojos
Me arrastró
Como si hubiese sido árbol
Minutos después del ciclón.
Yo siento
El universo de mis neuronas expandirse
Como a inicios del big bang,
Yo siento que el fluir desatinado
De mi savia verde
Evapora y casi hierve
A causa de la nube
Con la que me cubres,
Yo siento que las células de mi médula
Se encrespan, se contraen,
Se encorvan, se expanden,
Brincan, saltan y se retuercen
Como a inicios del big bang.

1797 Cadavere squisito

Cioè che la mia combattente anima
Non si lascerà diluviare
Per le iene e i avvoltoi
Che fanno ronda giunto
Alla mia progressiva solitudine.
La strategia che impiegherò
Sarà spargermi in corpo
Per i quattro venti del mondo
E liberare la mia anima
Di questo cadavere squisito
Che incarcera i miei istinti
Di vivente animale
Il mio essere
Non è matrioska
Ne scatola cinese
Ne spirale viziosa
Che si stende senza fine
Al di là dell’eternità,
Io sono ingravida bolla che dondola
Urna trasparente di cristallo
Fragile ostrica di perla
Cadavere squisito di vivente animale.

1796 Cadáver exquisito

He aquí que mi imbatido espíritu
No se dejará devorar
Por las hienas y los buitres
Que merodean acompañando
Mi progresiva soledad.
La estrategia que voy a utilizar
Será esparcirme en cuerpo
Por los cuatro vientos
Y liberar mi espíritu
De este cadáver exquisito
Que aprisiona mis instintos
De viviente animal
Mi alma
No es matrioska
Ni caja china
Ni espiral viciosa
Que se extiende infinita
Más allá de la eternidad,
Soy ingrávida burbuja de cristal,
Frágil concha de ostra perlera,
Cadáver exquisito de viviente animal.

1998/08/31

1795 El abismo

Son paredes escarpadas
Lo único que acierto a ver
Cuando miro arriba,
Me encuentro en lo más hondo
Del abismo.
Este pabilo de mi pecho
No se enciende ya con nada
Que no sea con el fuego
De tu mirada.
Y cuando empiece a florecer
Entre tus manos
Como impulsado mi espíritu
Por el duende de la primavera
Arranca esa margarita
Que se abre en mi pecho,
Si quieres, puedes despetalizarla
Y arrullarte con su perfume
En mi lecho
Observa que en lo profundo
De mi corazón
Naufragan mis besos
Y mi pasión.
No me dejes como mosca muerta
En el perfume del perfumista
Haz que mi vista
Te mire de frente
Porque si no
Este oscuro abismo acabará
Con lo que queda en mi interior
De ilusión.

1794 Poeira de estrelas

Quando os meus olhos deleitam-se
Com a gama de cor
De suas pupilas,
No meu espírito
Redimensionam-se
Os paradigmas de ternura
Que tenho no meu coração
É dizer,
Você faz que as células
Que moram no interno
Do meu sistema ósseo
Brinquem como gazelas
Ao borde de um manancial.
Minha mesa está pronta
No lugar onde mora a luz,
Minha lâmpada
Está cheia de azeite
Esperando que o seu fogo
Faca reverdecer os neurônios
Que tenho inflamadas
No fundo do meu coração
É dizer,
Sou fruta madura,
Cobiçável e presta
Para que os seus lábios
Façam de meu corpo
Poeira de estrelas.

1793 Polvareda de estrellas

Cuando mis ojos se deleitan
Con la iridiscencia
De tus pupilas,
Dentro de mi espíritu
Se redimensionan
Los paradigmas de ternura
Que tengo en mi corazón
Es decir,
Tu haces que las células
Que moran en lo interno
De mi sistema óseo
Salten como gacelas
Al borde de un manantial.
Mi mesa está servida
En el lugar donde habita la luz,
Mi lampara
Rebosa de aceite
Esperando que tu fuego
Haga reverdecer las neuronas
Que tengo inflamadas
En lo interno de mi corazón,
Es decir,
Soy fruta madura
Codiciable y presta
Para que tus labios
Hagan de mi cuerpo
Una polvareda de estrellas.

1792 No voy a dejar apagar la luz

No voy a dejar apagar la luz
Aunque el tsunami de desesperación
Me arranque de mi sitio
Sin ninguna conmiseración.
El absoluto vacío del universo
Llena todo tan completamente
Que los restos de los rostros
De los humanos parece
Caravana de caras vanas
Desvanecidas en vano
Por el tiempo y la desilusión,
Y aun con todo eso
El sol nunca cae,
Siempre se retira invicto
A sus habitaciones celestes
Como solo suelen hacerlo
Los dioses.
Aunque el arroyo que me traía
Las aguas cristalinas para beber
Se secó,
No voy a dejar apagar la luz
De mi corazón
Así el tsunami de desesperación
Me arranque de mi sitio
Sin ninguna conmiseración.

1791 Estallidos

Al lado del colibrí
Estalla soberbia
La colorida flor
Y al ritmo de tu beso
Encendido
Estalla de ternura
Mi corazón,
Es que el carril de mi vida
Es el candil
De tus labios impacientes.
Tus besos liberan la magia
Que tiene encerrado mi cuerpo
En su pistilo.
Para restaurarme a mi mismo
Preciso bañarme en el mar
De tus azules ojos.
Y para estallar en colores
Como flor primaveral
Solo me basta tu beso
Para desencadenar
Las sensaciones más bonitas
Que me pueda imaginar.
Al lado del colibrí
Estalla soberbia
La colorida flor
Y al ritmo de tu beso
Encendido
Estalla de ternura
Mi corazón.

1790 Pulmones de acero

Preciso dos pulmones de acero
Para poder sostener,
Liberar
Los suspiros aplastantes
Que oprimen mi pobre pecho
De cristal.
Necesito un corazón de hierro
Para poder soportar,
Aguantar
La enorme pisada de elefante
Que humilla el sentimiento
De mi ser.
Cómo me gustaría tener
El arte de tejer
Las palabras
Y que al decir abracadabras
Se abriesen las fuentes
De la perfección
Y los puentes
Que llegan a tu corazón
Se tendieran sin razón
Para mi suerte.
Cómo me gustaría tener
Tu cuerpo a mi lado
Y así no sentirme humillado
Por los suspiros delirantes
Que oprimen
Como pisada de elefante
Mi corazón enamorado.

1789 Momentum

Yo quiero que me quemes con tu mirada
Como si yo fuese estopa humedecida
En brea
Y que tus labios macerados
En pétalos de miel
Hagan madurar de placer
Mi voz envejecida en soledad.
El día que estuve contigo deseé
Que la tierra dejase de girar
Y que mi agitado corazón
Cesara de palpitar
Porque yo sentí como ultrapasaba
Los estratos más altos del nirvana.
Si hubieses sido un arcángel
Te habría pedido sin vacilar
Que me mataras en el instante
En que por los altos cielos
Me hiciste volar,
Porque así no habría de sentir
Otro sentimiento
Que no fuese el sentimiento
Que me hiciste experimentar
Al momento en que te amaba
Y que deseé que lo eterno
Dejase de palpitar.