1999/01/31

1941 Espejismo náutico

Te lanzo una botella mística
Envuelta entre los besos
Más desesperados,
Producidos
Por mi pantagruélica pasión.
Cuando esta ilusa botella
Llegue a su destino
Encontrarás
Escrita la ruta de peregrino
Que caminé tiempo atrás,
Cuando la luz de mi camino
Apagada estaba,
Sin más ni más.
Yo podría arrojar si quisiera,
Una lista de recuerdos
Que numerados llegan al mil,
Yo podría arrojar si quisiera
Una impotencia que crece
En este mar de llamas azules,
Podría arrojar si lo deseara,
Mi sombra marchita,
Mi crepúsculo,
Una aurora,
Yo podría arrojar una aureola
Que ya no me ajusta más,
Yo podría arrojar una paz
Fingida ante el altar,
Si quisiera podría tirar
Cada una de mis mentiras,
Mis preciosas y cultivadas mentiras,
Pero no,
Solo he optado por lanzarte
Una botella mística
Envuelta entre los besos
Más desesperados,
Producidos
Por mi pantagruélica pasión,
Con la esperanza de que encuentres
El camino que conduce
A mi vehemente,
Nostálgico
Y humano corazón.

1940 Como un caballito de mar

Yo deseo galopar
Sobre tus planicies marinas
Como si fuesen mis manos
Un caballito de mar.
Que tus brazos me empujen
A caer en los lazos
De tus nubes
Y que tus caricias
De querube
Me sirvan de edredón y coñac
Para que calientes por dentro
Y por fuera mi cuerpo
Y confundirme con tu verdad.
Son estas tus limpias manos
O son bandada de pájaros,
Multitud de pétalos,
Atropellada horda de soles,
Oleada, muchedumbre,
O enjambre de desesperación.
Porque solo se que torno insano
Cuando veo que tus manos
Tienen la disposición adecuada
A la caricia de mi ser
Quien pudiera sentir
Que tus dedos cual tropel
Arden como estopa
En los parajes de mi piel.

1939 Es costumbre que mi boca

Es costumbre que mi boca
Vague con una mueca
De angustia y desesperación
Buscando incesantemente
Un alma gemela
Que quiera
Desterrar y abolir
Mi soledad, mi aflicción.

Esta aflicción de mi espíritu
Se inflo en mi corazón
Como un globo estratosférico
Que se llena sin razón.

Es costumbre que mi boca
Vague con una mueca
De amargura y desolación
Buscando incesantemente
Un alma gemela
Que quiera
Desterrar y abolir
Mi desamparo, mi desesperación.

Este desamparo de mi alma
Se inflo en mi interior
Como un dirigible oceánico
Que me aplasta el corazón.

1938 Almohada de algas marinas

Bajo tu cabeza al recostar
Colocaré a propósito
Y no por azar,
Una mullida almohada
De marinas algas,
Para que sueñes
Con antiguos pecesitos de color,
Y que sepas que mi amor,
Por ti florece como florece
La reverdecida vara de Aarón.
Yo quiero,
Que al momento de mi naufragio
Definitivo e inminente
Tu seas la corriente
Que azote mi barca,
Yo quiero poseer la marca
De tu boca omnipresente
En cada rincón, cada espacio,
Cada árbol y su simiente,
Cada espora en la diáspora,
Cada planta de talasia,
Cada sima, cada cima,
Cada montaña y su vertiente,
Para poder colocar
Bajo tu cabeza al recostar
A propósito y no por azar,
Una mullida almohada
De marinas algas,
Para que sueñes
Con nítidos arco iris poseídos
De fragancias llenas de color,
Y que sepas que mi amor,
Por ti florece como florece
La reverdecida vara de Aarón.

