1996/12/31

1616 Como un dínamo nuclear

El mundo da muchas vueltas
Y mi corazón bate,
Sin para por ti.
Pero te empeñas en ignorar
Que la tierra es redonda
Y que mi alma fue formada
Con el exclusivo objetivo
De conseguir que tus labios
Besen la boca mía
Y de conseguir que tus manos
Fundan con su calor
La escoria de mi cuerpo.
Estoy enfermo de amor
Ya no río,Ya no lloro,
Ya no duermo,Ya no sueño
Solamente tiemblo
Como un poseído del averno
Sintiendo la vasta carencia
De tu pecho, de tu pelo,
De tus ojos, de tus besos
Porque no sacian la herida
De mi pecho.
Estoy enfermo de amor
Padeciendo la lenta agonía
De no verte conmigo y para mi
Porque insistes en ignorar
Que el mundo no cesa
Ni por un segundo de girar
Y que mi corazón bate
Como un dínamo nuclear,
Sin parar,
Por ti.

1615 Los culpables de que mi vida se hiciera adicta a tu vida

Fueron tus manos las propiciadoras
De este auto de fe
Que realizo el día de hoy,
Han sido tus labios
Los culpables de que mi vida
Se volviera adicta a tu vida
Por eso a partir de hoy
Voy a prohibirme la tristeza.
A partir de este momento
Voy a sacar el lamento
De cada recóndito escondrijo
Que tengo en mi espíritu
Porque voy a lanzar al fuego
Cada pena enquistada
Y te desafiaré abiertamente
A que me ames
Como yo te amo a ti
Porque tus ojos y tus cejas
Liberan mi alma cansada
De la locura que me posee
Cuando no te puedo ver,
Pero cuando te tengo
Me siento capaz de desafiar
A las más altas estrellas.
Han sido tus manos las propiciadoras
De este auto de fe
Que realizo el día de hoy,
Y han sido tus labios
Los culpables de que mi vida
Se volviera adicta a tu vida.

1614 Almíbar de tu flor

Vísteme del pétalo de tus labios
Cúbreme del almíbar de tu flor.
Rebosa el aljibe mío
Con la llovizna menuda
De tu espíritu,
Porque el recuerdo de tu rostro
Despejado de nubes, mi cielo
Hace llover en mi memoria
Como si fuese en los antiguos días
Del patriarca Noé.
Cúbreme con la sombra de tus alas,
Vísteme del pétalo de tus labios,
Báñame del almíbar de tu flor.
Porque tuya es mi tierra
Y mi plenitud
Mi mundo
Y lo que en mi pecho existe,
Rebósame con los pétalos de tus labios,
Vísteme con el almíbar de tus manos,
Bésame con el dulce de tus labios,
Cúbreme con los pétalos de tu flor,
Porque sin ti solo soy
Como gota de lluvia que flota
Sin ninguna dirección.
Yo quiero ser diluvio en tu vida
Y bañarme del almíbar de tu amor.

1613 Blanca y lívida flor

Lívida la blanca flor
Bañada por el manso viento
Me recuerda tu grácil cuerpo
Envuelto en tu candor.
No eres flor de azahar
Ni tulipán ni alelí
Pero significas para mí
Tantas cosas.
Despiertas en lo profundo
De mi corazón de hombre desolado
Las ternuras más sencillas.
Alborotas mi piel helada
Como si fuese colonia de mariposas.
Con tus manos de arcángel
Agitas el viento que te rodea
Y la nebulosa que producen
Tus delicadas alas
Al volar por mis veredas
Hacen que el motor de mi espíritu
Eche a andar
Y es entonces
Cuando comienzo a soñar
Con tu grácil cuerpo
Envuelto en tu candor,
Cuando vas vestida de viento
Como si fueses blanca y lívida flor.

1612 An incarnation of Buddha

If I have been Alfredo Nobel,
Surely I would have created
The prize to the immortality,
And it would have awarded it
Irrevocably.
Progressively.
In the perpetuity of the time.
To your smile,
To your look,
To your caresses.
Because who has the happiness
Of observing attentively
Your lips,
Your eyes,
Your hands.
Instantly.
Peremptorily.
Has to bring homage,
Hopelessly.
Permanently.
To the beauty that you behave
With a naturalness
So exaggeratedly simple,
That I am considering seriously
The possibility that you are:
An incarnation of Buddha.

1611 Celeste musa inspiradora

Entre las cosas que me atan a ti
Está la forma en que manejas
Tu cualidad
De celeste musa inspiradora
Con la que me avasallas.
Si quisieras podrías galoparme.
Cuando estoy contigo
Yo siento que mi espíritu
Se embarga de cosas tiernas
Y a pesar
De que he tratado de descubrir
Cuales son las magias y conjuros
Con los que me tienes hechizado,
No sé si son tus ojos
De apacible color café
O si es tu pelo que me envuelve
Como si fuese pulpo o calamar,
No sé si son tus alas
Cuando me cubres
O tu desarmante sonrisa
Lo que me precipita
A venerar tus cualidades
De celeste musa inspiradora
Con la que me avasallas.
Si quisieras podrías galoparme,
Seducirme, acariciarme.
Porque yo estoy a ti
Atado
Como si fuese el musgo que cuelga
De la húmeda roca.

1610 Como mariposas de luz

Cuando tu beso se posó tranquilo
Como mariposa de luz
En mi alma desasosegada
En seguida comencé a escalar
La celeste espiral
Del séptimo cielo.
Rebosaste el aljibe mío
Con la menuda llovizna
De tu espíritu.
Impregnaste, empalagaste, imantaste
El corazón mío
Con tus besos, tu dulzura y tu amor.
Tu desvestiste mi vergüenza
Como si fuesen los pétalos
De una inmaculada flor.
Porque eres diosa de la flor de almíbar
Que apareció por azar
En el umbral de mi jardín
Cuando tu beso se posó tranquilo
Como mariposa de luz
En mi alma desasosegada.

1609 El sentido del ridículo

Si por tener por nueva vez
Tu cuerpo al descubierto
Yo tuviese que atravesarme
Con dragones,
Caballeros medievales,
Brujas de aquelarre
Y centellas,
Entiende de buena vez
Que no vacilaré
Si puedo besar tu estrella.
Yo quiero comer de tu maná
Y beber del tierno rocío
Que destila, como sudor,
Tu espíritu.
Si por tener por nueva vez
Tu cuerpo encendido
Yo tuviese que afrontar
Unicornios,
Minotauros laberínticos,
Cíclopes enfurecidos
Y sirenas
Entiende de una vez
Que por ti yo he perdido
El sentido del ridículo
Y la aureola de la prudencia
Porque es que si yo puedo
Tener por nueva vez
Tu cuerpo atado a mi cuerpo…

1608 Mi perenne soledad

Mi perenne soledad
Se me ha vuelto tan pesada
Humilladora y pusilanimizante
Que mi otrora sonrisa triunfante
Ya ni por asomo llega a mi rostro.
Mi vida es como un cántaro
Lleno de sentimientos variados;
El tiempo de soledad excesiva
Ha agrietado las paredes
De mi alma devastada.
Yo necesito un cántaro nuevo
Que sirva de recipiente
Al montón de cosas
Que tengo palpitando en mi pecho.
Yo deseo encontrar
Un cántaro irrompible
En donde vaciar como un agonizante
Lo mejor de mi vida.
Deseo que escuches mi voz
En dondequiera que te encuentres
Y abrazarte y hablarte.
Yo quiero romper
El círculo vicioso
De mi perenne soledad.