1999/05/31

1989 En el carro de las olas

Cuando alcance a percibir
Tu cuerpo ondeando al mar
Cual barco de vela,
Tomaré resueltamente
La determinación
De ascender,
Como si fuese el profeta Elías,
En el carro de las olas
De tus manos cuasi divinas,
Recostado en las caracolas
De tus primorosas corolas
Y ya verás
Que no habrá en los mares
Ni extensas bitácoras,
Ni actas prolongadas,
Ni meticulosos apuntes,
Ni crónicas desmesuradas,
Que recojan en lo mínimo,
La portentosa avalancha de amor
Con la que voy a envolver tu cuerpo,
Como si fuese el manto de fuego
Que envolvía al profeta Elías.
Mis manos se van a transmutar
En sutil y etéreo viento
Y mi aliento
Entonces invicto se tornará
En el abrigo perpetuo
De tu celeste esculpido cuerpo.
Cuando alcance a percibir
Tu cuerpo ondeando al mar
Cual barco de vela,
Tomaré resueltamente
La determinación
De ascender,
Como si fuese el profeta Elías,
En el carro de las olas
De tus manos cuasi divinas,
Recostado en las caracolas
De tus primorosas corolas
Y ya verás
Que no habrá soles
Capaces de ocultar
El sentimiento fatal
Que me atan a las ondas
De tu tierno ser sin igual.

1988 Pez abisal

Si pudiera ser alguna cosa
En lo profundo de tu mar
Yo sería un pez abisal
Que vive entre tus aguas,
Y así poderme meter
Hasta las zonas profundas
De tu corazón,
Y allí con devoción cultivarte
Con algas y rosas la pasión.
Quiero unirme a ti
Como si fuese un río
Que se une con la mar.
Confieso que cuando te vi
Por enésima vez ante mis ojos
Yo quise por nueva vez
Recorrer tu cuerpo
Desde tus luces radiantes
Hasta tus sombras eternas
Y allí reposar tranquilo
Como si fuese lo mismo
Que un pez abisal
Que precisa de la sal
De tu cuerpo esculpido
Para que le sirva de nido
Y de refugio contra el mal.

1987 Cual constelación de supernovas

Con tu dulce compañía
Mi alma comienza a refulgir
Cual constelación de supernovas,
Cual tempestad de melodía
Y en momentos en que mi memoria
Recuerda los oscuros días
En que solo estaba
Y sin aliento
Pretende oscurecerse la vida mía.
Cuando hablo contigo
Me fluye un río de adrenalinas
Por arterias,
Vasos capilares y venas.
Si mis penas estuvieran abiertas
Como en la tierra están los ríos
Podría verse el amor mío
Obstruyendo mi condena,
Pero con tu dulce compañía
Mi alma empieza a refulgir
Cual aglomeración de supernovas,
Cual tempestad de melodía
Porque cuando hablo contigo
Me fluye un río de adrenalinas
Por arterias,
Vasos capilares y venas.

1986 Planeta

En ocasiones soy un planeta
Complejo y revolucionando
Velozmente sobre mi eje,
El otro día por ejemplo
Fui Mercurio entre tus manos
Cuando mi cuerpo debutó
Entre tus incandescentes labios.
Y cuando traspasaste
Como bólido de fuego
Las capas que protegen mi alma
Yo fui Venus seduciente,
Y tirano Marte entre los planos
De tu cuerpo y mi cuerpo
Aquel verano.
Cuando tus dedos fueron hoces
Yo fui Tierra fértil
Produciendo a ciento por uno
Cada uno
De los besos impacientes
Con que me sembraste.
Júpiter he sido
Cuando estando contigo
Me colocaste en la órbita
De lo prohibido,
El agobiante estímulo
Que infringiste a mis pupilas
Desencadenó en mi interior
Una verdadera marabunta
De delirios,
Haciéndome sentir contigo
Como volando por los campos
De Saturno o Plutón,
Pero cuando desvendaste
Mis misterios con tus manos
Yo fui gigantesco Urano.
Y cuando los dos fuimos uno
Me comporté como el dios
Que habita en Neptuno,
Porque has hecho que en mi vida
Sucedan las flores
Legales e indebidas
Y mis frutos se maduren
Como si fuesen estrellas
De constelación prohibida.