1937 Con el agua al cuello

Las estrategias diseñadas
Por mi torpe y ufana cordura
Para echar a andar
De nuevo mi nueva vida,
Incluían un acápite
Dedicado a la locura
Que me sobrevendría al instante
En que tu cálida ternura
Me faltara.
Planifiqué que mi cara
No se inmutaría
Cuando como estrella fugaz
De mi lado tu te fueras.
Pero ahora que los años
Han pasado por mi vida
Y que no he vuelto a ver
De tus ojos el destello,
De tu suavidad una piel,
Me veo con el agua al cuello
Me veo con la muerte cruel
Que susurra a mis espaldas
Como si fuese perro fiel.
Y si supieras mi bien,
Que las estrategias diseñadas
Por mi torpe y ufana cordura
Para echar a andar
De nuevo mi nueva vida,
No lograron echar a andar
La preventiva anti locura
Que me sobrevino al instante
En que tu cálida ternura
Me hubo de faltar.

1936 Puesta de sol

Lo que me ocurre en este instante
No es una puesta de sol,
Es el ocaso fulminante
Del amor
Más puro que viví.
Lo que sucede en mi pecho
No es que me está azotando
Un ventarrón invernal,
Es una lucha mortal
Que deja mi corazón
Destrozado y desecho.
Lo que ocurre a esta hora
No es que mi aurora
Cesa de resplandecer,
Es que mi corazón y cabeza
Se llenan de espectros
Lúgubres y sombríos
Que llenan el pecho mío
De temor, locura y desazón.
Es en el ocaso de mi amor
Cuando yo miro el triste sol
Como se hunde en la melancolía
Del mar de mi ilusión.

1935 Caracolas

El viento simula vírgenes olas
Sobre la verde yerba silvestre
Y tu cuerpo de amapola
Simula una caracola,
Una sirena durmiente.
En tu cuerpo las caracolas
Han instalado un jardín
De coloridas corolas,
En las que quisiera perderme
Como si fuese aviador
Que precipitado se enrola
Con el mar, con el abismo,
Que se estrella en el farallón
Y que sin respiro se pierde
Entre la bruma de tu amor.
Yo quiero anclar,
Cual Alfonsina,
Mi morada en las caracolas
De tus labios,
Yo quiero atarme,
A tu dulzura benigna.
Enroscarme cual caracol
En tu corola divina,
Beber sin saciarme de tu amor.

1934 Una némesis en el hogar

Ven, llena mi casa de luz
Con tu sonrisa,
Hazme descender de la cornisa
En donde empecé a caminar
Desde ese justo momento
En que tus ojos preciosos
Dejé de contemplar.
Yo quiero que tu seas
Mi némesis en el hogar
Y que complementes los huecos
Que me vagan por el cuerpo
Cual quásar,
Palpitando en mis adentros
Como si fuesen sustento
Del vacío remoto
Que me produce el pensar,
Que ya no estás a mi lado
Y que solo tengo el penar
De las sombras angostas
Que vagan
En mi casa
Y que habitan
En el fuego de mi hogar.
Ven, llena mi casa de luz
Con tu sonrisa,
Hazme descender de la cornisa
En donde empecé a caminar
Desde ese justo momento
En que tus ojos preciosos
Dejé de contemplar.

1933 Mi otro yo y tu otro tú

Yo y mi otro yo
Nos colocamos frente a frente
Ante al espejo,
Y con la fuerza misma
Con que el pastor David
Lanzó su certera honda,
Lancé un bumerán a los días
En que tenía
Un arcángel errante a mi lado,
De este lado del espejo,
Y vino el bumerán cargado
De tristeza y melancolía,
Trajo recuerdos anejados,
Trajo sombras de la fantasía
Que viví como un niño encantado,
Trajo la cruz de aquel día,
En que yo perdí de mi lado
La luz de la armonía.

