2010/01/31

3101 Viendo la fuente

Viendo la fuente
En la plaza
Recuerdo que mi amor
Por ti
Ya murió
Pero aún conservo
En los estambres y pistilos
Mezclado en la urdimbre
De mi interior
La efímera inspiración
Con que mi cerviz subyugaste
El anochecer aquel
En el que nosotros dos
Practicamos la gula
De eufóricos besos
Y enlabiamos nuestros cuerpos
Poseídos de pasión.

3100 El señor de las lágrimas

Anoche
Caminando por el remoto
Espacio vacío de mi cama
Tuve un desafortunado encuentro
Con el señor de las lágrimas
Y en el enfrentamiento
Resultaron rotas
Los estanques de mi alma.
Anoche
En la intimidad absoluta
De mi oscurecida recámara
Sucedió un confuso incidente
Con la soledad amarga
En la que quedó torcida
El curso de mi almohada.

3099 Yo quedé herido de muerte

Yo quedé herido de muerte
La noche en que te sentaste
De frente a frente
A la pantalla de mis pupilas
Como si no fuese nada especial,
Sin embargo recorrí cada recodo
De tu cuerpo continente,
Me detuve pausadamente
En cada esquina y recoveco
De mi propia muerte.

Cuando traté de arrastrarte
Al pentagrama de mi corazón
Tiernamente sugeriste
Que no era a la sazón
El tiempo de madurar las frutas
Que tenías en tu interior.

Tiempo después
Cuando comí con toda la gula
De una Eva lujuriosa
De la fruta prohibida
Supe que tu cóncavo
Se llenaba con mi convexo.

A partir de allí
Empezó a sanar
Mi herida de muerte
Y hoy ya ves que te ves
En las pantallas de mis pupilas
Y se refleja tu rostro
En el momento singular
En que compartimos
Sin límites esta ilusión.

3098 Daño irreversible en su columna principal

Nuestro amor murió
Con daño irreversible
En su columna principal.

Al deslizarse esa losa
Fría de tu voz
Por debajo de mi almohada
Y por encima de mi ilusión.

Nuestro amor murió
Con daño irreversible
En su columna principal.

A partir del traumatismo
Sufrido el día aquel
Que cayendo de tus manos
Según tú, sin querer
Perdimos la pasión.

Nuestro amor murió
Con daño irreversible
En su columna principal.

No pudo resistir
El golpe seco
Con el que tu desprecio
Embistió mi corazón.

Y al formarse ese dolor
Mortecino en mi garganta
Lo supe,
Nuestro amor había muerto
Con daño irreversible
En su columna principal.

3097 Me hice adicto al verde de tus suspiros

Me hice adicto al verde
De tus suspiros.

Fue una tarde en mi cuarto.
Por hacerte debutar
En el palacio de mis flores
Y hacerte recorrer las autopistas
Curvas y las rectas y las alondras
De mi pecho rehacer anidar.

Me hice adicto al verde
De tu suspiros,
Al brillo impoluto de tus pupilas
Y bajo la sombra oculta
De tu vientre cristalino,
Desde donde invicto remonté
Como cometa henchida
De delirios.

Sí,
Me hice totalmente adicto
Al verde de tus suspiros.

Me dejo llevar por la imagen
Durante el inicio de la tarde
Y pienso qué sucedería
Si tu lluvia de estrellas
De esta época cayera
En el pétalo de mi flor.

¿Cómo serán las eras
En lo ancho y largo de mi cuarto
Cuando ya no estés?

Porque me hice adicto
Al verde de tus suspiros.

Cuán fecundos serán
Los besos llenos de sueños
Con los que coronaré
Tu cabeza
Y este espacio interior.

3096 Questo treno di pazzie

Dedico questa nuvola,
Que cadde delle mie occhi
Come cotiledone caddente,
Alla terna e dolce
Apocrifa sensazione
Che mi hai fatto vivere.

E per che non reste dubbio
Di quello che sto parlando
Dico di questo treno di pazzie
Sul cui mi hai fatto andare,
Nel cui ogni vertebra
E stata una efimera stazione.

Abbiamo abordato senza passagio
E senza planeggiare,
E credimmi che i panorame
Eteree che mi hai fatto vivere
Rimassero imantate alle mie retine
Impregnati nella mielina
Dei miei nervi
Collati alle pareti
Vuote del mio interior.

Cioe,
La tua lingua e la mia lingua
Sono stati eslaboni,
Ed il mio corpo ed il tuo corpo
Sitiarono senza rancore
Alla crudele desolazione.

