1995/10/31

1478 Momento de gloria

Lo desagradable de tu presencia
Es más bello que la luz inmaculada
Del sol al despertar,
Lo amargo de tu espíritu
Es más dulce que la miel
Que destila de su panal,
Lo oscuro de tu mirar
Es más esplendoroso
Que el sol en horas del medio día,
Lo desafinado de tu voz
Es como música culta
Para mi espíritu cansado,
Porque eres más grande que la grandeza
Y tu belleza,
Sobrepasa los orientes y los occidentes,
Los nortes y los sures.
Eres más de lo que mi ser humano
Sencillamente puede merecer,
Por eso me pregunto si mis ojos
Podrán soportar sin estallar
El momento de gloria
En que te tenga junto a mi.

1477 Espirituantropomorfización

Tú eres la única responsable
De la espirituantroporfización
De mi ser de animal
Porque al domesticarme
Me empujaste al precipicio
Donde reposaba
Tu subyugante ternura
Y a mi no me quedó más
Que resignarme a quererte
Como si fueses más elemental
Que mi vida misma,
Porque te volviste tan elemental
Como mi vida misma
Y en mi cosmos comenzó
A formarse la vida,
A partir desde el momento
En que dictaste que fuese la luz.
Y fue la luz de tu rostro
Tan esplendorosa,
Que no puedo concebir
Cómo pude subsistir
Viviendo a oscuras sin ti,
Porque mi ego salvaje
Reposaba sobre la faz de mi cuerpo
Y tu cuerpo cual satélite
Giraba en órbita
En torno a mi universo.

1476 Emperatriz de las amapolas

Y esa mañana
La emperatriz de las amapolas
Besó apasionadamente mis pupilas
Impregnándome con el color
De su aureola,
Desde mi sur hasta mi norte,
Desde mi este a mi oeste,
Desde mi cenit hasta mi nadir.
Y me dejó saciado de amor
Su boca que delataba
Haber bebido hasta la saciedad
Sangre de claveles,
Ofrendados en su honor
Por mi espíritu
Y manchó mi cuerpo de blanca lana
Con la estampa de sus besos.
Con sus diestras manos
Ella era capaz de reconstruir
En mi cuerpo
Mis marchitos ikebanas.
Por eso voy a firmar con mi sangre
En el libro de mi razón
Que perennemente la voy a amar
Aunque en su espíritu
No florezcan las higueras,
Ni sus vides lleven fruto,
Aunque falte el producto
De sus reverdecidos olivos,
Porque ella hace a mi espíritu
Elevarse a las alturas
Y en camino de penurias
Me evita el andar.

1475 Rosas rosas

Aunque si bien es cierto
Que nunca tomé en serio
Un gran amor,
Los accesos de locura
Que padecí sin control
Al ser testigo presencial
Del despliegue total
De las rosas rosas de tu cuerpo,
Me hicieron vivir en un estado
De fascinación espiritual,
Porque viví como hechizado
Por el olor de las rosas rosas
De tu cuerpo,
Por eso en esta noche plateada
De octubre,
Quiero que bañes mi cuerpo
Con la rosa luz
De tus rosas rosas,
Como si yo fuese lo mismo
Que mar en noche de plenilunio,
Porque quiero sentir
Cómo devoras mis elementos
Polen a polen,
Y pétalo a pétalo
Para de nuevo volver a ser
Testigo presencial
Del despliegue total
De las rosas rosas de tu cuerpo.

1474 Como un pingüino en el desierto

Me sentí,
Sin ti,
Tan desconcertado e incierto
Como un pingüino en el desierto
Porque estaba acostumbrado
A lo azul de tus ojos
Como el mar,
Pero al irte de mi vida
Fue abierta la herida
Que había sido hecha
Por la soledad
Y con la nitidez precisa
De las alucinaciones,
Vi tu esbelta imagen
Desdibujarse ante mis ojos,
Como si fuese la espuma
De la mar
A la ribera de un acantilado
Y me sentí,
Sin ti,
Tan desconcertado e incierto
Como un pingüino en el desierto
Porque estaba habituado
A lo azul de tus ojos
Como el mar.

1473 En el diván de tu pecho

Manchada, gris y macilenta
Estaba la vida mía
Hasta que descubrí un día
Lo impecable de tu rostro
Que sin querer
Me indujo a recordar
Los rostros de las esculturas griegas.
Y cuando vi desplegar en tus labios
Esa sonrisa infantil,
Se encendieron en mi espíritu
Los más lejanos sentimientos
De querer besar tus labios
Y quise besar tus labios
Seductores y gentiles,
Pero no sabía como hacer
Para acercarme hasta ti
Porque te veías tan impecable
Como una garza blanca,
Tan imperial
Como un águila calva americana,
Y tan delicado tu cuerpo
Como el de un gorrión.
Por eso lo que he hecho
Desde el día que descubrí tu pecho
Es soñar
Con recostar
Como un sultán
Mi cuerpo en el diván
De tu cuerpo.

1472 Lluvia de pétalos

Cuando cayó la lluvia de pétalos
De tu cuerpo en mi cuerpo,
Pude apreciar con mis propios ojos
La catarata de luces
Con la que irrumpiste
En mi destino,
Semejante a un espectáculo
De fuegos artificiales,
Y créeme que ahora estoy
Al borde del delirio
Por volver a encender
Las luces de bengala
De tu cuerpo,
Porque sé que contigo
Puedo disfrutar hasta el cansancio
Del placer alucinante
Que produces.
Porque tu ser me empuja al éxtasis,
Y me arrastra al paroxismo
Solo el imaginar
Que puedo volver a disfrutar
De la lluvia de pétalos
De tu cuerpo en mi cuerpo.

1471 Ilusión en cadena

Como si hubiese sido una bomba atómica
Detonada en el fondo de la mar,
Desataste una ilusión en cadena
En el océano de mi espíritu
Y las ondas inmensas que se crearon
En los arrabales de mi ser,
Transformaron por completo
La imagen que tenía de mi mismo,
Porque como Cristóbal Colón,
Descubrí entre mis océanos
Los continentes dormidos
Desde antaño,
Por la desilusión,
Hasta que me mostraste la salida
Del laberinto en que viví,
Cuando tus ojos color tus ojos
Desataron en mi interior
La ilusión en cadena
Que me obligó a adorarte,
Como las olas inmensas
Del enfurecido mar
Rinden sumiso tributo y devoción
A la blanca emperatriz
De la arena y la sal.