1991/12/31

0693 Tu nombre admirable

Tan suave es cada pisada
Y tus gestos tan cariñosos
Tierna todas tus miradas
Y tu rostro tan hermoso.

Por eso mi alma te da loor
Porque eres indudablemente
El dueño de la paz y el amor
Y de la dulzura silente.

Gracias porque tu has llegado
A mi solitario corazón
Gracias porque tu has llenado
De tu paz mi pobre corazón.

Porque desde entonces tan rico soy
Como solo pueden ser
Los que van por donde voy
Llenos de tu amor y poder.

Gracias por bendecirme en tu nombre
Tan dulce, bello y poderoso
Con el que se cambian los hombres
De pobres y tristes a dichosos.

Porque tu nombre es semejante
A la misma luz del alba
Y tu sonrisa tan radiante
Como la mejor y más grande calma.

Porque tu nombre, Jesús
Es tan grato y agradable
Que hasta la mismísima luz
Tiene que declararte admirable.

0692 Solamente cuando hablo contigo

Y todo esto me pasa
Solamente cuando habla contigo
Porque en mi vasto interior
Parece accionarse
Una fuerza tan devastadora
Y tan tierna a la vez
Que es capaz de desequilibrar
Todas y cada una
De mis células nerviosas
Y capaz de restablecer
El paraíso perdido
En tan solo una noche
Porque posees en tu mirada
La llave mágica y el ábrete sésamo
Que es capaz de abrir
Las puertas cerradas
Más herméticamente
La pócima embrujadora
Capaz de arrancar
De un solo golpe
Las cosas negativas y fugaces
Que me puedan impedir amarte
La palabra encantadora
Que es capaz de destruir
Los enormes diques
Que mantienen prisioneros
La pasión y la fuerza
Encerradas en mi cuerpo
Para cuando sea tiempo
De amarte y nada más.

0691 El camino de tu amor

Al camino de tu grande amor
Quiero saber cómo llegar
Para allí poder descansar
Y así deshacerme de mi dolor.

Porque ya mi alma entera
Está deshabitada y vencida
Porque el dolor de mi gran herida
Es tan grande que me desespera.

Por eso solamente quiero saber
Como llegar a mi destino
Donde está de tu amor el camino
Para mi espíritu rejuvenecer.

Dime cómo es que llegaré
Hasta las puertas de tu corazón
Antes que pierda la razón
Y con todo mi amor te amaré.

0690 Déjame descansar en ti

Déjame descansar extasiado
Bajo las gigantescas palmeras
Que se encuentran plantadas
En el oasis cristalino
De tu boca de doncella
Y podré reponer mis fuerzas
Para demostrarte con ímpetu
Lo que soy capaz de hacer
Por una hermosa como tu
Déjame descansar a tu lado
En el jardín espeso
Que crece enhiesto y orgulloso
En la montaña de tu pecho
Y podré salir entonces
A recorrer el mundo
Para traerte conmigo
Las cosas más difíciles
Y así poder demostrarte
Lo inmensamente grande
De mi amor por ti.
Déjame bañar mi cuerpo
En el mar cristalizado
De tus ojos color café
Para resurgir como un atlas
Y amarte con ternura
Y así poder aprehenderte
Con todos mis sentidos
Hasta que quedes convencida
De lo inconmensurable
De mi sentimiento
Hacia tu persona.

0689 ¿De qué me valdrá la cordura?

Aunque la locura sea mala
Si tú te vas de mí
Voy a refugiarme en ella
Porque si no he de tenerte
Para siempre junto conmigo
¿De qué me valdrá la cordura?
Prefiero entregarme
En cuerpo y alma
A la nefasta demencia
Para así no sentir
La soledad azarosa
Que carcomerá incompasible
Los pilares más robustos
De mi cariño por tu ser
Así no tendré nada
De qué preocuparme
Y cuando pregunten por ahí
Que por qué me puse loco
Los diré con mi mirada
Que ya no estás conmigo
Y que eres el tema
Más predilecto de mi locura
Porque aunque ella sea mala
Su tu te vas de mi
Voy a refugiarme en ella
Porque si no he de tenerte
Para siempre junto conmigo
¿De qué me valdrá la cordura?

0688 Con mi música a otro lado

Lo único que dejaste
Incrustado en mi cuerpo
No fue nada más
Que una naturaleza muerta
Porque tu desruralizaste
Con tus mágicos besos
La superficie montañosa
De mi cuerpo
Urbanizaste con tus caricias
Las partes más áridas
De mi espíritu
Y desarrabalizaste mi alma
De las cosas mías
Con tus calidas miradas
Para incorporarlas al bagaje
De las cosas tuyas
Y yo me rendí a tus plantas
Como si fuese un musulmán
A la hora de la oración
O como si fuese tal vez
Un sintoísta
Ante la tumba de su antepasado
Y luego de que te entregué
Todo lo que poseía
En mi alma, cuerpo y espíritu
Me echaste de tus territorios
Y me dejaste abandonado,
Entonces tuve que irme
Con mi música a otro lado.

0687 Los colores más hermosos

Cuando se tiene que hablar
De lo magno de tu persona
Las palabras bellas
Quedan cortas
Porque eres tan radiante
Que la misma luz que emana
De tu rostro femenino
Opaca a cualquier poeta
Que quiera hablar de ti
Aunque sea para decir
Que eres tan radiante
Como la luz del sol
En una lúgubre mañana
Brumosa y fría
Lo digo por mi mismo
Porque al querer alabarte
No pude hacer nada más
Que asombrarme y quedarme
Anonadado con la belleza
Tan esplendorosa
Que tenían tus ojos
Tus pechos y tu boca.
Te juro sin temor
De ser contradicho
Que los colores más hermosos
Que ha percibido mi espíritu
Han sido los de tus ojos
Tus mejillas y tu boca.