1985 Que las calles de mi cuerpo son de oro y mi cama de cristal

Y ya no te vi más.
Mis ojos fueron
Sonar submarino,
Satélite exosférico,
Radar de delirios.
Te busqué entre los arboles,
Las paredes pintarrajeadas,
Las nubes migratorias
Que viajaban por mi cabeza,
Y ya no te vi más.
En este lúgubre mío interior
No habrá vida
Para dejar escapar al aire,
Porque mis ensombrecidos pulmones
Solo aspiran los corazones
Que transpiras.
Debajo de mi lengua
Tengo un castillo secreto y ultraoculto,
Está hecho de los mismos cimientos
Con que está hecha
La Nueva Jerusalén.
Ven con tu llave mágica
Y con tu mapa del tesoro
Y hurga en los laberintos
Insondables de mi boca,
Traspasa mis puertas de perlas,
Y mis muros de amatista,
Si quieres puedes agujerear
Mis paredes de jaspe y zafiro,
Horada mis muros de ágata,
Esmeraldas, ónice y cornalina,
Derriba mis paredes de crisólito,
Y tira si quieres, de un solo golpe
Mis murallas de berilo,
Destruye mis barreras de topacio
Y lanza abajo mis tapias
De crisoprasa y jacinto,
Que las calles de mi cuerpo
Son de oro
Y mi cama de cristal.

1984 Shining light

What a beautiful vision
I saw in front of me:
More exciting than Gaugin
In a boulevard of Paris.
Oh what a joy I felt inside of me
When I saw that mountain
Going down to the sea,
What a feeling I enjoyed inside of me
When I realized that fountain
Flowing through my needs,
And my pains and wound were smaller
Than my chest’s needs
What a glory I felt
Running inside of me
Because the shining light
That I shared
Between you and me.

1983 Mi mayor vena

Yo que no soy sádico
Ni masoquista
Ni partidario del vudú de Haití
Voy a rasgar mi mayor vena
Solo por ti,
Para mostrarte que mi amor
Mucho más grande es,
Y mayor
Que la imbatible fuerza que mantiene
Palpitando mi aliento interior
Y para que veas que mi pena
Sin tu risa
Se alborota como viento huracanado,
Se catapulta como por brisa
De un portentoso tornado,
Voy a dejar volar mi cuerpo
Hasta el pasado
Y me trasladaré hasta el momento
En que te tenía a mi lado
Como si fueses pilar
Columna, zapata, pedestal,
Mi muro de lamentaciones,
Tabique contra mi mal
En donde podía descargar
Cada una de las ilusiones
Que no pude realizar,
Para entonces allí
Rasgar mi mayor vena
Solo por ti,
Para mostrarte que mi amor
Mucho más grande es,
Y mayor
Que la imbatible fuerza que mantiene
Palpitando mi aliento interior.

1982 Con tus labios vueltos llamas

Yo no se si valdría la pena
Decir que el invierno
Es por demás parodia
Del infierno
Que vive mi alma,
A partir de aquel momento
En que decidiste besarme
Con tus labios vueltos llamas.
Si el disparo de mis ojos
Que asemejan misiles atómicos
Fuera suficiente para alcanzarte,
Esta guerra sin sentido sería
Un verdadero aliciente
Para amarte.
Si sigo con la necesidad
Perentoria por demás
De comer copo a copo
De tu desnudo cuerpo
Ya esta vida,
Por demás caduca y angustiada
No servirá de nada,
Sino que el delirio
Hará de mi pobre rostro
La representación misma
De lo patetico y doloroso.
Si las ondas que lanzan mis pupilas
Fueran suficientes para tocarte.
Ya entonces no valdría la pena
Decir que el invierno
Es por demás parodia
Del infierno
Que vive mi alma,
A partir de aquel momento
En que decidiste besarme
Con tus labios vueltos llamas.