1932 Deshidratado de amor

Yo que en estos días
Tengo las lágrimas
A flor de pupilas
Y ahora este golpe de tristeza
Que llega cual maremoto
Hasta esta angosta isla
Que tengo centrada
En mi marchito pecho,
Me va a dejar el cuerpo
Deshidratado de amor
Y el ánimo desecho
De pusilanimizante dolor,
Porque cuando partiste
A causa del empuje
De los vientos alisios
Que te llevan a otro lugar
Mi corazón se volvió un mar
De sollozantes suspiros
Porque yo en estos días
Tengo las lágrimas
A flor de pupilas
Y este golpe de tristeza
Que llega cual maremoto
Hasta esta angosta isla
Que tengo centrada
En mi marchito pecho,
Me va a dejar el cuerpo
Deshidratado de amor
Y el ánimo desecho
De pusilanimizante dolor.

1931 Al pairo

Lo único que mantiene íntegro
Mi humano corazón de carne
Es esa imagen precisa
Que conservo de tus manos
Acariciando mi espalda
En tiempos en que estaba abierta
La puerta del puerto
Que me conducía a la angustia
De la soledad.
Lo que mantiene el concierto
En esta mi alma sin ti
Es que yo se que tu puerto
Siempre permanece abierto
Para mi.
Porque cuando estaba perdido
Inerme, extraviado y pasivo
Ante el insoportable dolor
De saber que había nacido
Para no vivir con tu amor,
Yo me dejé llevar
Bogando al pairo,
Con las velas tendidas
Ante la desesperación,
Me volví sedentario
Ante la tristeza,
Me quedé quieto
Ante el temor.
Hasta que tus ojos de fuego
Divisaron en la distancia
Que las velas de mi cuerpo
Podrían ser henchidas
Y sanamente dirigidas
Hacia tu puerto de amor.

1930 La verdad es que mi alma

La verdad es que mi alma
Nació como una nación
Que no habría de tener
Habitantes amorosos
Para poblar sus ciudades,
Grandes urbes, villas o aldeas,
Esta mi alma no es nación
Ni imperio como el de Caldea,
Es solo una barca que boga,
Solitaria y melancólica,
Por los parajes de la miseria.
Mi corazón fue enrolado
En el servicio obligatorio
De la pena,
La noche en que la arena
De tu playa invadió
Mi soledad eterna.
Cuando descubrí que a mi lado
Dejabas la condena
De querer verte y no poder verte
En mi cuerpo de dolor
Se me inflamaron las venas.
Mi corazón fue empujado
A tomar el buque desolado
De la pana.

1929 Surfing

Cada vez que contigo
Muerdo la manzana prohibida
Del amor,
Yo siento que mi corazón
Es tiernamente invadido
Por un alud de savia
Que cálidamente llena
Los mas recónditos rincones
De mi razón.
Cada vez que contigo
Lleno los estanques vacíos
De mi pasión,
Yo siento que mi ilusión
Se remonta sobre una tabla
Y tus vientos me impulsan
Sobre la gigantesca ola
Que significa tu amor.

1928 Ejército marítimo

Cuando los caballitos de mar
Galopen como si fuesen
Mis manos poseídas
Por este gigantesco delirar,
Será el momento propicio
Para mis utópicas ilusiones
Materializar.
Sobre tu cuerpo
Poseído de mortal ternura
Mis manos serán el ejercito
Del Gran Khan.
Y galopar por tu cintura
Y conquistar cada campo
Y su gloria sin premura.
Porque cuando mis manos galopen
Como si fuesen lo mismo
Que horda gigantesca
De caballitos de mar,
Será el momento preciso
Para mis utópicas ilusiones
Materializar.
Y besarte como solo un loco
Se atreve y puede besar,
Porque creo que a este paso
De pensar tanto en tu ser
Se han desatado los lazos
De mi cabeza y mi piel
Arde en llamaradas azules
Como solo un trastornado ser
Puede arder poseído
Por la vehemencia de materializar
Sus utópicas ilusiones
Como si fuesen lo mismo
Que gigantesco ejercito marítimo
De caballitos de mar
Que deciden de improviso
Por el planeta de tu cuerpo,
Desesperados, galopar.

