2010/06/30

3130 Un río con tu nombre

Transitando en el espacio
De mi vida
Me encontré con un río
Con tu nombre
En el que me sumergí.

Me arrastró la corriente
Impoluta de tu mirar
Y me hiciste trinar
Cual si fuese gorrión
Poseído de ternura.

Como todo río
Desembocó mi sentimiento
Oscuramente
Hacia la mar.

Como pudieron los peces
De la desolación,
Remontar hasta la fuente
En que se hallaba el cofre
De mi corazón.

Cómo pudo mi alma
Sobrevivir sin la caricia
Destilada de tu mano,
Si había precisado mi norte
Hacia tus labios.

Caminando en el plano
Sombrío de mi vida
Me encontré con un río
En el que mis sentidos
Sin quererlo, maceré.

3129 La fuerza de la creciente luna

En la misma medida
En que pasaban las horas,
La fuerza de la creciente luna
Iba expandiendo el espacio
Interpuesto entre tú y yo,
Fue creciendo como espuma
De la mar en el acantilado,
Como horda de delirios
Que ataca el campo florido
De mi desasosegante malestar.

El cielo es un pájaro en llamas
Con su garganta trinando
El anochecer.

Y aquí viene la luna,
Y allí vas tú,
Dejando al flanco
De mi insomne almohada
Un hueco tan profundo
Como la fosa de las Marianas,
Y me siento caer
Desde el último piso
Del séptimo cielo.

3128 El génesis geométrico de nuestra separación

Esta sensación de desamparo
Y pusilanimizante abandono
Que experimento hoy
No me es nueva,
La sentí el día aquel
En que desviaste tu mirada
Hacia la constelación de Orión
Justo mientras yo miraba
La constelación de Andrómeda.

Y empezó el génesis geométrico
De nuestra separación,
Aumentando así la distancia
Interestelar entre tu corazón
Y mi desfavorecido corazón,
Con cada estrella
Que esparcida
Por el cosmos
Registrabas en tu mapa celeste
Más me costaba verte,
Hasta que el espacio curvo
Entre tú y yo
Se hizo un azul infinito
Y ya mi voz
No llegaba hasta el estambre
De tu flor.

3127 Esta noche será el pororoca

Esta noche será el pororoca
Cuando yo
Como caudaloso amazonas
Me encuentre
Con tu pleno mar
Y sean nuestras aguas
Las que digan
A los cuatro vientos
Que la carne vibra
Dentro de nuestro umbral.

3126 Trago de gula

Después de que se deshicieron
Los témpanos
En tu boca y en mi boca
A causa del placer
De comer como antiguo romano
Practicante de la gula,
De la delicia de tu ser
Y mi ser,
Me siento como un nimbo
Que flota
Sobre la inmensidad profunda
De la mar.

Y a sabiendas que la sed
De tu cuerpo otra vez
Me poseerá
He bebido
Un trago de más,
Después de que se deshicieron
Los témpanos
En tu boca y en mi boca
A causa del placer.

3125 Todas las almas tienen paisajes

Todas las almas tienen paisajes.

Algunas están hechas de tundra
Otras de glaciares,
Aún unas están hechas de espejismos,
Fata morgana vislumbrada por tuareg,
Otras están hechas de desiertos,
Llenas de destierros,
Unas van hechas de cal
Otras están compuestas
De un vasto mar.
Pero yo,
Yo soy un bosque de pinos
Poseído por las llamas
Vehementes de la sinrazón
De adorarte cual si fueses
De la casta de los dioses
Regentes de la cúspide
De mi casa, del inicio
De mi estación tropical.

3124 Sin brújulas, bitácoras ni astrolabios

No soy más
Que un pájaro solitario
Que busca su anhelado rastro
En la espesa niebla,
Sin brújulas, bitácoras ni astrolabios.

Sé que alguno de estos días
Cuando se dé la conjunción exacta
En mi casa del amor
Vendrás a mí cual si fueses
El Cid Campeador.

Y allí estaré a trinar
Como si fuese un ruiseñor
Musitando la palabra errante,
El mantra impredecible
Que te ata
A mi corazón.

No soy más
Que un hombre solitario
Que busca tu anhelado rastro
En la espesa niebla
Sn brújulas, ni bitácoras ni astrolabios.

3123 La energía de mi médula

Inútilmente me esforcé
En evitar hacerme adicto
De tu luz.

Eres el azul infinito
Que exaspera.

Contemplándote
Se agota
La energía de mi médula.

3122 Bajo invulnerables llaves

Me sorprende
La capacidad singular
Que tiene mi corazón
Para asimilar que tu voz
No recorre el laberinto
Del caracol de mi oído
Y que la morfología de tu cuerpo
No se transfigura
Ni circunnavega tu imagen
Por mi nervio óptico
Como si fuese embarcación.

Hoy que no estás
Casi puedo tocarte
En el laberinto
De mi memoria.