1981 Volar con tus alas

Se que en estos precisos momentos
Yo puedo volar con tus alas
Y que la sonrisa dibujada
En tu angelical cara
Me puede servir de salvoconducto
Para huir de esta soledad
Claustrofobizante y acrecentada.
Yo se que tus manos de arcángel
Pueden seducir mi morada
Y que puedes instalarte
Entre los siete costados
De mi deshabitada almohada.
Yo se que tus pétalos vírgenes
Pueden perfumar mi cama
Y que en tus míticos brazos
Puedo reclinar mi cuerpo
Como si fuese la augusta
Inmortal reina de Saba.
Cuando decidiste por cuenta propia
Sanar mi sangrante herida
Ya el umbral opaco de mis ojos
No percibían la vida
Tan sosegada y multicolor
Con que me obsequiaste
Tu amor.
Por eso tengo la certeza
De que en estos precisos momentos
Yo puedo volar con tus alas
Y que la sonrisa dibujada
En tu angelical cara
Me puede servir de salvoconducto
Para huir de esta soledad
Claustrofobizante y acrecentada.
Yo se que tus manos de arcángel
Pueden seducir mi morada
Y que puedes instalarte
Entre los siete costados
De mi deshabitada almohada.

1980 En mi barco de tinieblas

Cuando me embarqué
Por última vez
En ruta hacia tu cuerpo
No sabía que el destierro
Sería mi pan y mi alimento,
Yo pensé que descubriría
Nuevos continentes de América,
Y que mi fantasía me llevaría
A descubrir lugares perdidos
Como en donde moran
Los habitantes de la Atlántida,
Imaginé que podría llegar
Hasta las habitaciones mismas
Del Olimpo,
Y que cruzaría el umbral
De las puertas mismas
Del abismo,
Cuando me embarqué
Por última vez
En ruta hacia tu cuerpo
No sabía que el desconcierto
Sería mi pan y mi alimento.

1979 Desierto marino

Mi pecho es en esta hora
Solamente comparable
Con un desierto marino,
Con una desolada estepa
Vulnerable al fuego devastador
Que ha caído de tus dedos
A mi paraíso de amor.
A partir de ti:
Soy alimento predilecto
De la ansiedad,
Puedo palpar
En el medio de mi pecho
La tortura incesante
De la cruda realidad
Que no me deja a ti como amante
Ni me permite olvidar
Tus labios que delirantes
Me hicieron naufragar
Ante tus ojos dominantes
Ante tus labios como mar.
Eres el instrumento de mis delirios
La razón de los desvaríos
Que empujan a mi corazón
A enfrentarse con dragones,
Minotauros malheridos,
Centellas fulminantes
Y caballeros convencidos
De su misión.
Mi pecho es en esta hora
Solamente comparable
Con un desierto marino,
Con una desolada estepa
Vulnerable al fuego devastador
Que ha caído de tus dedos
A mi paraíso de amor.

1978 Arenisca impoluta

Cuando con tus dientes y uñas
Muerdes la carne de mi flor
Mi alma se evapora entre brumas,
Me tiembla la carne de pasión.
Por eso quiero que resuelvas
Sofocar de una sola vez
Esta necesidad perentoria
Que me cuelga del corazón,
Como si fuese un Jonás
Aferrado
A la embarcación.
Yo quiero revolcar mi cuerpo
Como un perro
En la arenisca impoluta
De tu pasión,
Y que esparzas sobre mi espíritu
Con la fuerza de tu viento
El mana que produces
En tiempos de euforia,
En tus jornadas de corazón.
Cuando con tus piernas y brazos
Desatas y atas los nudos
Que componen todos mis lazos,
Mi corazón tiembla entre lunas
Y se me alborota la colonia
De rojas mariposas
Que tengo en lo interno la pasión.

