2001/12/31

2172 Los antiguos caídos muros de la mítica Jericó

La próxima vez
Que contigo esté
Voy a expansionarme sobre ti
Como si fuese un cielo
Azul y profundo.
La próxima vez
Que del maná enriquecido
De tu cuerpo pueda comer
Seré un castor que devasta,
Tu vasta y florida taiga,
Sin ninguna conmiseración,
Porque yo
Que soy un ser estático
Fui movido a la ternura,
Por tu voz
Y la locomoción
Que empezó a registrarse
En mi cuerpo sedentario
Tuvo como fuente
La luz de tus ojos
Y la figura de tu cuerpo,
Esbelto por demás.
Huelga decir
Que con tu mirada
Se reconstruyeron en mí
Los antiguos caídos muros
De la mítica Jericó.

2171 Obnubilación

Bajo la obnubilación
De tus besos
Me encuentro
No siento tristeza alguna,
Porque he cruzado ya
El umbral
De la desdicha y la angustia.
Con tus labios,
Me he vuelto inmune a la soledad
Invulnerable ante la amargura
Y la orfandad.
Ahora soy
Titán que yergue
Su otrora envainada espada,
Gigante que enarbola
Su guadaña,
Coloso que levanta su bastión.

2170 Explosión profiláctica

Para salir de una vez por todas
De este estrecho esfínter
En donde me empujó
La indiferencia de tus labios
El descuido premeditado
De tu pasión,
Quiero que una explosión
Profiláctica
Caiga en el centro de mi pecho
Y que limpie cada micra
De la escoria que reposa
En mi corazón
Y quiero que coloques
En mi cuello cansado
Una piedra de molino gigantesca
Con la cual hacer inundar
Los desmesurados sótanos fríos
Que permanecen ahí
Deshabitados
En el remoto fondo
De mi ilusión.

2169 La opulencia oceánica de ti

Tengo sed.

Y tú con tu mar de aguas
No destinas ninguna gota
Para refrescar mi garganta.
Veo la opulencia oceánica
De ti,
Y yo en este desierto
De llamaradas azules
En que me encuentro
En donde no me basta
Ni siquiera el llorar,
Mi pecho se ha convertido,
Se ha transfigurado
Y el envés de mi corazón
Ya no congenia
Con la fe de mi interior,
Por eso ahora perdido
Confundo
Mi realidad y mi ilusión,
Y ya no se
Ni lo que quiere
Mi pobrecito corazón.

2168 El verde flameante de mi marítima ciudad

Puedo prescindir
De cada uno de los recuerdos
De mi vecina la cleptómana,
De un montón de chatarra
Esparcida a los cuatro costados
De mi hogar,
Y del torrente de células muertas
Que escapan por mis cabellos,
Como si fuesen prisioneros
Indultados de la hoguera.
Puedo prescindir de lo eterno,
Recorrer el mundo
Ancho y ajeno
Y vivir a todo volumen,
A pleno placer,
Pero lo que no puedo hacer
Es olvidar mi condición
De caribeño,
Prescindir de mi cálida isla,
Del color turquesa de mi mar,
Olvidar mis arboledas
Y el verde flameante
De mi marítima ciudad.

2167 Manadas de cebras

Como si fuesen manadas de cebras
En las sabanas del Serengueti
Quiero que de las praderas
De mi cuerpo se vaya
Este deseo
Incontrolable,
Desvergonzado,
Irrescatable,
Que como nube,
Otrora errante
Mora en mí,
Como si fuese lo mismo
Que un emisario
Del rey de las tinieblas.
Sé que mis labios desatados
A causa del delirio
No besarán tu pecho
Lleno de lirios
Porque tu amor
Y mi amor,
Van por caminos distintos
En el mismo trayecto
Del dolor.

2166 Cidade da minha desolação

Eu gostaria que uma horda
De Mies van der Rohe
E Lúcios Costa
Projetassem a cidade
Da minha desolação,
Para que haja então
Grandes espaços abertos
Onde possa viver
A dor da minha garganta
E minha aprisionante solidão.

2165 Ville de ma désolation

Je veux qu'une horde
De Mies van der Rohe
Et Lúcios Costa
Projetaient la ville
De ma désolation,
Afin que soyez là
Les grands espaces ouverts
Où peut habiter
La douleur de ma gorge
Et ma emprisonnant solitude.

2164 Stadt meiner Verwüstung

Ich würde dass eine Horde
Von Mies van der Rohe
Und Lúcios Costa
Projizieren die Stadt
Von meiner Verwüstung,
Damit dort seien
Große offene Räume
Wo kann bewohnen
Der Schmerz meiner Kehle
Und meine verhaftende Einsamkeit.

2163 Città della mia devastazione

Vorrei che un'orda
Di Mies van der Rohe
E Lúcios Costa
Proiettino la città
Della mia devastazione,
Così che sia là
Grandi spazi aperti
Dove possa abitare
La pena della mia gola
E la mia sprigionante solitudine.

2162 City of my desolation

I want that a horde
Of Mies van der Rohe
And Lúcios Costa
Project the city
Of my desolation,
So that be there
Big open spaces
Where can inhabit
The pain of my throat
And my jailing solitude.