0686 La distancia cayó a mi espalda

La distancia cayó a mi espalda
Como si fuese semejante
A una estrella
Que se desprende del firmamento
Y el estrépito de su caída
Fue tan atroz a mis sentidos
Que quedó mi rostro
Convertido en una mueca
Triste y desolada
Las lágrimas no fueron suficientes
Para desahogar mi espíritu
Del tormentoso espanto
Al que quedé sometido
Cuando la distancia traidora
Cayó a mis plantas
Abriendo un surco
Tan enorme como el amor
Que te profesé
Desvergonzadamente
Y caí en sus brazos
Como si fuese igual
A un refugiado
Y lloré
Tristemente lloré
Y cuando se repuso
De la tristeza mi espíritu
Decidí amar la distancia
Que había caído a mi espalda
Como si fuese semejante
A una estrella
Porque era mejor a mi alma
Amar la distancia
Que cruelmente me separó
De la benéfica luz
De tus ojos
Y de la dulzura estrambótica
De tus vírgenes pechos
Porque si no moriría
En el acíbar del dolor
Que me provocó la distancia
Cuando cayó a mi espalda
Como una estrella fugaz.

0685 Ai de mim!

Somente tenho ao meu lado
A solidão que deixa
A partida da mulher
Que mais se quer
Sei que vou estar
Tão desgraçado e triste
Como a mirada morta
Dum sórdido manequim
E por isso eu exclamo:
Ai de mim!
Porque sem a garota
Que eu adoro
Vou ser
Um simples mortal
Dos que estão por milhares
Neste planeta
Mais se eu tenho comigo
À mulher que amo
Vou estar
Como estaria um menininho
Com um novo brinquedo
E tão fresco e rejuvenecido
Como uma árvore de azeitonas
Plantada ao lado dum rio
Pelo contrário se não tenho
À melhor mulher do mundo
Que é a que eu adoro
Vou morrer
Duma saudade tão grande
Como também é de grande
O meu amor por ela.

0684 El estropicio de una mañana

Como el estropicio de una mañana
Solitaria y vacía
Así me siento sin tus ojos
Y tan baldío de amor
Siento mis territorios
Que soy sumamente capaz
De aniquilar mis sentimientos
Aunque también se aniquile
Mi cuerpo y mi identidad
Porque se perfectamente
Que no te tendré a mi lado
Y entonces para qué me sirve
Una vida fructífera y llena
De otras bendiciones y cosas
Porque aunque tenga en mi poder
Las villas y castillos
Más pomposos jamás soñados
Si no tengo tu cuerpo
Que se asemeja a una escultura
Primorosamente tallada,
Vendré a ser tan estúpido
Como la osadía de decir
Que soy feliz sin ti
Porque como la triste agonía
Del sol en tiempos del ocaso
Así se siente mi alma
Contristada, sola y mustia
Y tan pusilánime y estática
Como el musgo humedecido
Por la neblina matutina
Y como la torpe sordidez
De una tarde de invierno
Porque no tengo a mi lado
La preciosa luz de tus ojos.

0683 La música triste de un viejo saxofón

Mi piel se desgarró
Como también se me quebró
La voz
Hasta llegar a parecer
La música triste
De un viejo saxofón
Mis ojos se perdieron
En la fantasía dolorosa
Que me cubrió con su cuerpo
Para hacerme creer
Un afortunado perdedor
Pero en el amor
No hay afortunados perdedores
Simplemente hay
Tristes vagabundos
Que ululan sin sentido
Como si fuesen igual
A un caballito del diablo
Que vuela sin rumbo definido
Pero no siento angustiada mi alma
Porque el sentimiento caro
Que pude sentir
Me llenó el alma
Y me obligó a aprehenderme
Lo que es verdadero amor
Aunque en el día de hoy
Mi piel se desgarró
Como también se me quebró
La voz
Hasta llegar a parecer
La música triste
De un viejo saxofón.

0682 Como la luz del alba

Cuando la belleza misma
En su grado más elevado
De pura sublimidad
Se encuentra acorralada
En un callejón sin salida,
Busca un pequeño lugar
Por donde salir apurada,
Y por eso se explica
Que tu persona sea tan bella
Como el aire fresco
De una limpia mañana.
Porque la belleza más pura
Eligió tu rostro
Y tu esbelto cuerpo
Para encarnar en esta época.
Por eso fue que me estrellé,
Aunque queriendo sin querer,
Sobre la geomorfología
De tu hermosa persona.
Y opté sin rechistar
Por declararte mi diosa,
Posesiva y absolutamente mía.
De ahí mi exagerado orgullo
Y mi descomunal presunción,
Porque sé que la belleza
Se encontraba prisionera
Intentando escapar como si fuese
El aire comprimido en una olla exprés
Y al apreciar tus ojos café,
Eligió tu cuerpo y tu rostro
Para manifestarse
De una forma tal,
Que los demás mortales
Encuentran difícil aceptar
Lo excelsamente bello
De tu cuerpo y tu rostro
Y no aceptan que tu espíritu
Sea tan hermoso
Como la luz del alba
En un día de invierno.
Pero yo lo sé
Y por eso te amo,
Desde siempre te amé
Y para siempre te amaré.