1927 Océano de melodía

Cuando me tomas en tus manos
Y mis alitas malheridas
Tiemblan bajo tu control
Yo soy solo un pobre gorrión
Que trina poseído
Por la emoción
De tu cálida caricia.
Mi garganta gorjea
Como la de un canario
Tan solo si a mi lado
Siento tus labios
Poseídos de candor.
Y cuando despliegas tus alas
Poseídas de color
Inevitablemente pierdo el trofeo
Que llevo en el corazón
Y se deshace mi alma en deseos
De comer como copo de nieve
De tu carne encendida en pasión.
Es en ese preciso momento
En que desde los cielos abiertos
Se entona la canción
Que como océano de melodía
Invade nuestra ilusión,
De tenernos uno al otro
Como si fuese olímpica medalla,
Opulento trofeo
O inmaculado galardón.

1926 Naturaleza muerta con espejo

Hay un espejo dejado al descuido
En el horizonte de mi calma,
Refleja una luz que crepita sin ruido
En el plano perdido de mi karma,
Y una veta de dolor prohibido
Durmiendo acurrucado en mi cama.
Y doce lunas que me cuelgan perdidas
Disparadas como balas de salva
Esparcen el diámetro de mi herida
Tiñendo mis sabanas de malva,
Ellas dejan mi euforia vencida,
Llenando de soledades mi alba.
Hay un espejo dejado al descuido
En el horizonte de mi calma,
Refleja una luz que crepita sin ruido
En el plano perdido de mi karma,
Y una veta de dolor prohibido
Durmiendo acurrucado en mi cama.
Doce heridas me colman la vida
Su reflejo en el espejo quita mi calma,
Cada uno vuela y no anida
En mi otrora cálida cama
Haciendo de mi ilusión perdida
Un desastre repleto de nada.
Hay un espejo dejado al descuido
En el horizonte de mi calma,
Refleja una luz que crepita sin ruido
En el plano perdido de mi karma,
Y una veta de dolor prohibido
Durmiendo acurrucado en mi cama.

1925 Mi acostumbrado disfraz

No es que el carnaval brasileño
Se haya instalado en mi cara,
Como si fuese lo mismo
que la arena impoluta de la playa,
Ni que el baile en la calle
Haya acaparado el sentido
Que me lleva al nirvana.
No es que el espíritu mismo
de un super héroe vivo
haya arrebatado en vilo
el espíritu de mi alma,
Ni que los duendes prohibidos
Hayan hecho conmigo
El maniquí de su karma.
Solo he tomado el disfraz
Que me pongo cada mañana
Para salir airoso
A la calle y su maraña
Y volver a mi refugio
Gozoso de que la hazaña
Que libra mi corazón
Cada día y cada noche
No ha acabado con mi ilusión.

1924 Cual Leviatán malherido

Yo creía que mi pequeño corazón
Era vigoroso como un Sansón,
Robusto y fuerte,
Yo pensé que el músculo de mi pecho
Podría resistir el hecho
De no verte,
De que te fueras de mi alrededor,
Yo juraba que aunque te fueras
A la quinta dimensión
De todas formas estarías
Palpitando en mi interior,
Yo creí que mi sentimiento
Palpitaría eterno
En lo hondo de mi razón.
Porque estando junto contigo
No precisó mi corazón
De una manta o abrigo
De cálida hoguera o tierna canción,
Porque tu fuiste a mis sentidos
Mi manta y mi abrigo,
Mi hoguera y mi canción.
Yo creía que mi pequeño corazón
Era vigoroso como un Sansón,
Robusto y fuerte,
Yo pensé que el músculo de mi pecho
Podría resistir el hecho
De no verte,
Porque mi pobre pecho vencido
No había advertido
Que sin ti solo representaba
Un Leviatán malherido.

