2007/01/31

2903 Entre tus palomas movedizas

Cuando me ofreciste la vereda
Con tu luz cegadora de sol
Confiado empecé el camino
Calculando mis pisadas
Para no errar con mi corazón.

En esa ocasión, sin saberlo
Por entregarte mi cándido rocío
Durante el diamantino amanecer
Caminé tras tus pisadas y caí
Entre tus palomas movedizas.

Porque pensé que seguía
Tras las huellas de un ser
Celeste y lleno de alas
Sin saber que tus pisadas
Se dirigían hacia el mar.

En esa ocasión, sin saberlo
Por entregarte mi cándido rocío
Durante el diamantino amanecer
Caminé tras tus pisadas y caí
Entre tus palomas movedizas.

Y al pisar con todo cuidado
En cada ala de tus palomas
Sentí que sin remedio perdía
Mis cosas bellas y tiernas
Entre tus locas fantasías.

En esa ocasión, sin saberlo
Por entregarte mi cándido rocío
Durante el diamantino amanecer
Caminé tras tus pisadas y caí
Entre tus palomas movedizas.

2902 El río y la garza

Tú eres como un río
Que se desliza entre rocas
Viendo pasar en tu rivera
Las vaporosas olas
Que se forman
En tu derredor
Y yo soy
Grácil garza
Que se eleva
Entre tus olas
Por encima
De las tristes hojas
Del verde bambú.
Así, juntos tú y yo
Completamos el paisaje
Con vivencias compartidas
De esta espiral viciosa
Que se llama amistad.

2901 Banquete sonoro

Prepárame el banquete
Sonoro
De tus palabras
Que voy en caída libre
Hacia tu pecho.

Haz, por favor, ese gesto
Que me hace
Expeler los demonios
Que llevo dentro
Y cuando ya convertido
En el animal estrambótico
En que sabes
Que me convierto
Por favor dómame
Con tus palabras
Y toca tu dulce arpa
Frente al pabellón
De mis oídos.

Que quiero pastarte
Como si fueses
Gran llanura
De Norteamérica
Y yo un atlético bisonte
Que todo tu territorio
Parsimonioso recorre
En busca de las yerbas
Balsámicas y enajenantes
Con que envuelves
Tu cuerpo.

2900 Mi ojo es rico en lágrimas

Mi ojo es rico en lágrimas.

Las heredó de aquel día
-Nefasto por demás-
En que me dijiste que te ibas.

Mi ojo tiene su propio sistema
Para deshacerse de la tristeza.

Por encima y por debajo
De la parte externa e interna
Del rabillo de mis ojos
Se encuentran
Mis glándulas del desconsuelo.

Produzco un líquido
De limpieza especial:
¡Mis lágrimas!

¡Si pudiera meterme a mi mismo
Por el conducto lacrimal
De mi ojo derecho
Y salir invicto y victorioso
Nadando entre mis lágrimas!

Quisiera poder atar
Con el cinto de Orión
Cada una de las cosas tristes
Que me flotan por dentro.

Y que mis ojos no reciban más
Mensajes de congoja
Por los cuales
Se echen apocados
A llorar.

2899 Del continente de mi cuerpo emigrar

Un viento
De invierno
De repente
Derribó nuestra catedral.

Una tormenta
De nieve
Llenó las paredes
Acolchadas
De nuestro umbral.

Un gélido
Soplido
Desde los truenos
Se posicionó
Sobre mi pecho
De cristal.

Era que tus besos
Habían decidido
Del continente
De mi cuerpo
Emigrar.

Al contempore
Mi alma voló
Tras tus labios
Simulando
Un ala partida
Surcando
El ancho mar.

2898 Te conjuro a que cuando vengas

Te conjuro a que cuando vengas
Con tu sonrisa oblicua a mirarte
Frente al espejo de mis ojos,
Tus labios se tornen mariposas
Y se posen en cada flor
Del prado de mi espalda.

Que sea la diana de mi boca
El único fin de los dardos de tu alma.

Y que cuando la tristeza se asome
Como perro gigante
Con sus mandíbulas de fierro
Tú te tornes un gigantesco castor
Que decidido devaste
La taiga de desidia
Que me atrapa en su interior.

Que seas manta
En las tardes de mi invierno
Y como sombra de peñasco
En tardes de calor.

Que seas viento de locura
Azotando mi cara.

Te conjuro a que cuando vengas
Con tu sonrisa oblicua a mirarte
Frente al espejo de mis ojos,
Tus labios se tornen mariposas
Y se posen en cada flor
Del prado de mi espalda.

2897 Tus besos carnosos

Cuales serán los músculos de mi cara
Que se tensarán el día en que yo,
Lleno de felicidad
Me ría del mundo al verte llegar
E instalar tus tiendas de campaña
Al costado de mi almohada.

Y que tus besos carnosos
Sean vehemente fuego y brea
En los que me consuma
Como ofrenda fénix
A tus ojos y su candor.

Cuál será el ritmo desenfrenado
Del latir de mi corazón el día en que yo,
Lleno de felicidad
Vaticine ante el mundo al verte llegar
Que tus brazos serán la estopa inflamable
En que me envuelva el alma.

