1997/08/31

1680 Cosmopoliglotosía IV

Ich warte auf das Moment
Wenn die Kosmische Hähne
Zu singen fangen an
E a regência dos arcanjos
Pegue a decisão
To cut off the cord
Or throw the inaugural bottle
Of new age,
Quando i colori dell’aurora
Si diffondano per l’universo
Con la prestezza impressionabile
Di un nuovo inizio senza fine.
Estoy esperando el momento
Cuando los gallos cósmicos
Comiencen a cantar
Y la regencia de los arcángeles
Se decida
A cortar la cinta
O lanzar la botella inaugural
De la nueva era,
Cuando los colores de la aurora
Se difundan por el universo
Con la rapidez impresionante
De un nuevo comienzo sin fin.

1679 Afónico desesperado perro

Cuando no me quieres mirar
Soy afónico desesperado perro
Que ladra su propio funeral
Porque tu cuerpo, jugoso,
Viene siendo a mi paladar
Como banquete de frutas
En calurosos patéticos días
De verano tropical.
Soy carnada de tus ojos
Cada vez que me quieras mirar
Y si decides seducirme
Deja que tu cuerpo
Sea carnada de mi espíritu.
Yo quiero ser carnada
De tus olas,
Ser pasto de tus llamas,
Quiero ser zarza que arda
Humedecida en tu brea,
Yo quiero ser vulnerable
A tus subyugantes caricias
Dejarme aplastar de tu lluvia,
Arrastrar de tu corriente
Y sembrar de tus besos
Como tierra que espera su simiente.
Soy carnada de tus labios
Cada vez que me quieras besar
Para dejar de ser
Afónico desesperado perro
Que ladra su propio funeral.

1678 Legión de autos

La insoportable, tediosa,
Caótica y anárquica
Congestión de autos
De esta transitada oblonga avenida
Se vuelve celeste y alucinante
Cuando miro tu rostro
Por el espejo retrovisor.
Cuando tu cuerpo se mueve
Como poseído por el espíritu
De un semidiós
Yo tirito.
Y mis dientes castañetean
Cuando adquieres el encanto
De la desnudez.
Tu cuerpo cuasi divino
Es capaz de hacerme encender
Como reactor atómico
O dínamo nuclear,
Meteoro al chocar en la atmósfera
O como faro encendido en el mar
Como brea fosforescente
O piedra frotada por un mortal,
Me confieso iluso devoto de tu pecho
De origen angelical
Colmado de la belleza más absoluta
Que mis espíritus han podido apreciar.

1677 Si yo quisiera hablar

Si yo quisiera hablar
De inmaculado impecable sublime amor
Sólo tendría que mover los labios
Simulando repetir tu nombre,
Porque el viento se uniría a mi voz
Para proclamar de voz en cuello
Que tu eres la ungida bella reina de mi reino,
Si quisiera dictar belleza
A los cuatro vientos
A la madre naturaleza
Sólo tendría que ostentar tu rostro
Y blandir como espada al aire
Tu blanca nítida conmovedora sonrisa.
Si quisiera compungir al mundo
Hasta lograr que las naciones
Te rindan apoteósica progresiva pleitesía
Sólo tendrías que mirar
Con la franca impoluta belleza de tus ojos.
Si yo quisiera hablar
De inmaculado impecable sublime amor
Sólo tendría que mover los labios
Simulando repetir
Tu melódico idílico poético nombre
De arcángel errante.

1676 Prohibiciones

Prohíbo acariciar tu recuerdo en mi memoria
Como si fuese lámpara de Aladino,
Prohíbo pronunciar en mis palabras
Los fonemas de tu nombre,
Prohíbo flagelar
La beneficiosa soledad en que me encuentro
Con la impávida triste forma de tu rostro,
Prohíbo a mi insaciable gula
Comer de ese árbol estallado de recuerdos tuyos.
Y si de todas formas
Acaricio tu recuerdo en mi memoria
Como si fuese lámpara de Aladino,
Y menciono en mis palabras
Los fonemas de tu nombre,
Y flagelo la beneficiosa soledad en que me encuentro
Con la impávida triste forma de tu rostro,
Y come mi insaciable gula
De ese árbol estallado de recuerdos tuyos,
Entonces me prohibiré prohibir
De una forma tan concluyente
Que se desencadenarán en mi interior
Las caricias de tu recuerdo en mi memoria
Como si fuesen lámparas de Aladino,
Y recitaré como un mantra
Los fonemas de tu nombre,
Y flagelaré y reflagelaré
La soledad en que me encuentre
Con la hierática forma de tu rostro,
Y comer con gula hasta el cansancio,
Cual loco Nabucodonosor,
No sólo de tu árbol de recuerdo,
Sino de tus arbustos,
Tus matorrales, tus yerbas,
Tus bosques latifoliados y manglares,
Tus praderas marinas de talasia
Y hasta tu tundra y tu taiga.

1675 Ostentar tu compañía

Mientras estoy aquí sentado
Viendo el río de la vida pasar,
Mientras me llega el momento
De triunfante pasar el umbral
De la eternidad
¿Qué frase puedo decirte
Para conmemorar
Los buenos momentos que me diste
Cuando me enseñaste a caminar?
El silencio nunca será tan elocuente
Como este murmullo alborotado
Que palpita en mi altar.
Y si sólo una cosa me permiten
En la eternidad
Yo preferiría tu compañía
Para ufano poderla ostentar.

1674 Epitafio viviente

Estoy sumamente orgulloso
De poder hablar de forma inteligible,
Tengo la gran fortuna
De poder sentir el olor
De la tierra mojada por la lluvia
Y aun poseo la facultad
De trazar grafías que son coherentes
En español, italiano o portugués,
Me siento plenamente agradecido
De haber podido disfrutar
Del color turquesa de este mar
Que rodea mis puntos cardinales
Agradezco haber escuchado
A Mercedes Sosa cantando
Mi unicornio azul
Y de haber leído el poema
Estados de ánimo de Mario Benedetti.
Deseo decir al final
Que si algún asomo de rebeldía
O euforia mal canalizada
Se notó en mi camino
Busquen un culpable
Entre los astros o el horóscopo
O en el duende que trazó mi destino.

1673 Realidad

Yo vivo y muero
Tan limitado al presente continuo
Y al futuro inmediato
Que no puedo imaginar
Cómo fue el preciso espacio
En donde vivo y muero
Hace hoy justo mil años
Cinco mil, cien mil,
Cinco millones de años.
Yo vivo y muero
Tan limitado al presente continuo
Y al reciente pasado
Que no puedo imaginar
Cómo será el preciso espacio
En donde vivo
Justo hoy dentro de mil años
Cinco mil, cien mil,
Cinco millones de años.
El tiempo ennoblece los vinos,
Fortalece los robles,
Emperennece los pinos
Y transforma los sinsabores,
Los colores,
Los dolores,
Los olores,
Los amores.
El sentimiento que a través del tiempo
Permanece ejerciendo
Su fuerza sobre el corazón
También es pasajero.
Yo vivo y muero
Tan limitado a mi propio cielo
Y mi infierno
Que no puedo imaginar
Cómo fue o será
El más allá del más allá
De mi propia realidad.