1977 Oleada de pasión

Yo te busco en el parnaso,
En el pétalo sufrido,
En la carne tremolante de mi dolor.
Yo te busco en la simiente
Iracunda de mi delirar,
Yo te busco entre mis tumbas,
Ya arruinadas,
Te busco insaciable
Entre mis barreras de coral,
En mis acantilados,
Mis barrancos,
Yo te busco en cada mirada
Que disparo ilusionada
Con que el golpe de mis pupilas
Te pueda rastrear,
Y cuando la oleada de pasión
Que me proporcionan tus ojos
Arrebata mis sentidos,
En lo interno de mi médula
Se regeneran cada una
De mis neuronas cansadas.
Cual portentosa vara de Aarón,
Con el germen de tu beso
Mi alma empezó a reverdecer
Como si fuese lo mismo
Que palmera de Damasco
Plantada junto al río,
Mira mis ramas erectas
Y mis hojas
Robustas y lustrosas,
Porque tu beso de primavera
Eliminó la tristeza
Que vagaba en mi interior.

1976 Témpano evaporado

Cuando yo abracé tu cuerpo
Con mi mirada
Sentí el estremecimiento
De la tierra
Al recibir los cálidos rayos del alba.
Abrazaste mi cuerpo cual viento
Que se lanza a la mar
En calma
Y alborotaste hasta los cimientos
De mi pacífica alborada.
Yo sentí tu cuerpo fresco,
Tibio y sin mácula
Y al instante los maduros pétalos
De mi cuerpo
Cayeron a tus plantas,
Tus ojos refrescaron los estanques
Marchitos de mi alma,
Cuando yo abracé tu cuerpo
Con mi mirada
Sentí el estremecimiento
De la nieve
Al recibir el sol de la mañana.
Fui témpano evaporado
Por el fulgor de tu mirada.
De mis brazos
Se desataron los lazos
Que me ataban a la nostalgia
Yo sentí tu cuerpo tierno,
Cálido y sin mancha
Y al momento los maduros pétalos
De mi cuerpo
Cayeron a tus plantas.

1975 Die früchbarste Wohl

Wenn ich
Als eine kleine Katze
Auf der Straße sprang
Nicht deine Augen möchte
Im meine Lebe wird nicht sprangen
Und meine Augen wurden nicht
Für sprangen zu leben
Mit deine schöne und freundlich Augen,
Weil der Spiel meinen Augen
Mit deine Augen
Haben in meine Lebe gemacht
Das Fruchtbarste Wohl.

1974 O mais fecundo bem

Se eu
Que sou como um gato
Que brinca na rua
Não gostasse dos seus olhos
Na vida não pularia
E não teria os meus olhos
Vivos para brincar
Com seus belos e aconchegantes olhos,
Porque o jogo dos meus olhos
Com seus olhos
Tem feito na minha vida
O mais fecundo bem.

1973 Yo te voy a guarecer

Yo te voy a guarecer
Debajo de mi paraguas,
Al costado de mi lengua
O al borde del amanecer.
Al pensar en la esperanza
Que tengo de tener
Tu cuerpo esculpido
Por los dioses del placer
Se relajan al instante
Las plantas de mis pies,
Me tiemblan las rodillas
Y se adormece mi lengua
Como poseída por Lucifer,
Se desencadenan en mis laberintos
Los eufóricos minotauros
Que buscan de tu querer,
Quizás no sea muy pronto
Pero algún día yo te voy a guarecer
Debajo de mi paraguas,
Al borde de mi lengua
O al filo del amanecer.
A la sombra de mis alas
Yo te voy a dar las aguas
Que brotan de mi fuente
Y voy a tender un puente
Hasta la infinitud de tu ser
para que te decidas
A quemar tus naves,
A destruir tus puentes,
A tirarme las llaves
Que abren las puertas
De tu piel.