2003/10/31

2526 Bosque de euglenas

Éstos árboles tan grandes
Y yo tan diminuto
Que me pierdo
En el bosque de euglenas
En el que me sumergí.

Un bosque de euglenas
Que para mi
Fueron secoyas
Emperennecidas
Frondosas
Que le cerraban
El paso a mi vivir.

Un bosque profundo
Lleno de duendes,
De dragones,
De centellas
En que me perdí
Esa noche trágica
En la que con el rumor de olas
Verdes de euglena
Sin más ni más de perdí.

2525 Saturno con sus nueve lunas

Poseo en mi
El cuerno de la abundancia,
La rueda de la fortuna,
Porque estando contigo
Al lado mío
Me siento ser Saturno
Con sus nueve lunas.

Por eso conmovido
Doy mil gracias a los cielos
Por tu dulce compañía.

Y quiero que sepas
Que aunque no puedas hablar
Escucho cada uno
De tus suspiros
Que son en mí
Como bandada de alondras
Banco de peces multicolor,
Y siento en mi
El cuerno de la abundancia,
La rueda de la fortuna,
Porque estando contigo
Al lado mío
Me siento ser Saturno
Con sus nueve lunas.

2524 Provecho

Por eso eché a volar
Esta paloma
Desde mis diluvios
Con la esperanza
De que tu paz
Me brindase su ramo
De olivo.

Los besos y abrazos
Que conseguí
A partir de ti
No pueden ser contados
No pueden ser atados
Ni con cuerdas ni con lazos
No pueden ser medidos
Por medios
Humanamente concebidos.

Y han sido tus caricias
Y los suspiros que quito
De tu delirante boca
Las utilidades
Y emolumentos
Que he adquirido
Como patrimonio
De mi universo corporal.

2523 Cuota

Una cuota de desolación
Es la cantidad que le pagas
Regularmente
A mi ser
Cuando no huelo tu cuerpo
Cuando no muerdo tu piel.

Quiero establecer el pago
En caricias y besos
Mediante el cual
Le permitas a mi corazón
Gozar de tu lamer de carnes
De tu rozar de lenguas
Del estremecimiento de tus manos
Mientras me hurgas
Como si yo fuese pozo petrolero
En los campos de Kuwait.

Y sin temor a renegociar
Esta deuda tan tremenda
Que cargo conmigo,
Quiero devolverte
Una porción fija
Y proporcional a tu amor.

2522 Yo tengo un corazón que arde

Yo tengo un corazón que arde
Macerado en la euforia:

Cual unicornio me acerca a tu estanque
Pretendiendo besar tus olas
Y en mi ufano corazón late
La pasión que me transporta.

Es la luz de tus ojos
La que me hace reverdecer
Por dentro
Como si fuese mi ser
La vara de Aarón
No solo reverdezco
Y echo flores
Sino que en mis besos
Llevo frutos
Que puedes comer
Y es que tu mirada
Me empuja hacia arriba
Y me hace enverdecer.

2521 Ton cœur est un minotaure

Tengo una nebulosa
Girando en mi interior
Un vórtice gigantesco
Que me lanza por la diestra
Por la borda
Estoy fuera
Por dentro.
Je suis dedans
De cette immense dehors
Y en mi la amargura
Campea por sus fueros.

Et c’est comme ça parce que

Ton cœur est un minotaure
En las afueras de mi laberinto
Que yo me afano
En encontrar.

Es una diana a la que mis dardos
No consiguen alcanzar.

2520 La incubadora de las alondras de mi voz

Tu lengua es
La incubadora
De las alondras
De mi voz,
La abandonada bandada
De besos y mimos
Que retorna a mi corazón.

Deseo que un viento fresco
Me asalte por la espalda
Y que cambie mi lamento en baile
Y que revierta en mi espíritu
La magia.

Deseo que tus besos
Muerdan mi carnada.

Y que tus brazos me abracen
Y que tu lengua me abrase
Y que de mi alma arrases
La tristeza, la melancolía,
Que hagas de la vida mía
Un perenne baile
Y que para siempre
Tu lengua sea
La incubadora
De las alondras
De mi voz,
La abandonada bandada
De besos y mimos
Que retorna a mi corazón.

2519 Errando solitarios por el mar

En un inusual equilibrio
Las rocas suspendidas
Al borde del precipicio,
Parecen querer lanzarse
A la mar.

Así la configuración singular
De tu cuerpo
Me hace balancear
Como una roca gigantesca
Al borde del acantilado.

No solo se trata de tu sonrisa
Disturbadora y angelical
Es además la forma
De tus cabellos celestes
Inspirados en la Roma
Imperial.

Todo en mi cuerpo fue movimiento
Cuando tu con tu dulzura
Me sonreíste
Aquella tarde sin par
Junto al acantilado
El día que nos encontramos
Errando solitarios por el mar.

2518 Me arremetió la soledad

Con la misma majestad
Con que un bisonte americano
Arremete contra su rival
De esa misma forma
Para mi mal
Me arremetió la soledad.

Indudablemente soy un mar
Y mis ojos son
Gigantescas claraboyas
Por donde impetuosas las olas
Amenazan con desbordar.

Anhelo que el aliento
De un dragón celeste
Me bese el pecho
Y me fulmine el corazón.

Que un meteoro descomunal
Me caiga por dentro
Y haga añicos
El remanente
De mi ilusión.