1998/12/31

1914 Mi cara transparente

Y al quedar desértico mi corazón
Me miré en el espejo
De mi interior
Y mi cara transparente
Me mostró lo urgente
De mi ruina interior,
Yo sabía que un día
Cuando tuviera baldío
El corazón,
Sufriría como si fuese
Un mártir de la inquisición,
Pero cuando mi cara transparente
Se reflejó en el espejo
De mi interior,
Yo sentí que la amargura
Florecía como florece
Perennemente
La vara de Aarón,
Como la señal creciente
De mi extrema desesperación.

1913 Al otro lado de la luz

Cuando me tomaste bajo tus alas
Cual querubín poseído
Del poder de la ilusión,
Y me llevaste a lo interno
De la casa impoluta
De tu corazón,
No pensé que resucitaría
A la locura de amor
Con que me obsequiaste
Tus caricias y tu pasión.
Pero luego de saber
Que tu tierna habitación
Estaba colocada
Al otro extremo del dolor,
Del lado contrario de la razón,
Justo al otro extremo de la luz
Con que cegaste mi corazón,
Yo rendí las murallas internas
Que acorralaban mi interior,
Y dejé que mis aguas corrieran
Y fluyesen como si fueran
El río de luz cristalino
Que mana de tu corazón.

1912 Deriva postrera

Cuando tú no estás
En esta pequeña isla
Que tengo en el lugar de mi corazón,
Me siento en ese instante
Como un dios decadente,
Como un barco a la deriva,
Como un ciego en parapente,
Como una tortuga que no arriba
Hasta la mar omnipotente,
Cuando tú no estás
En esta pequeña isla
Que tengo en el lugar de mi corazón,
Me transformo en el momento
En que se vuelven mis sentimientos
Ocaso de estrella refulgente,
Inmenso mar de lamentos,
Luna que naufraga en la corriente
De la ansiedad y el sufrimiento.
Cuando tú no estás
En esta pequeña isla
Que tengo en el lugar de mi corazón,
Se apagan las luces eternas
Que tengo en mi interior
Y salen de sus cavernas
Dioses del ocaso aniquilador
Empujándome sin que lo quiera
A la deriva postrera
Donde morirá mi corazón.

1911 Aferrado a mi tabla

Este tu amor que no he de alcanzar
Se convierte en mi mente
En una tabla
A la que me he de aferrar,
Para no dejarme sucumbir
En este vasto y fiero mar
Que significa para mi
El hecho de que tus ojos
No los vuelva a mirar.
Si la soledad supiera
El inmenso y vasto mal
Que hace a mi planeta
Sumergirme en este andar,
Buscando siempre en mi locura
Alguien que me pueda amar,
Como me amaste en los tiempos
En que mi ser navegaba
Por los siete mares
De la felicidad.
Si pudiera mantenerme
Flotando hasta que un día
Me rescate cual Simbad,
Un barco tripulado de caricias
De ternuras absolutas
Y de mimos sin mezquindad,
Yo podría soltar la tabla
Que me ata
Al tiempo pasado en que te tuve
Navegando por mi océano,
Bogando por mi inmensidad.

1910 Pájaro pelágico de alas rotas

Un pájaro pelágico de alas rotas
Llegó a asentarse un día
Al borde de mi corazón
Trayendo en su pico melodía
Y una flor poseída de pasión,
Y entre sus plumas ese día
Me acogió el humano corazón
Que tenía,
Desde el tiempo en que te fuiste,
Sin calor.
Un pájaro oceánico de alas cortas
Cuyo nombre era amor
Susurró a mi oído un día
Que en mi vida el dolor
Ya nunca jamás volvería
A desalborotar mi temor
Y que esa jornada sería
El momento en que su nido
Hiciera en la tierra
De mi corazón.

