1995/02/28

1393 Semelhante ao olor dos hare krisna

Permanentemente.
Como a fonte d’água de vida
Que flui
Na Nova Jerusalém
Assim vou amar você
Mais não é porque eu deva receber
A honra de amar você
Mais do que outro mortal
Senão porque semelhante
Ao olor dos hare krisna
Você despede aroma de amor
A cada passo que dá
E ainda teimosamente
Eu negasse-me a adorar você
O que faria seria automachucar-me
Porque no meu interior ficaram
Ascendidas enormes luzes
Que estavam desde sempre dormidas
E que foram acordadas
Ao ritmo do seu caminhar
E seu que junto a você
Vou a descobrir no nosso céu
Novas e novas estrelas
Porque no seu lado eu sinto-me
Navegar como se fosse
Um foguete no espaço.

1392 Semejante al olor de los Hare Krishna

Permanentemente.
Como la fuente de agua de vida
Que fluye
En la Nueva Jerusalén.
Así te voy a amar.
Pero no porque merezca
El privilegio de amarte
Más que cualquier otro mortal,
Sino porque semejante
Al olor de los Hare Krishna,
Despides aroma de amor
A cada paso que das.
Y aunque rotundamente
Me negara a adorarte,
Lo que haría sería autoflagelarme.
Porque en mi interior permanecen
Encendidas gigantescas luces,
Que estaban desde antaño dormidas
Y que fueron despertadas
Al ritmo de tu caminar.
Yo sé que junto contigo
Voy a descubrir en nuestro cielo
Nuevas y nuevas estrellas,
Porque a tu lado yo me siento
Navegar como si fuese
Un cohete en el espacio.

1391 Moldeado cuerpo de porcelana china

Mi mirada detrás de ti
Es semejante a un girasol
En torno al astro rey.
Y si caminas constantemente
En mi derredor,
Estaré corriendo el riesgo
De que se desorbiten mis ojos
Como si fuesen los de un camaleón.
Porque la exacta armonía
De tu juvenil rostro
Hace que me distraiga
De todo lo que me rodea,
Y me pierdo en el laberinto
De tu cuello y tus hombros,
Tus pechos y tus caderas,
Y con el estruendo sagrado
De tu risa sencilla y tierna,
Salgo de mi éxtasis
Para caer de nuevo
En la magia absorbente
Que despiden tus ojos dulces
Y mientras tu imagen atraviesa
Mis pupilas.
Navegando por mi nervio óptico,
Hasta llegar al rincón secreto
En donde permanecerá por siempre
La urgente ilusión de verte,
Quedo adherido de tu voz,
Que es semejante
Al rumor de las caracolas marinas
Musitando en mis oídos
Los secretos más inverosímiles
Que encierras, en tu moldeado cuerpo
De porcelana china.

1390 Marabunta

Las ratas se lanzan a la mar
Antes de que el barco se hunda.
Pero lamentablemente creo
Que ni el flautista de Hamelin
Podría desterrar esta tristeza,
Tan profunda,
Que como una marabunta,
Invadió con autonomía
Mis villas y castillos,
Mis palacios y monumentos,
Mis catedrales y santuarios,
Mis cielos y mis infiernos,
Destrozándolo todo,
Como una horda de termitas.
Porque la tristeza antigua
Que vive conmigo
En la puerta contigua
A mi dolor,
Envenena de forma continua
Mi inestimable ilusión,
Justo desde el momento
En que decidiste irte,
Dejando la invasión
De tristes flacas vacas
Que devoran mis gordas vacas
Sin ninguna conmiseración.

1389 Otoñal árbol

Ante la desnudez absoluta
De un otoñal árbol,
Me quedé como de mármol
A observar la anatomía
De sus delimitaciones,
Y me imaginé sin querer
Tu cuerpo magistralmente esculpido,
Que sería la frustración
De Celtas, Griegos y Romanos.
Porque la suave circunnavegación
Del pincel y el cincel cósmico,
Que talló y pintó,
Tu boca y tus ojos,
Y que moldeó despaciosamente
Tu pecho,
Fue tan precisa y singular
Que estoy pensando seriamente
Que has sido fruto
De mi vehemente deseo
Por tener junto conmigo,
Un trozo de cielo
Con formas humanas.
Porque tu cuerpo es a mi cuerpo
Como la lámpara maravillosa
De Aladino.

1388 Como la ofrenda de Abel

Si yo hubiese sido Salvador Dalí,
De seguro que mi virtuosa locura,
Unigénita y primogénita,
Como la ofrenda de Abel,
La habría dedicado para ti
Y puedo categóricamente jurar
Que tu nombre no sería Gala,
Sino Priscilla.
Porque no sé como diablos explicar
Que desde mi vasto tiempo de eternidad
Hasta mis ínfimos megasegundos,
Están totalmente ocupados
Por el sonido de tus pisadas
Que retumban como el eco
En un valle intramontano
Y no con toda la inmodestia
Que soy capaz de presumir,
Puedo decir,
Que he sido el elegido
Para disfrutar contigo,
Del aura inmaculada que rodea
Como si fuese espesa niebla
Tu gentil y honorable figura
De geisha japonesa.

