1999/04/30

1972 Nubes movedizas

Son las nubes movedizas
Que se han instalado
A la diestra y la siniestra
De mi humano corazón
Las que hacen que mi razón
Reverdezca
Como si fuese lo mismo
Que vara de Aarón.
Mi cuerpo se llena de poesía
Cuando tu dulce mirada
Recorre mi cara
Y mis pupilas vencidas
Se sumergen perdidas
En el lado más profundo
De tu mar.

1971 Un árbol solitario

Y el árbol le dijo a la nube
Que pasaba errando
Sobre su cabeza:
Aunque eres una princesa
Que tiene alas de querube,
Eso que ves
Es el velo de la noche triste
Que cayó a mis espaldas
La tarde en que me heriste
Envuelto entre tus faldas,
Cuando a mis ramas meciste
Vistiendo el cielo de malva.
Y de mi lado te fuiste
Dejando encendida mi alma,
Como si fuera un candil
Que desespera mi calma,
Ahora solo soy
Un árbol solitario
Que vive con su relicario
Herido de amor
Por ti.

1970 Isla marina

Yo tengo una isla marina
Secreta y resguardada
De los ojos del populacho
En la cual yo me emborracho
Del color azul del mar,
Esta isla mía, secreta
No puede ser vista ni oída
Desde la acera opuesta
Porque mi isla marina
Esta oculta en mi corazón
Protegida en siete cofres
Resguardada por mi ilusión,
Cuando decido ver tus labios
Reverdecidos
Tus frutos maduros y encarnados
Voy a mi isla marina
Y te contemplo a mi lado
Y mi fantasiosa adrenalina
Me convierte en niño embobado
Que no sabe si es de día
O ya la noche ha llegado,
Porque contigo he vivido
Mas allá de los delirios
Que jamás me había imaginado.

1969 Sin Jonás

Mi pecho malherido
Resiente del presagio
De tormenta huracanada
Que se ha declarado
Para mi corazón y mi mar,
Y yo no tengo un Jonás
A quien culpar,
Para lanzar a los mares
Y de este modo apaciguar
Los violentos malestares
Que ocasionan
Las olas
Despiadadas de tristeza
que me invaden,
Mi otrora impoluto, cristalino
Verde mar.
Mi pecho malherido
Resiente del presagio
De tormenta huracanada
Que se ha declarado
Para mi corazón y mi mar,
Y yo no tengo un Jonás
A quien culpar,
Para lanzar a los mares
Y de este modo apaciguar
Los violentos malestares
Que ocasionan
Las olas
Despiadadas de tristeza
que me invaden,
Mi otrora impoluto, cristalino
Verde mar.

1968 El mundo de las sirenas

Cuando me sumergí por entero
En tu mundo de sirenas,
Y llegué a las regiones profundas
De tu corazón y tus venas,
Después de permanecer
Tanto tiempo junto a ti
Me doy cuenta de que eres
Tan real, como un cuento de hadas,
Que tus barreras de coral
Son de hule y que ya nada
Puede atarme a las fuentes
Que me hicieron incendiar
Mis barcas y mis puentes.
Después de tanto tiempo contigo
Me doy cuenta de que tienes
Tanto amor como el dios
Del desamor,
Me doy cuenta que mi demencia
Jamás tendrá cura de tus manos
Porque mi corazón humano
Ya no tiene su inocencia
Como en los tiempos de antaño.
Es que el canto ilusionante
De tu mundo de sirenas
Me hizo por azar prestidigitador
De la vida y de la muerte,
Y ya mi suerte
Mordida por tu desamor
Ya no siente
Más que el canto desestabilizador
De tus sirenas hirientes.

1967 Perenne utopía

Yo tengo una perenne utopía
Que nunca acaba de madurar,
Y es que serás un próximo día
La única lámpara de mi altar.

Y que esa eterna melodía
Que cantaste en mi hogar,
Con el murmullo de tu sinfonía
Vuelvas de nuevo a entonar.

Yo tengo una perenne utopía
Que no he podido desterrar,
Y es que tu seas solo mía
Y que rehabites en mi hogar.