1923 Las estrellas que me guían

No es la magna estrella polar
Ni tampoco los atados lazos
De la constelación de Orión.
No es el camino de Santiago,
Ni la ruta que trazara
En los mares Cristóbal colón.
No es la rosa de los vientos
Ni son tampoco las migajas
De Hansel y Gretel que me llevan
A la puerta de tu interior,
No son las alas de un ángel,
Ni tampoco un carro de fuego
Que me transporta en los aires
Y me ilumina la razón.
No son líderes auténticos,
Ni chamanes agoreros
Los que indican el derrotero
Que acrecienta mi pasión.
No es la magna estrella polar
Ni tampoco los atados lazos
De la constelación de Orión.
Las estrellas que me guían
Hasta tu humano corazón
Son tus ojos de eterna bella
Que refulgen como estrellas
Orientando mi corazón.

1922 Siete garfios

No estoy loco, no,
Ni he sido impresionado
Por los cuadros de Frida Kahlo.
Lo que sucede es que tengo
En lo hondo de mi corazón
Siete agudos garfios
Que están acabando con mi pecho
Ya desecho
Por la locura de te esperar.
Siento, presiento y resiento
Un gigantesco elefante
Que baila flamenco
Y me oprime el corazón.
Cada garfio colocado
Por el padre tiempo
En la playa de mi pecho
Me tiene la vida mortecina
Porque cada leve oleada
Que viene a mi orilla
Viene impulsada por la tristeza
Y la pesadilla
De saber que ni aun en sueños
Te volveré a ver,
Y mi ser
Cargado, compungido,
Aplastado y malherido,
No puede más soportar
Que otro garfio de tiempo
Arañe sin compasión,
El músculo de mi pecho,
La carne de mi corazón.

1921 Desorbitados mis ojos

Cada noche
Al llegar con sus alas oscuras
La madrugada,
Yo estoy despierto
Esperando que tu beso
Llegue a este, mi desierto
Y que tu caricia primitiva,
Como alas de águila nunca vencida,
Entre por la abierta ventana
De mi vida,
Para que reverdezcan
En mis insomnes pupilas
Los sueños y las ilusiones
Que en otros tiempos compartí,
Cuando contigo viví
Las luminosas madrugadas
En que las hadas
Y los duendes de la locura
Sacaban de nuestros cuerpos
La más estrambótica ternura
Y henchía nuestros sueños
La más morrocotuda dulzura.
Cada noche
Al llegar con sus alas oscuras
La madrugada,
Yo estoy despierto
Esperando que tu beso
Llegue a este, mi desierto
Y que tu caricia primitiva,
Como alas de águila nunca vencida,
Entre por la abierta ventana
De mi vida,
Porque así, de mis despojos
Me levantaré como gladiador
Y mis desorbitados mis ojos
Irradiarán fuego de amor.

1920 Apuntes para el diario de un insomne

Los innumerables trazos
Que en momentos de delirio
Con mis pies y con mis brazos
Esbocé pensando en ti,
Han llegado a acumularse
En los cuatro costados de mi calma
Creando nuevas montañas
En las planicies de mi alma,
Impidiéndome dormir
Entre los lazos de mi cama,
Y me obligan a velar
En el regazo de mi karma.
Hay cientos de versos
Escritos con inquietud,
Y que permanecen dispersos
En mi diario de juventud.
Todos fueron hechos
Con innumerables trazos
Que en momentos de delirio
Con mis pies y con mis brazos
Esbocé pensando en ti,
Y han llegado a acumularse
En los cuatro costados de mi calma
Creando nuevas montañas
En las planicies de mi alma,
Impidiéndome dormir
Entre los lazos de mi cama,
Y me obligan a velar
En el regazo de mi karma.

1919 Cuando el espejo se torne de fierro

Cuando el espejo se torne de fierro
Y escupa mi rostro amigable,
Yo no dejaré al desconsuelo
Tirar mi ilusión cual ropaje
Que lanzado por el suelo
No sirve para el carruaje
Que me conducirá a los cielos.
Cuando el espejo se torne de fierro
Y luche contra mi razonamiento
Yo no dejaré a la locura
Abatirme los pensamientos,
Ni que la enorme pavura
Arranque de mi los cimientos
Que me permitirán la cordura
De ver a mis sentimientos
Floreciendo como florecen
Los frutos de la ternura.