1909 Diluvio oceánico de desesperación

Cuando como un náufrago te vi
Alejarte de mi isla solitaria,
Como si fueses maratonista olímpico
Que se desplaza
Hacia una meta desconocida,
En mi sediento y yermo ser,
Desértico y árido por dolor
Se desencadenó como por conjuro
Un diluvio oceánico de desesperación.
Yo quería que mis manos
Fuesen ramas de baobab
Para tocar tus nubes,
Yo quería que de querube
Mis pies tuvieran alas
Y alcanzarte,
Para besar tu pecho
Con la ternura
Más insana que mi capacidad
Me hubiese permitido ultrapasar.
Pero como un náufrago te vi
Alejarte de mi isla solitaria,
Como si fueses lo mismo
Que maratonista olímpico
Que fugaz se aleja
De la escena
En donde habría podido salvar
Un náufrago de cordura,
Iluso huérfano de tu amor,
Un extraviado hijo de la ternura,
Abandonado despojo del dolor.

1908 Vagante

Vagante,
Como una estrella rutilante
Por los prados de Belén
O vacío satélite errante
En los campos del Edén,
Se ha vuelto mi corazón
En este crepúsculo interno
Que me crece cada instante
En la medida
En que tu vida y mi vida
Se separan sin razón,
Mi ser se ha vuelto un ser
Melancólico, triste y añorante
Como si fuese planeta gimiente,
Como un quásar ambulante,
Como cometa indigente,
Marchita luna agonizante,
Lúgubre astro decadente,
Como némesis sollozante,
Taciturno universo muriente.

1907 Sombras

Creí que solo una ventisca
Sería necesaria
Para disipar estas sombras
Que me nublan hoy el sol,
Pensé que un leve ventarrón
De esos del otoño
Podría arrebatar
Esa colección de nubes
Grises y tormentosas,
Que se han instalado
En mi garganta y corazón,
Imaginé que un vendaval
De sonrisas a simular
Me podrían liberar
De la oleada de penumbras
Que me macera el corazón,
Yo pensé que una ráfaga
De auto balsámicas caricias
Me podrían rescatar
De esta vórtice de tinieblas
Que me apretuja el interior.
Es que no sabía que la nostalgia
Se había enroscado
En la carne de mi corazón,
Como si fuese un caracol,
Como si fuese un tornillo,
Que se ha ensortijado
En lo hondo de mi razón,
Como si fuese un rizo,
Como un bucle, una voluta,
Espiral viciosa de dolor,
Y que no habría jamás
Tromba que se repute de serlo
Ni vorágine, ni torbellino,
Ni huracán, tornado o tifón,
Que pudiese desterrar
De mi corazón de hombre
Las desmesuradas sombras
Que dejaste en mi interior.

1906 Hoguera

Acerca tus ojos escrutadores
A este mi corazón,
Y descubre el desperdicio
Galáctico,
Este desorden cósmico
Que tengo en mi interior,
Me he vuelto una ruina virgen,
Un deshabitado iglú
Sin calor,
Como un pabilo apagado
Por los vientos de la desilusión.
Mi alma otrora eufórica
Se encuentra mutilada
De dolor.
Permanentemente giro y giro
En torno a ti sin control
Como si fuese un tiovivo
Yo solamente vivo
Para encontrar el calor
De tus manos desnudas
Que sirvan
De hoguera para mis alas
Heridas por la soledad,
Mutiladas por la ilusión.

1905 Sol

El sol que como noria celeste
Saca y seca las aguas
De mi oceánica apasionada ilusión,
Al pasar mi corazón
Por el solsticio de tristeza
Al que has tirado mi razón,
No me permite más que rendirme
A tu insinuante pretensión.
Qué daría porque estas manos
Olvidasen la forma de tu cuerpo,
Para extinguir este fuego
Que me tortura por dentro,
Que daría porque mis ojos
No mirasen por tus sentimientos
Para desterrarte por siempre
De mis envanecidos pensamientos,
Que daría porque el sol
Como cósmica noria celeste
Sacara y secara
Por completo las aguas
De mi ilusionada pasión,
De mi apasionada ilusión,
Para que al pasar mi corazón
Por el solsticio de tristeza
Al que has tirado mi razón,
Yo pueda resistirme
A tu insinuante pretensión,
De querer ser en mi vida
Mi arcángel,
Mi estrella, mi cosmos,
Mi aurora, mi alba,
Mi vida, mi muerte,
Mi sueño, mi ilusión,
Mi utopía,
Mi luna y mi sol.

