1997/10/31

1684 Tiene que haber una sonrisa tuya

No es porque sean
Los primeros días del otoño
Ni porque el ventarrón despiadado
Haya destruido el espacio de mi hogar.
No es porque las hojas
Ultimas secas tremolantes
De mi árbol hayan caído
No porque la sombra del olvido
Esté regateando a mis soles
Un mega espacio
Donde sus tinieblas instalar.
Este sol fulgurante de tu rostro
No puede ser
Tan hieráticamente impecable
Con tu mirada faraónica
Llena de altivez,
Tiene que haber una sonrisa
Oculta en algún recodo de tu cara
Una sonrisa pulcra radiante desenfadada
Que puede hacer pasar
Los tristes días grises de mi otoño
Y que deshagan el ventarrón despiadado
Que carcome mi amenazado hábitat,
Tiene que haber una sonrisa tuya
Aun envuelta en su plástico
Sin estrenar
Que haga reverdecer como por magia
Las hojas casi perdidas
De mi vacío desnudo árbol hogar,
Tiene que haber una sonrisa tuya
Que restaure mi consuelo y mi paz
Y que impronte con su luz
Las fugaces nítidas concretas ilusiones
Que caen por rutina en mi mar,
Tiene que haber una sonrisa tuya
Que disipe la sombra del olvido
Y que le permita a mi espíritu
La tristeza y la soledad espantar.
Tiene que haber una sonrisa tuya
Escondida en algún lugar,
Sólo de imaginarme no vivirla
Se desgarra mi vientre
Y mi mente
Se rebosa de inquietud y de mal,
No es porque sean
Los primeros días del otoño
Ni porque el ventarrón despiadado
Haya destruido el espacio de mi hogar.
No es porque las hojas
Ultimas secas tremolantes
De mi árbol hayan caído
No porque la sombra del olvido
Esté regateando a mis soles
Un mega espacio
Donde sus tinieblas instalar.

1683 Como bandera de nación independiente

Y cuando tus manos ondean en el aire
Como bandera de nación independiente
En mi cuerpo empieza a encenderse
El milenario expansible fuego
De la afable fugaz ilusión
Porque tengo dentro de mi
La etérea dulce obsesión
De verte aparecer ante mis ojos
Como si fueses gnomo, hada madrina,
Druida, arcángel,
O dragón que con su hálito fulmina.
Cuando tus manos ondean en el aire
Como bandera de nación independiente
Yo siento nacer en mi ser
Los resueltos coloridos capullos
De erguidas esbeltas rosas rosas
Y de las multicolores mariposas.
Cuando tus manos ondean en el aire
Como bandera de nación independiente
Yo siento crecer en mi vientre
La apacible voraz ternura
Que subyuga involuntariamente
Mi camino, mi destino y mi soñar.
Y si tus manos dejasen de ondear
Como bandera de nación independiente
Yo sé que inmediatamente
Dejaría mi adolorida alma impenitente
De vivir.

1682 En la órbita de lo indecible

Su belleza no es
Estratosférica y desorbitante
Todo lo contrario
Se enmarca dentro de la estratosfera de lo sublime
Y me mantiene girando en la órbita
De lo indecible.
Sus ojos contienen
La fosforescencia del mar,
La luminosidad del universo
Y sus besos
Son como almohada reconfortante
Para mi desesperada solitaria médula cansada
Parece como si los dioses de occidente
Hubiesen resueltamente decidido
Combatir la fealdad que en el principio
Cubría los cielos y la tierra.
Es capaz de hinchar de ternura
Los espacios por donde transporta
El grácil vehículo de su etéreo espíritu.
Me garantiza con su risa
Un boleto con todo incluido
A la celeste región de las nirvanas
Y aunque parezca inhumana
Su angelical figura proporcionada
Debo argumentar que su belleza
No es estratosférica y desorbitante
Si no que se enmarca
Dentro de la estratosfera de lo sublime
Y me mantiene girando
En la órbita de lo indecible.