1387 Con el estrépito de las muchas aguas que masajean las playas de mi isla

Con el estruendo de los cantiles
Que bordean las largas costas
De mi fantástica isla.
Con la extenuante fascinación
De una aventura novedosa,
Me entregué a tu sombra.
Para reposar tranquilamente
Bajo tus alas de arcángel
Y sentirme reconfortado
Con el estrépito de las muchas aguas
Que masajean las playas de tu isla.
Y deleitarme y extasiarme
Con el rumor de los pinos
Acariciados por el viento de tu voz.
Quiero que escribas
En las tablas de mi pecho
Los códigos de tu ley,
Y si la condena me espera
Por amarte con liberalidad,
Yo no seré el primero
Ni el último de los mártires
Que muera devorado,
Por las escandalosas llamas
De la inquisición fatal
Que posee las mentes
De casi todos los humanos.
Y lo que más me dolería,
No es que muera eternamente
En el infierno de mis dudas,
Sino el saber que no me amaste
Por temor al qué dirán.
Porque yo me he entregado
A tus gentiles brazos,
Como la estopa sin rechistar
Se entrega a las llamas
Y se deja devorar,
Única y exclusivamente
Por sentir tus manos fundiendo
Cada resquicio de mi universo.

1386 Buceo a pulmón

Si de verdad tienes que irte
Por favor enséñame antes
El arte del buceo a pulmón,
Porque no estoy seguro
De poder garantizar
Mi supervivencia sin tu ser,
Ya que las cataratas de mis párpados
Formarán mares en mi derredor,
Y si no sé cómo manejar
La espantosa situación,
Lo que me quede de vida
Después de tu partida,
No lo podré redimir,
Sino que tendré que claudicar
El resto del tiempo
Que permanezca lentamente
Muriendo en agonía sin ti.

1385 Como si fueses un Dios

Es que quiero que fluyas por mis poros
Y por cada una de mis esporas
Y que mis pensamientos en la diáspora
Queden imprentados por tu luz
Atraviesa las puertas de mi espíritu
Como la electricidad atraviesa
Los átomos de cobre
Y ante la puerta cerrada
De mi humano corazón
Siéntete como si fueses un Dios
Autónomo, independiente
Y por demás todopoderoso
No permitas que yo limite
Tu capacidad de entrar a mi alma
Ni dejes que yo cierre
Las ventanas de mi mente
Ni permitas que se apaguen
Las lámparas de mis ojos
Sin antes ver tu gloriosa
Y deslumbrante dulzura
Erguida ante mi ser
Como sé que solo tú
Puedes, si quieres hacerlo.

1384 Espiral apoteósica del placer

Cuando entre suspiros me implores
Que ya basta por esta vez
Será entonces cuando comiencen
Tu espíritu y mi espíritu,
La lenta ascensión
De la espiral apoteósica del placer,
Hasta que nos estrellemos
Simultáneamente
En el espejo del firmamento.
Entonces se van a dilatar al compás
Nuestras pupilas encendidas
Y se relajarán nuestros cuerpos,
Como si fuesen un resorte
De una catapulta en tiempos de guerra,
Y cuando extenuado me veas
Por favor abrázame con fuerza
Y no digas nada,
Porque el idioma que se habla
En las más inverosímiles alturas
No necesita de palabras.
Porque la ternura que preciso
Solo la quiero de tu mano,
Porque sé que puedes hacer de mi
Un recién nacido acunado
En tus brazos que son,
Exactamente como las literas
En donde duerme la reina de Saba.

1383 Un hambriento pulpo en alta mar

Con una espantosa hambre de tu cuerpo
A la hora de los perros
Desperté,
Pero te habías ido por mi ventana
Como si hubieses sido
El aire que transpiro,
Y créeme que me cuesta confesarlo
Pero como si fuese un pulpo
Con hambre en alta mar,
Tuve que comer mi propio cuerpo
Para poder apaciguar
Ese monstruo que despertó
Como si fuese Godzilla,
A la hora de los perros
Buscando de tu pasión
Y pensé que debía de tener
El Diablo dentro,
Porque esa llama tan exagerada
Que no podía ser apagada
Ni siquiera con el mar
No podía ser normal
En un espíritu humano.
Porque la espantosa hambre
De tu cuerpo
Hizo que me despertara
A la hora de los perros,
Pero tú ya no estabas
Porque estabas
En los brazos de la luna.
Entonces como si fuese un pulpo
Hambriento en alta mar
Tuve que devorar
Mi propio cuerpo,
Para poder calmar
Ese monstruo que como Godzilla,
A la hora de los perros
Despertó
Buscando de tu pasión.