Y que tus besos carnosos
Sean vehemente fuego y brea
En los que me consuma
Como ofrenda fénix
A tus ojos y su candor.

2896 El nudo de nuestras piernas cada día al amanecer

Amor mío dime si lo sabes:
Que pasaría si yo dudara del añil
Y no creyeras en el púrpura.

Con qué colores
Se vestiría este rey
Que mora en nuestro corazón.

Que pasaría sí amáramos
Las hojas dilatadas
Y los pétalos caídos.

A donde irían a dar
Las estaciones tropicales
De nuestros besos.

Dime si sabes como desenredar
El nudo de nuestras piernas
Cada día al amanecer.

Que yo tampoco se porqué te amo
Con la insistencia del planeta
Que gira y gira en torno a su eje.

Amor mío dime si lo sabes:
Que pasaría sí yo dudara del añil
Y no creyeras en el púrpura.

Con qué colores
Se vestiría este rey
Que mora en nuestro corazón.

Que pasaría sí amáramos
Las hojas dilatadas
Y los pétalos caídos.

A donde irían a dar
Las estaciones tropicales
De nuestros besos.

Dime si sabes como desenredar
El nudo de nuestras piernas
Cada día al amanecer.

2895 Como si fuese el mismísimo Thor

He esperado a que alguien venga
Como si fuese el mismísimo Thor
Y ágil y raudo con su martillo
Golpee por más de tres veces
El cristal inmaculado de mi pecho
Y haga añicos la cándida ternura
Que espera como niña perdida
En una estación de tren
A convertirse cual si fuese crisálida
En devastadora pasión.

He esperado pacientemente
Que las auroras alumbren mi pelo
Y se trencen arco iris gigantescos
Como enredaderas en mis cabellos.

Estoy como pupila errante
O satélite sin dirección,
Como nave ingobernada,
Mi pecho está lleno de aflicción.

Porque sin sospechar siquiera
Que eras carnoso fruto amargo
Orienté el ala equivocada
Hacia la luz de tus ojos
Y habiendo perdido el camino
Dentro de ti y por tu luz
Hube de entregarme
En alas y plumas
A tu garganta.

Hoy y ahora que no me queda
Más juventud
Para dar a cualquier otro
Transeúnte que me venga
Con cuentos a flor de boca
No se que hacer.

He esperado a que alguien venga
Como si fuese el mismísimo Thor
Y ágil y raudo con su martillo
Golpee por más de tres veces
El cristal inmaculado de mi pecho
Y haga añicos la cándida ternura
Que espera como niña perdida
En una estación de tren
A convertirse cual si fuese crisálida
En devastadora pasión.

2894 Que la noche transcurriera oscura y azul

Que la noche transcurriera oscura y azul
Ya era un exceso para la paloma de luz
Que vivía moribunda en el centro de mi calma.

Esa noche hice latir
El corazón púrpura de Plutón
Y quise resurgir de entre mi crisálida.

Cuando la bóveda celeste
Vuelva a tornarse estrellada y fría
Como hoy
Quisiera que espontáneamente
Me cedieras sin mágicas palabras
Una manta de sol,
Y que me cubras del frío estival
Que me deja esta noche
Con mis alas rotas.

Que la noche transcurriera oscura y azul
Ya era un exceso para la paloma de luz
Que vivía moribunda en el centro de mi calma.

2893 Caballo lunar

Mi corazón es un caballo lunar
Que galopa ingrávido
Cuando de tus labios
Brota espontáneamente
La canción.

Me cantas con tus labios
Y haces que desde lo hondo
De mi interior
Reverdezca la esperanza
Como si fuese la vara de Aarón.

Mi corazón es mariposa solar
Que se asienta impávida
Cuando de tus manos
Sale tiernamente
La canción.

2892 Como si fueses demonio de la china

¿A dónde va la amplia caravana
De tus besos producidos
Al contempore de la aurora?

Recorrerá estación tras estación
Mi sinuosa, vertebrada espalda,
Cada vagón será una flor ocupada
De reivindicar las estrellas
Que se hacen vapor en mis ojos.

El deseo que es
Liberador de escorpiones
Vendrá vestido de cielo
Por mi contrarrestante dulzura.

Ya las brújulas
En esta nave de mi cuerpo
Apuntan como magnetizadas
Al baúl de mi alma,
Es seguro que me poseerás
Como si fueses demonio de la China.

Espero que de allí traigas telares
Con los que puedas adornar mi cuerpo
Y ungir mi frente y mis mejillas
Con la miel de tus labios.

Por eso voy confiado
En el delirio de estar contigo
Fuera y lejos
Y apartar por eternidades
Las fecundas flores venenosas
Que pretendan resurgir.

2891 Por más de cinco veces

Apareciste entre la luna y el sol
Rivalizando tu sonrisa
Con la aurora.
Viniste porque supuestamente
Yo te habría de enseñar
A cultivar un millón de rosas.
Dijiste que los arcángeles
Que te recorrían el cuerpo
Deseaban algunos besos
De los que yo podía dar
Y cuando nuestras atónitas miradas
Hubieron de encontrarse
Por más de cinco veces
Al instante lo supe:
Era contigo con quien cultivaría
Las rosas
En esta temporada fría
Al costado de mi cama.