Esta madrugada
El último espécimen
Del zoológico de ácaros
Que habitan en mi cama
Devoró desesperado
La última lasca de piel
Que me dejaste al costado
De mi insomne almohada.

Pero los dulces recuerdos
Que como patrimonio
Tengo de ti:
Del arco de tus cejas,
De tus ojos, de tu pecho,
De tu boca,
Permanecen guardados
Bajo invulnerables llaves
El en último piso
Del séptimo cielo.

3121 El detonante de los sollozos

De nuevo giraron los planetas
Destajándote de las esferas
En que me encuentro
Hoy aquí.
En este lugar y ahora
Que se encuentran retrógrados
Los decadentes latidos
De mi etéreo corazón
No hago más que intentar
Aceptar con resignación
Que por mí no suspira
Tu pecho
Y que ya el amor
No mora entre los escombros
De nuestra relación.

Cualquier palabra
Como verde, querubes, alas,
Eternidad, espuma,
Rasgadura o parasol
Pueden ser el detonante
De los sollozos
En mi pusilánime interior.

3120 Con mi vida a cuestas

Este caballo sin frenos
De mi intranquilo pecho
De improviso dejó de latir
Y mis exánimes ojos
De magdalena cancelaron
El contrato exclusivo
Con las aguas y la sal.
Ya no es posible estampar
Mi aliento sobre el glaciar,
Ni mezclar entre mis dedos
El rocío y el fotón.

Todo concluye
Todo acaba, fenece, muere.

Y ahí vas
Con mi vida a cuestas,
Con cada una de mis ansias,
Con lo desorbitado de mis miradas
Mis ojos saltan de sus cuencas,
Y las alegrías se evaporan
De mis venas.

Este caballo sin frenos
De mi intranquilo pecho
De improviso dejó de latir
Y mis exánimes ojos
De magdalena cancelaron
El contrato exclusivo
Con las aguas y la sal.
Ya no es posible estampar
Mi aliento sobre el glaciar,
Ni mezclar entre mis dedos
El rocío y el fotón.

3119 Aposté a la ruleta rusa con las balas de tu risa

Si esta bolsa de valores
Que como un loco
Envuelto en su delirio,
He invertido en demasía
En enlabiar
Tu latiente cuerpo,
La hubiera colocado,
Digamos,
En el reino de los cielos,
Hoy sería poseedor
De una pequeña horda
De arcángeles,
Fortuna de serafines,
Podría hasta montar
Un pequeño ejército
De querubines de la guarda.

Pero hoy
Revisando en mis baúles
Me doy cuenta que
He fracasado,
Yo me jodí.

Ni te tuve,
Ni te tengo,
Ni te tendré.

¿No fue mi amor suficiente
Para encender tu candil?

Aposté a la ruleta rusa
Con las balas de tu risa
Y simple y llanamente
Yo perdí.

3118 Un corazón sin muros

Tu rostro emerge
En la superficie de mi memoria
Como silueta de esfinge,
Cumbre de témpano
Cúspide de la delicia,
Delirio de mis abismos,
Como prefiguración
De serena felicidad.

Y me comporto
Como saltarín tropical
Que alocadamente revolotea
En torno a tus flores.

Qué puede hacer
Un corazón sin muros
Como el mío,
Sino rendirse
Ante las astas
De bandera de victoria
Que blandes
En señal de triunfo
En el prado de mi existir.

3117 A partir de la partida de mi puerto de tu corazón

Si por un azar del destino
El vestido que me pusiera hoy
Estuviese hecho
De indiferencia y olvido.
A dónde irían a dar
Cada una de las mañanas
De frío pedernal
Con que acariciaste
La superficie toda,
Inmensa, amplia, espaciosa
De mi pecho
De hombre sideral.

Cómo irías a manejar
La gigantesca y devastadora
Tromba marina
De disgustos
Que gritando al abordaje
Una tarde cualquiera
Justo antes de las tres
Llegará hasta tu umbral.

Pero volviendo de lo absorto
De mis pensamientos
Me digo no,
Solo vestiré esta máscara
Que sutilmente me sugieres
Para que haga combinación
Con el resto del montón
De huesos secos
A que he sido relegado
A partir de la partida
De mi puerto de tu corazón.

3116 Órbita

El sinuoso camino
Que sigue sin más ni más
Mi excitada mirada
Tras las curvas exageradas
De tu cuerpo
Se llama órbita.

El lugar desde donde
Presurosos quieren salirse
Saltando como corderitos
Eufóricos mis ojos
Al momento
De verte desfilar ante mí
Se llama órbita.