1904 Punto

En el mismo punto
Donde en lo interno
De mi corazón
Incrustaste la agonía
De verte desvanecer,
Como un arcángel errante,
Ante mis ojos,
Ahí ha crecido a su antojo
Un árbol de desilusión
Que no me deja espacio
Ni para que florezca mi canción.
Al paso del tiempo
De que no estas aquí,
En el punto en donde plantaste
Esta, mi desesperación,
Ha crecido una arboleda
Gigantesca y sin parangón.
Si fuera tan simple
Como destornillar el sentimiento
Que tengo enroscado
En mi corazón
Ya hace tiempo que al querer
Llamarte desesperado
Las ramas habría talado
De tu árbol de frustración
Y habría reforestado
Mi pecho desesperado
Con árboles de ilusión,
Pero he llegado al estado
En donde no se si sabré
Hacer otra cosa que no sea
Comer como bisonte que rumia
Tus hojas de desilusión.

1903 Ocaso

Una naranja triste
Que cuelga suspendida,
Como la lastimosa espera
Que tengo balanceándose
En mi corazón.
En esta hora, mi sol
Incansablemente espera
Que vengas con tus alas
De omnipotente dios
Y me raptes de esta tierra
Hasta tu mundo de amor,
Pero es tan inútil la espera
Que se fatiga mi interior,
Y pienso que mi quimera
Se marchitó como flor
Que al pasar la primavera
Pierde su mágico rubor.
Así este amor por la espera
Ha perdido su candor.

¿acaso ha llegado el ocaso
Al parnaso de nuestro amor?

¿quién desató esos lazos
Que te ataban a mi corazón?

¿quién ha pintado el crepúsculo
Con este anaranjado color?

Ha sido la larga espera
A la que enfrenté mi pasión.

1902 Luna

En su apogeo la pálida luna
Me robó el corazón
Dejando mi suspirante pecho
Vacío de pasión.
Como si fuese la mirada
De un cíclope hechizado
Permanece a mi lado
La estela que me dejaste
Y que no he podido justificar
Ante nadie.
Escruta en lo hondo de mi cuerpo
Como si fueses buzo abisal
Para ver si puedes hallar
Esos cofres envejecidos,
Perdidos,
Arruinados,
Malheridos.
Que dijiste
Que dejaste
Pero que no dedujiste
Que gastaste
Al momento en que te fuiste
Y de mi espíritu te llevaste
Toda luz que emergía
De mi iluso interior.
Tu eres luna que robaste
Mi pobrecito corazón
Dejando mi suspirante pecho
Baldío de ilusión.

1901 Impregnada en los bastones de mis insomnes pupilas

Aunque caminé más allá de ti
Mi ojo se quedó en tu compañía,
Y bañé mi pupila desesperada
En el mar de calma
Que significó tu rostro
A mi existir.
Bebí en un breve instante
Del oasis de tus labios,
Y enjugué las lagrimas de mi garganta
En la armoniosa forma
De tu rostro,
Aunque seguí caminando
Más allá de ti
Mi ojo se quedó escrutando
La armonía absoluta
De tu cuerpo.
Deslicé mi pupila insomne
Por tu pecho,
Y quise que mi lengua adormecida
Hubiese podido musitar
Alguna cosa,
Pero seguí caminando mas allá de ti,
Y aunque mi ojos permanecieron
Como guirnaldas decorativas
Pendientes de tus ojos,
No me fue posible
Permanecer en tu compañía,
Pero aun así mis ojos
Te fotografiaron mil veces
Y aun permaneces aquí
Imantada a mis retinas
Como hiedra fresca,
Impregnada en los bastones
De mis insomnes pupilas.

