2013/06/16

3664 Déjà vécu

Nunca me sucede a solas.

Siempre siento el torbellino
Que me arrastra
Cuando tu presencia se materializa
A la frontera de mis pupilas.

Y me palpo por dentro
Justo en el momento
Cuando se atornillan
Todos los vientos
Del universo
En torno al músculo
De mi pecho.

Nunca me sucede a solas.

Siempre me sucede contigo
Y siento que esto es
El enésimo infinito reiterado
Déjà vécu.

Publicar un comentario