2000/11/30

2080 Nebulosa de errante constelación

Ha llegado mi hora
De tender puentes
Hacia la izquierda y la derecha
Para que llegues a mí como rama,
Imagino la ruta de tu sonrisa
Y atravieso el carro de mi cuerpo
Entre tus pasos,
Porque yo,
Yo tengo disuelto
Entre las células adiposas
Del interior de mis huesos
Una soledad
Con cara de perro,
Gigantesca,
Que se revuelca
En mis sueños
Como si fuese una nebulosa
De errante constelación.

2079 En la misma habitación que tú

Estando en la misma habitación
Que tú
Yo no puedo concentrarme
En mi mismo.
Soy carrusel de fuego
Que gira y gira
Y esparce llamas y chispas.
Son tus ojos
De águila en reposo
Los que me provocan
El alboroto
De corazón.
Me resuena el pecho
Cual pandereta
Húngara
Y siento que en las cuencas
De mis venas
Arde mi hemoglobina
Vehemente de pasión.

2078 Como si fuesen caballos árabes

Yo no estoy pidiendo
Que Sathya Sai Baba materialice
Objetos que mitiguen
Mi utópica incredulidad,
Ni tampoco pido que el Mesías
Retorne invicto y victorioso
En su nimbo lleno de gloria
Y su brazo poseído de majestad.
Lo que quiero es que tu caricia
Cabalgue por mis mejillas
Como si fuesen caballos árabes.
Quiero
Que me galopen tus manos y labios
Los más recónditos rincones
Del ser.
Cada vez
Que en la superficie de mi cuerpo
Cae una gota de tiempo
Siento que su onda expansiva
Me marchita, me doblega.
Me siento Hiroshima
El seis de agosto del cuarenticinco,
Me siento ciudad de México
En septiembre del ochenticinco.
Ay, ay, ay
Como ha quedado desolada
La ciudad populosa,
Quiero
Que tus manos galopen
Mis mejillas
Como si fuesen caballos árabes
Quiero
Que me cabalguen tus manos y labios
Los más recónditos rincones
Del ser.