1900 Tu mirada es el salvoconducto

Tu mirada
Es el salvoconducto
Que en solsticios de tristeza
Me lleva a la nube de delirios
Que se encuentra en tu alma.
Yo quiero
Como si fuese un ícaro moderno
Remontarme por encima
De tus cirros y tus cúmulos,
Recostar mi cuerpo
Entre tus nimbos
Y que tus mimos
Sin piedad enquisten la congoja
Que ensombrece mi existir.
Porque tu mirada
Es el salvoconducto
Que en solsticios de tristeza
Me lleva a la nube de delirios
Que se encuentra en tu alma.
Yo quiero
Como si fuese un carro de fuego
Elevarme por encima
De tu ozono y de tu éter,
Bañar mi cuerpo
Entre tu helio
Y que el misterio
De tus labios deshilvanen la locura
Que posee mi existir.
Porque tu mirada
Es el salvoconducto
Que en solsticios de tristeza
Me lleva a la nube de delirios
Que se encuentra en tu alma.

1899 Suspiros

Agobiante,
Como la presión que siente
Un esclavo revolucionario
Ante su amo omnipotente.
Así son los suspiros delirantes
Que salen de mi espíritu errante.
¿Cuántas veces he musitado
Tu nombre
Como si fuese un mantra
A orillas del río Ganges?.
¿Cuántas veces las falanges
De mis dedos
Han tocado la puerta
De tu amor?.
¿Cuán grande este dolor
Va a autoreverdecerse
Como la vara de Aarón?.
Porque sin ti,
Me siento así de perdido
Como el ojo del pájaro herido
Que transmigra
En medio de un temporal,
Y los suspiros
Que me salen del alma
Aumentan los eslabones
Que me anudan
A esta vida agobiante
Y sin calma.

1898 El árbol de la risa

Lanzaré como un bumerán
Mis besos
A tu árbol de la risa
Porque quiero que tu boca
De mágica profetisa
Pertenezca al conjunto desordenado
De mi delirar.
Tu risa se quiebra por dentro
De mi cuerpo enternecido
Y me recorre el interior
Como si fuese aerolito
Que viaja por los pasillos
De la aurora.
Qué he de hacer ahora,
Si mi ser es una noria
Que fantasioso gira
En torno a tus ojos y tus cejas
Cual ejes.
Como druida poseído
Por espíritu de adivinación
He vislumbrado la dicha
Que se cierne sobre nosotros
Como si fuese un pájaro de fuego
Que quema nuestras pupilas.
No quiero salir del estado
Que provocas en mi espíritu
Y que me hace sentirme
Catapultado,
Como proyectil de arma perniciosa
Por encima de los estratos,
Los cúmulos y los nimbos.
Cuando tu risa me posee
Yo puedo, si quisiera,
Caminar sobre las aguas
Y cuando tu beso me besa
Siento que salgo disparado
Fuera de la rueda de mi karma.

1897 Linterna

Yo quiero una linterna,
Pero no mágica ni prodigiosa,
Quiero una linterna luminosa
Que me pueda ayudar a salir
De este túnel estrecho
En que se encuentra mi vivir.
Tus ojos pueden servir
Para dar con mi camino,
Y encontrar un beso cálido,
Un beso que sea tierno
Yo no quiero un beso pálido,
Ni un beso hecho de invierno,
Yo quiero un beso no árido
Que me saque de este infierno,
En donde se me cayó el espíritu
En el medio del camino
Cuando andaba en la búsqueda
Del sortilegio de tus mimos.