3095 Este trem de desvario

Dedico esta nuvem,
Que cai de meus olhos
Como cotilédones cadentes,
A tenra e doce
Apócrifa sensação
Que você mi fez viver.

E para que não fiquem duvidas
Do que estou dizendo,
Falo deste trem de desvario
No qual você mi fez andar,
Sendo cada vértebra
Uma efêmera estação.

Abordamos sem passagem nenhum
E sem premeditação,
E creia-me que os panoramas
Etéreos que mi fez viver
Ficaram imantadas à minhas retinas
Impregnados à mielina
De meus nervos
Pegados às paredes
Vazias do meu interior.

Quero dizer,
Sua língua e minha língua
Foram elos,
E meu corpo e seu corpo
Sitiaram sem remorso
A cruel desolação.

3094 This train of madness

I dedicate the cloud,
That falls from my eyes
As falling cotyledon,
To the sweet and tender
Apocryphal sensation
That you made me feel.

And to clear all trace of doubt
Of what am I telling,
I mean this train of madness
For which you made me go,
In which every vertebrae
Was an ephemeral station.

We boarded without ticket
Nor premeditation,
And believe me that the ethereal
Panoramas that you made me live
Remained magnetized to my retina
Impregnated to the myelin
Of my nerves
Stuck to the empties walls
Of my interior.

I mean,
Your tongue and my tongue
Were links,
And my body and your body
Put under siege without remorse
To the cruel unhappiness.

3093 Delikatsehen

Als meine Augen fotografiert
Im selektiven focus
Der Umriss deine Truhe,
Ins mir,
Hat die Amazonas
Wieder gegründet sich
Mit seine luxuriant grün.

Cuando mi mirada encuadró
En foco selectivo
El aura de tu pecho,
En lo hondo de mi,
Se recreó el Mississippi
Desembocando en pasión.

Se desvaneció
Como por magia
El gigantesco glaciar
De debajo de mi lengua.

3092 Este tren de locura

Dedico la nube,
Que cae de mis ojos
Como cotiledón caedizo,
A la tierna y dulce
Apócrifa sensación
Que me has hecho vivir.

Y para que no quede dudas
De lo que estoy diciendo,
Me refiero a este tren de locura
Por el que me hiciste andar,
En el que cada vertebra
Fue una efímera estación.

Abordamos sin ningún pasaje
Y sin premeditación,
Y créeme que los panoramas
Etéreos que me hiciste vivir
Quedaron imantados a mis retinas
Impregnados en la mielina
De mis nervios
Adheridos a las paredes
Vacías de mi interior.

Es decir,
Tu lengua y mi lengua
Fueron eslabones,
Y mi cuerpo y tu cuerpo
Sitiaron sin remordimientos
A la cruel desolación.

3091 Simulando tus brazos y mis brazos un ikebana de perenne y perpetua flor

Yo quería removerme
La tristeza antigua
Que moraba en el lado contiguo
A la desolación,
Como si fuese lo mismo
Que cáscara de almendra
O nota mal entonada
De una guitarra poseída
Por la desesperación.

Yo quería salir
De la maraña de la pena,
De la urdimbre entrampante
Del dolor.

Y resultó ser tu voz
Justo en la mañana de hoy
El mecanismo que apalancó
A los cuatro costados
De mis sueños
La ilusión.

Proporcionalmente
A la misma velocidad,
Concomitantemente
Al exacto paso,
Paulatinamente
Al preciso ritmo
Al que se movían tus labios
Se fue accionando en mi
La constelación de ternura
Que me catapultó
Al momento futuro
En que te tenga conmigo
Simulando tus brazos y mis brazos
Un ikebana
De perenne y perpetua flor.

3090 De las catacumbas de mi desidia

Te levantaste
De las catacumbas de mi desidia
Como si fueses Lázaro resurgiendo
De entre el mundo de los muertos
Y con tu antorcha de luz,
Simulando un coloso en Rodas,
Iluminaste los siete mares
De mi cuerpo.

En ese instante pudo ser visto
Un mar de sargazos
Enredando mi pelo
Y el rojo océano
De mi tamborileante pecho.

No fue necesario que partieras
Ni tu pan ni tu pez
Ni que compartieras tu vino.
Es que la eucaristía de tus ojos
Ya me había aportado
Los nutrientes necesarios
Para la supervivencia
De mi alma desvalida.

Una vez más
Enlabié la ambrosía,
Y lo etéreo se hizo materia
Como si fuese por conjuro
De Sathya Sai Baba.