1918 Los labios del cristal

Al momento preciso
En que mis pupilas
Desesperadas
Besan los labios del cristal
Que forma el espejo de mi alma,
Siento que mi razón
Escruta como con magia
Los cofres secretos
Que aun no han sido abiertos
Por mi ilusión.
Al momento preciso
En que mis desesperadas
Pupilas vencidas
Besan los labios
Del cristal que forma
Mi espejo interior,
Siento mi razón agonizar
Por no hallar la llave
Que permanentemente abre
Los baúles secretos
Que tengo repletos
De sueños en mi interior.
Al momento exacto
En que mis angustiadas pupilas
Besan los labios
Del cristal que forma
Mi espejo interior,
Se que mi corazón
Atraviesa con impotencia
Los puentes secretos
Que conducen a los besos
Nunca dados con demencia
Por mi razón.

1917 Autorretrato del dolor

En las profundas cavilaciones
Que pasan ante mis ojos,
Como caravana estrambótica
De mercaderes de ilusiones,
Cuando estoy al frente
Del traslucido espejo
Que tengo en mi alma,
Puedo hacer si quisiera
Como por arte de magia,
Un autorretrato del dolor.
Porque las efímeras candilejas
Que vinieron encendidas
En la otrora primavera
De mi amor,
Hoy permanecen dormidas
Por la fuerza de los vientos
Del temor,
Que me ha sido sembrado
En lo hondo
De la paz de mi corazón,
Junto con la partida inminente
De tu miel y su sabor,
La salida urgente
De tu piel y su color,
La ausencia perenne
De tu ser y su calor.

1916 Como un papiro en el Nilo

Al lanzar la red de tus besos
Y quitar de mi cuello el peso
De la piedra de molino
Que tenía amarrada
Como lastre, como desecho,
Mi enclaustrada alma,
Tu liberaste mi pobre pecho
De la desdicha que andaba
Campeando por sus fueros,
Y fue el momento certero
De tu llegada a mi nido
Lo que me hizo reverdecer
Como un papiro en el Nilo,
Yo me sentí en mis aguas
Cuando tus besos y abrazos
Inundaron la superficie
Más profunda de mis océanos,
Tu llegaste a inundar
Cada una de mis marismas,
Mis pantanos y turberas,
Tu llenaste mis estanques,
Creaste nuevos lagos y mares,
Hundiste tus mágicos besos
Hasta mis regiones abisales
Y en el momento certero
En que la desdicha estaba
Campeando por sus fueros,
Supliste de amor mi nido,
Lo que me hizo reverdecer
Como un papiro en el Nilo,
Yo me sentí en mis aguas
Cuando tus besos y abrazos
Inundaron la superficie
Más profunda de mis adentros.

1915 Si te miras en mis ojos al llegar la soledad

Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Te aseguro que no verás
Etéreos paisajes holandeses
Creados con primor y libertad,
Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Te aseguro que no verás
Sutiles alas de arcángeles
Poseídos de ilusión y de verdad,
Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Te aseguro que no verás
Carruseles que giran perennes
En los ejes de la felicidad,
Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Te aseguro que no verás
Monumentos alegóricos al gozo,
Ni a la dicha ni a la fortuna,
Ni a la sosegada tranquilidad,
Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Sólo verás los fragmentos
De la desilusion,
La locura,
El desaliento
Y la ansiedad
De verte viendo mis ojos
Vacíos de amor y de bondad
Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Solo verás un espejo
Quebrado por la ansiedad
De no tenerte presente
Ni siquiera para verte,
Cuando camines al frente
De mi vacía humanidad.
Si te miras en mis ojos al llegar la soledad
Verás que sólo estoy solo
Esperando que tu bondad
De arcángel omnipotente
Libere la cualidad
De mi ser impenitente
Que no tiene libertad
Si no es contigo presente
Para que liberes mis ojos
De la prisión que me esclaviza
Al llegar la soledad.