3115 Dedicatoria

Si la florida inspiración
Me asaltase de improviso
Por la carcomida borda
De mi imaginación
Y llegaran presurosos
A las cornisas de mis besos
Unos desapercibidos versos
Imposibilitados y tiernos,
Créeme que no tendría
Más razón que la sinrazón
De dedicarlos:
Al arco de tus cejas
Al suspiro que se me sale del pecho
Cuando a tu lado estoy
Sin más ni más.
A la dulcificante ternura
Que me despierta por dentro
Tu mirada de infantil ilusión.

3114 El embargo a mi cama

Estaré listo para ver
Tus ojos de asombro
Cuando al momento
Mismísimo de izar
Tu nueva bandera
Independiente,
Descubras que de mi amor
Tienes una adicción,
Que eres dependiente
De la carne de mi corazón.

Y sin embargo
Se te haya sido impuesto
El embargo a mi cama,
Un impedimento a mis abrazos
Y te falte un hombro
En donde cosechar
Tan solo una pizca de calor.

Con desasosiego querrás
Fortificar el muro
Que te protege de la tristeza
Y asegurarte que el viento
Gélido de la desolación
No llega hasta tu ser.

Querrás que sean mis manos
Las que cubran
De caricias tiernas tu ser
En las noches de plenilunio
O en las mañanas de vendaval.

Y sin embargo
Se te habrá sido impuesto
El embargo a mi cama,
Un impedimento a mis abrazos
Y te faltará un hombro
En donde cosechar
Tan solo una pizca de calor.

3113 Curriculum cordiæ

Para saber
Cómo fue mi vida
En esos años junto a ti,
Búsquense los conceptos:
Ilusoria fascinación,
Contemplar
A través de espejos,
Vislumbrar fata morgana,
Esperanza de Penélope.

3112 Etiqueta de destinatario

Bien se sabe que este amor
Que compartimos
En eucaristía,
Sobremorirá
Una noche o un día.
Y no dependerá del solsticio
De verano
O de invierno,
De si hace frio o calor.

Es cierto que no hay razón
Para lamentar por un amor
Que ya hace noches,
Oscuridades, madrugadas
Días y temporales
Que sucumbió.
Pero desde los más remotos
Acantilados de mi alma
Emergen presurosos
Unos suspiros angustiantes
Que llevan la etiqueta
De destinatario
De mi roto corazón.

3111 Ramas de muérdago

Que las frondosas
Ramas de muérdago
Arrojadas a mí
Por la desesperación
Nunca lleguen
Hasta mi umbral
Para que a mí como a Balder
No se le destruya
Este reverdecido,
Exuberante
Y humano corazón.

Porque como si fuese
Lo mismo que vara de Aarón,
Me ha llenado por dentro
La ilusión
De vivir contigo
Y de llenarme
Del aura de tu pasión.

3110 En tus manos veo plumas de un pájaro nival

¿Hacia dónde
Migró la alegría
Que ha morado
En mi plexo
Como si fuese
Musgo en la roca
En tiempos
De lluvia temporal?

En tus manos
Veo plumas
De un pájaro nival.

¿Dime adónde
Fue el zorzal
Que ha anidado
En mi pecho
Como si fuese
Flor de fuego
En noches
De frío invernal?

En tus ojos
Hay un tempano
De desamor sin rival.

3109 Viento huracanado según la escala de Beaufort

De mi corazón de faquir
Quisiera expeler los demonios
De la duda y la desesperación
Que se apoderaron el instante
Mismo en que me miraste
Con tus ojos repletos
De seducción.

Tú fuiste viento huracanado
Según la escala de Beaufort
Y yo arenisca disuelta
Empecé sin control a rotar
A la voluntad de tus caricias.

¿Acaso tengo que esperar
A que se enmohezcan
Las fuerzas que encadenan
Los latidos de mi corazón?

Quien poseyera en el interior
Un encantador de serpientes
O liberador de escorpiones,
Desatador de eslabones
Y que llegue a mí
Con su sonrisa triunfal
Cual Monalisa o Yuri Gagarin.

Y que me borre de ti
Por las eras de las eras
Más allá del círculo eterno
De la posteridad.

Porque fuiste viento huracanado
Según la escala de Beaufort
Y yo arenisca disuelta
Empecé sin control a rotar
A la voluntad de tus caricias.

3108 Nudo sideral

Yo quise cifrar mis besos
Sin necesidad de utilizar
Tu estandarizado código labial
Para que no solo fuesen
Tus dedos
Los que accedieran
Al material inflamable
De mi cuerpo
De estopa y metal.

En principio este territorio
No estaba para ser dedicado
A tus colonias
Ni para que tus plantas pioneras
Arroparan metamorfoseadas
En verde jungla
Cada espacio,
Recoveco,
Circunvolución
O encrucijada
De mi cuerpo.

Hoy lo único que quiero
Es llorar
Por esta dependencia en zigzag
Con la que me envuelves
Este vicio anacrónico,
De tu beso en primavera,
Esta adicción atemporal,
A tus caricias,
Me es atadura eterna,
Nudo sideral.