1896 Vértigo

Una expansiva onda en forma de espiral
Absorbió mi cuerpo una mañana de percal
Y me catapultó al abismo de tu risa inmaterial,
Cuando la noche aún era clara
Y mi amor en tus piernas florecía
Yo naufragué como una hoja
Que desfoliada se despoja
De su rama perenne y moja
Su cuerpo en tus labios de metal.

Una expansiva onda en forma de espiral
Absorbió mi cuerpo una mañana de percal
Y me catapultó al abismo de tu risa inmaterial,
Cuando la noche aún era clara
Y mi amor en tus piernas florecía,
Yo acuaticé como una noria
Que fuera de su eje y sin victoria
Se deja arrastrar por la gloria
De tu cuerpo de querube angelical.

1895 Memoria

Esta memoria envejeciente
No solo le a dado con recordar
Los momentos relucientes
Que viví contigo en mi nidal
Sino que quiere desenterrar
Los crepúsculos ardientes
Que olvidados en mi mente
Había olvidado borrar.
Si yo hubiese sido quien soy
Tanto tiempo atrás
No estaría viviendo estos años
De perenne y no caduca soledad,
En mi memoria puedo encontrar
La devoción crepuscular
Con que atabas mi cuerpo a tu nidal
Como si fuese un capullo celeste
Tejido por los dioses
De la felicidad.

1894 Tuve una voz que gritaba en desesperación su agonía

Para oír esta, mi voz,
Resquebrajada, agónica y desesperada,
Rasgada, desarmónica y angustiada,
No se precisa
Tener un oído educado
En materias de eufonía,
Sólo basta que mires mis ojos
Cómo naufragan en agonía.
Mi voz es una campana
Que repica sin melodía,
Es una luna ahogada
En los mares de la fantasía.
Es preciso decir:
Que tuve una voz que gritaba
En desesperación su agonía,
Y que las alas de querube
Que antaño poseía
Las perdí en el naufragio
En donde perdí tu compañía.
¿Qué he de hacer con la voz que tuve,
Y que no puedo rescatar?
¿Qué haré con las alas de querube,
Que no pude desplegar?
¿Qué he de hacer con la negra nube,
Que autoritaria se hubo de instalar
Provocando las sombras que cubren
Cada espacio donde mirar?
Para oír esta, mi voz,
Resquebrajada, agónica y desesperada,
Rasgada, desarmónica y angustiada,
No se precisa
Tener un oído educado
En materias de eufonía,
Solo basta que mires mis ojos
Cómo naufragan en agonía.

1893 Nuestros cuerpos en flor

Yo despetalizo,
Tu despetalizas...
Mi cuerpo es una flor,
Mírame como transmutante
Puedo ser rosa, clavel o alhelí.
Tus labios son instrumento despetalizante,
Mis manos son de amor
Un cántaro rebosante.
Dame de tu boca revitalizante
Restaurante,
Despusilanimizante,
Refrescante,
Alucinante.
Para que cesen
Mis suspiros de gimiente
Y pueda mi espíritu humano
Convertirse
En una mariposa errante,
En cohete ultrapasante
Que llegue a las estrellas.
Y al transcurso de mil años
Si sólo apenas mi lengua enardecida
Mora en otros palacios,
Yo te pediré de nuevo
Despetalizar cada una
De las margaritas en flor
Que crecen autónomas en mi interior.

1892 Sette e mezzo della sera all’università

Sette e mezzo della sera
All’università.
La pioggia ha smesso di cadere
Ed il mio spirito è cominciato
A levitare
Per l’effetto del tuo bacio
Sul mio ventre.
Non posso dire
Che non posso fare
Nulla senza te,
Ma devo dire che senza te
La mia anima scadde
Come se fosse lo stesso
Che il tramonto impercettibile
Del sole
Al tempo di baciare
Il ventre della terra
Sopra il mare.