1966 Reserva

Tengo reservada para ti
Mi mayor gloria:
El momento preciso
En que mis pupilas
Estallen en la aurora
Poseídas de euforia,
El instante preciso en que mis manos
Vuelen por tu pecho
Y en mi cuerpo encendido
Tu fuego elimine mi escoria,
Cuando con mis labios malheridos
Saque aguas de tu pozo
Cual persistente itinerante noria,
Guardo en mi pecho el momento
Más brillante de mi futura historia
Cuando te tenga entre mis brazos
Galopantes
Como manada de caballos
Delirantes
Que corren eufóricos
Por los caminos de la aurora.
Guardo reservada para ti
El momento más notable de mi gloria
Cuando mis pupilas estallen
Poseídas de tu amor y mi euforia.

1965 Ni aunque se sequen los ríos que fluyen por Babilonia

Este mi amor no desfallecerá
Ni aunque se sequen los ríos
Que fluyen por Babilonia,
Mi amor perpetuamente te amará
Porque embarqué mi sentimiento
Hasta tu destino
Y allí en arranque de delirio
Quemé mis naves,
Con todo y que en la tripulación
Estaba Simbad el marino.
Este mi amor no desfallecerá
Ni aunque se mueran de frío
Los pingüinos de la Antártida.
Mi amor perpetuamente te amará
Porque encerré mis instintos
En un calabozo místico
Y con más deseos que delirio
Refundí y boté las llaves,
Junto con la única clave
Que descifraba mi destino.

1964 Colectar estrellas

Cuando el avión empezó a despegar
Empecé a volar junto a tus ojos
Y mis sueños transformados en despojos
Caminaron tras tus huellas de querube,
Yo marché en el sendero de nubes
Y colecté de las estrellas
Que refulgían en tus labios rojos.
Me basta con que respiraras
El mismo aire que mis poros,
Y que al pasar me miraras
Y que tus ojos con decoro
No miraran mi mirada
Que te escrutaba hasta lo hondo.
Cuando el avión empezó a aterrizar
Continué a volar junto a tus labios rojos
Y postrado en mis sueños, de hinojos
Supliqué que tus alas de querube,
Me llevaran al sendero de nubes
Y colectar de las estrellas
Que refulgían en tus bellos ojos.

1963 Andando en el sendero de nubes

Si no fuese porque la cabina
De este avión está presurizada
Yo diría que tu cara
Y tu cuerpo vigoroso
Pertenecen a un ángel
De ojos de miel y labios rojos,
Yo podría argumentar
Que andando en el sendero de nubes
Tus alas no pudiste soltar
Y por eso ante mis ojos te tuve,
Pero, conscientemente debo aceptar
Que no es posible que entraras
Con tus alas de querube,
Con tus labios y entre nubes
Yo divisara tu cara.
Lo cierto es que tu estabas
En el avión en que volvía
A mi tierra y a mi cama
Envuelto en la melodía
Que me dictaban tus labios
Sonrientes con la armonía
Que solo un arcángel errante
Puede reír con alevosía.

1962 Por los caminos insondables de las sombras

Me voy
Por los caminos insondables
De las sombras
Perennes, gigantescas
Y sin normas,
A vagar con mi sonrisa
Fingida y marchita
A causa de mi desolación.
Estando tan lejos de ti
¿Qué dolor más grande
Me puede acontecer?
Ahora que estoy en tiempos
De abrazar,
No tengo brazos
Que me sirvan de lazos
Para atar
Tu cuerpo a mi cuerpo
Y tu lampara a mi hogar.
Por tal motivo
Me voy
Por los caminos insondables
De las sombras
Perennes, gigantescas
Y sin normas,
A vagar con mi sonrisa
Fingida y marchita
A causa de la desolación,
Que maltrata, acongoja,
Y entumece
Mi rasgado y jadeante,
Vulnerado corazón.

1961 Prohibido llorar de amor en noches de plenilunio

Prohibido llorar de amor
En noches de plenilunio,
Porque en las noches de plenilunio
Cuando los pulmones se expanden
Y se hinche mi pecho
Del aroma de tu flor
Dulce y tropical,
La vida es más placentera,
Por ejemplo hoy
Que es una noche preciosa
De plenilunio
Y el aroma de los azahares
Invade cada rincón
De mi alma sosegada,
Yo te veo con más ternura
Y te veo flotar
Como si fuese luna
Suspendida en las noches
Plateadas de plenilunio.
Por eso me he prohibido
Llorar de amor
En noches de plenilunio
Porque en las noches de plenilunio
Cuando los pulmones se expanden
Y se hinche mi pecho
Del aroma de tu flor
Dulce y tropical,
La vida es más placentera
Y me invade el color
Plateado de los rayos
De la luna que me llenan
El pecho de tu amor.