1891 Marchita marchita

Nuevamente
El pelotón de delirios
Que poseo en mi corazón
Comenzó invariablemente
Su marchita marchita habitual
Marchando con su mustia mirada
Hasta cada calabozo
En donde tengo presa
La necesidad perentoria
De tu amar.
La pequeña marcha mustia
De este pelotón de delirios
Que vaga por mi interior
Invariablemente
Tomará cuerpo en mi corazón.
Y se irá incrementando
Proporcionalmente
A mi necesidad de tener
Tus labios cual noria
Sacando agua impoluta
De los profundos pozos de mi ser.

1890 Mi lágrima perenne y tu beso solidario

Soy lágrima perenne.

¿Y qué quieres?

Habitar tu mirada,
Poseer la niña de tus ojos.
Quiero instalarme en el manto
Que cubre tus pupilas
Y de vez en cuando saltar
Por tu mejilla.

Soy beso solidario.

¿Qué deseas?

Avanzar contigo de la mano
Como si fueses mi hermano
En esta ardua pelea,
Que te deshilvana el interior,
Que te humedece los infiernos,
Que hace que tu cuerpo
Tirite como poseído de dolor.

1889 Náufrago

Estas lagrimas en mis ojos
No me harán confundir
Mi tristeza con mi soledad.
La tristeza es un árbol
Frondoso y con muchos frutos
Que me inducen a recordar.
Pero la soledad,
La soledad es desierto agónico que crece
Mientras más a lo interno se va,
Ella aumenta geométricamente
Su pusilanimizante necesidad.
Fue tu culpa por besarme
Cuando de tu carencia yo padecía,
Porque este pequeño corazoncito mío
Era como una madeja de hilo,
Pero el viento huracanado de tu beso
Disturbó para siempre mi destino,
Y ahora que soy náufrago
En este estanque de lagrimas,
Estas lagrimas en mis ojos
No me pueden hacer confundir
Mi tristeza con mi soledad.
La tristeza es un árbol
Frondoso y con muchos frutos
Que me inducen a recordar.
Pero la soledad,
La soledad es desierto agónico que crece
Mientras más a lo interno se va,
Ella aumenta geométricamente
Su pusilanimizante necesidad.

1888 Víspera

En la víspera de tu retorno
Padezco de un ataque
De incontinencia de amor,
Acceso frenético de ilusión.
¡El cielo ha cambiado
Tantas veces su color!
Tu belleza hirió mi pupila insomne
Hasta verla de amor sangrar,
Tu beso hirió mi corazón de hombre
Hasta verlo de pena desmayar.
Yo quiero llenarte por dentro
Con mi carne que madura
Y que el perfume de mi cuerpo
Llene y sane tu quemadura
Cuando el fuego de mi sexo
Sientas que quema y dura
Y retoña en tu interior
Como si fuese lo mismo
Que la vara de Aarón.
Cómo prescindir de la dulzura de tu piel
Si tu cuerpo
Me ha hecho experto catador
De tu miel.
En la víspera de tu retorno
Padezco de un ataque
De incontinencia de amor,
Acceso frenético de ilusión.
¡El cielo ha cambiado
Tantas veces su color!
Y mi alma delirante
Como mariposa errante
Quiere comer la ambrosía de tu polen
Como manjar de dioses que padecen
De incontinencia de amor,
Acceso frenético de ilusión.

1887 Pasto de tus llamas

Si pudiera replantearme
La transformación de mis neuronas
Y volver a ser el mismo
Que fui en tiempos de otrora
Antes de besarte
Al inicio de la aurora,
Yo podría imaginarte
Sin este grande tormento
Pero siento
Que en mi pecho el alma late
Como orquesta que no tiene concierto.
Tu cambiaste mi vida.
Mis montañas mal heridas
Sangran lava por su piel.
Porque yo
Fui pasto de tus llamas
Cuando tu lengua de fuego
Cayó sobre la estepa
De mi alma.